viernes, 9 de marzo de 2018

Ángel Negro: LA CRUZ

Jorge Himitian: COMO LO HIZO JESÚS



Jesús les dice a sus discípulos: Todo poder y autoridad me ha sido dada en lo cielos y en la tierra, por lo tanto ahora ustedes vayan y hagan discípulos a todas las naciones; no solamente aquí en Israel, sino en todas las naciones. Lo que yo hice con ustedes es lo que ustedes tienen que hacer a otros.

Sobre estas palabras del evangelio de Mateo, Dios nos dio luz. Nos dimos cuenta de que en nuestros programas como iglesia teníamos reuniones de todo tipo: reunión de evangelización, reunión de la cena del Señor, reunión de enseñanza, reunión de oración, escuela dominical, reunión de jóvenes, reunión de adolescentes, reunión de mujeres, reunión de bautismos, y hasta de casamientos y entierros. Pero, ¿hacer discípulos? No sabíamos que era eso.

Recuerdo que alguien nos preguntó:
¿Cuántas reuniones tienen en la semana?
-Muchas, y de diferentes clases.
Y ¿cuántos discípulos están formando?
No sabíamos qué responder.

La luz principal que recibimos sobre el discipulado vino a través del hermano Iván Baker (ya con el Señor). Iván se había reunido con un grupo de obreros y hermanos de su congregación de Isidro Casanova (Zona Oeste del Gran Buenos Aires), para buscar al Señor en oración. Allí Dios les habló sobre el llamado de Jesús a Simón Pedro y a Andrés, y la promesa de hacerlos “pescadores de hombres”. Iván comprendió la radicalidad del llamado de Jesús al decir: “Sígueme”, a fin de que cada convertido fuera un discípulo de él. Y luego el Señor los llevó al pasaje de Mateo 28.18-20. Era a mediados del año 1968. Iván nos fue compartiendo esta revelación.
Esto produjo un gran cambio en nuestra comprensión de la gran comisión, y gradualmente cambió nuestro ministerio y nuestra metodología de trabajo en la edificación de la iglesia.
Antes nuestras actividades principales estaban centralizadas en la reunión congregacional. Considerábamos al púlpito el eje central de nuestro ministerio. Descubrimos que Jesús muy pocas veces usó el púlpito. Jesús se concentró en construir relaciones permanentes con
determinadas personas, a quienes llamó discípulos. Les enseñó, los conoció profundamente, fue ejemplo cercano para ellos, los corrigió, los entrenó, y los envió.
Para nosotros esto fue una revolución. Cambió el eje de nuestra forma de trabajo pastoral. Tuvimos que comenzar a relacionarnos con algunos personalmente para entablar una relación de discipulado, de paternidad espiritual, como lo hacía Jesús.
Uno puede predicar a cien personas, a mil o a diez mil; pero no puede tener cien, mil o diez mil discípulos y formarlos de manera responsable. El discipulado es igual a la paternidad, a los hijos hay que criarlos, conocerlos, amarlos, educarlos, corregirlos y formarlos como hombres.

martes, 6 de marzo de 2018

Juan Manuel Montané: ¡QUE SE DESPIERTEN LOS VALIENTES!


¡HAY UN GRITO DE GUERRA QUE SALE DEL TRONO DE DIOS!

Esta es una palabra para el pueblo de Dios hoy.

Joel 3:9-11  Proclamad esto entre las naciones,  proclamad guerra,  despertad a los valientes,  acérquense,  vengan todos los hombres de guerra. Forjad espadas de vuestros azadones,  lanzas de vuestras hoces;  diga el débil: Fuerte soy. Juntaos y venid,  naciones todas de alrededor,  y congregaos;  haz venir allí,  oh Jehová,  a tus fuertes.

Despertemos a los valientes y congreguémonos juntos.

Convoquemos a los que proclaman su fortaleza en su dramática debilidad.

Que todos los hombres de guerra forjen espadas de sus instrumentos de paz.

¡PROCLAMEMOS GUERRA!

Mateo 11:12-13  Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora,  el reino de los cielos sufre violencia,  y los violentos lo arrebatan. Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan.

Desde Juan el Bautista, hay un reino que violenta al otro.

Discipular es enseñar a pasar a la ofensiva con el Reino.

1 Timoteo 6:12  Pelea la buena batalla de la fe,  echa mano de la vida eterna,  a la cual asimismo fuiste llamado,  habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

“EL DISCIPULADO ES MUCHO MÁS QUE ENSEÑAR, A LEER LAS ESCRITURAS Y A ORAR; ES ENSEÑAR LA GUÍA DEL ESPÍRITU CON UNA ACTITUD GUERRERA”.

Gálatas 5:25  Si vivimos por el Espíritu,  andemos también por el Espíritu.

¡QUE SE DESPIERTEN LOS VALIENTES!

Hay muchos hombres de guerra que están durmiendo. Están en un estado de ensoñación.

Están cautivos de sus propios sueños. Adormecidos en sus propios proyectos. Dios quiere que transformemos esos proyectos humanos, esos proyectos propios en proyectos del Reino.

Que los instrumentos de trabajo se transformen en instrumentos de guerra. A un pueblo agricultor le dice que transforme la hoz y el azadón en lanza y espada. Que nuestros trabajos sean instrumentos del Reino.

 ¡NECESITAMOS HOY UN LIDERAZGO COMBATIVO!

Un liderazgo que en su debilidad dice: ¡FUERTE SOY!

Necesitamos un liderazgo con autoridad para juzgarse así mismo.

Para que el juicio comience primero por su casa. 1 Pedro 4:17

Los ministerios no son cargos para la gloria de los que los ejercen.

Tenemos que desechar todo concepto sacramental de ordenación, no es el cargo el que confiere el don.  Es un reconocimiento público de un don conferido y demostrado en privado. Estos reconocimientos se hacen para que el cuerpo mejore su eficacia implica asumir una responsabilidad de mayor servicio. No para darle a algunas personas posiciones de privilegio. El Señor nunca quiso que sus siervos tuvieran esta clase de reconocimiento.

Mateo 20:26-28  Mas entre vosotros no será así,  sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido,  sino para servir,  y para dar su vida en rescate por muchos.

También tenemos que desechar un liderazgo que libera para atar. Libera para producir ataduras de control humano en el entorno, un compromiso mutuo que trae gozo pero es una carga pesada.Tenemos que desechar un liderazgo que no quiere salir de la comodidad.
Que no quiere innovar, que quiere que todo se mantenga igual: perpetúa el odre viejo.

– Hay que vencer el juicio crítico que impide la libertad para equivocarse.

– Hay que vencer el temor que impide el innovar.

– Hay que vencer la vergüenza que me impide vencer el ridículo.

¡Necesitamos un liderazgo con mucha fuerza interior!

Para desatar a todos los miembros de su comodidad para que elijan servir.

Lucas 14:22-24  fuérzalos a entrar,  para que se llene mi casa.Necesitamos un liderazgo con autoridad para emitir juicios en este ambiente de tolerancia social y generalizada del pecado.

Las puertas del infierno no prevalecerán. Génesis 22:17  de cierto te bendeciré,  y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar;  y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.

¿Hará Dios una promesa que no responderá?

¡QUE SE DESPIERTEN LOS VALIENTES!

Hace falta mucha valentía para edificar primero hay que derribar. Jeremías 1:9-10  He aquí he puesto mis palabras en tu boca. Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos,  para arrancar y para destruir,  para arruinar y para derribar,  para edificar y para plantar.

Dios ha puesto palabras en nuestras bocas para edificar y para plantar. A todos nos gusta esto.

Lo que a veces no estamos dispuestos es que para hacerlo primero hay que primero arrancar y arruinar para luego destruir y derribar lo que debe ser conmovido para que quede lo inconmovible.

Hebreos 12:27-29  Aún una vez,  indica la remoción de las cosas movibles,  como cosas hechas,  para que queden las inconmovibles. Así que,  recibiendo nosotros un reino inconmovible,  tengamos gratitud,  y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor.

 Dios pone palabras en la boca de los valientes. Jeremías 33:3  Clama a mí,  y yo te responderé,  y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Isaías 52:1-2  Despierta,  despierta,  vístete de poder,  oh Sion;  vístete tu ropa hermosa,  oh Jerusalén,  ciudad santa;  porque nunca más vendrá a ti incircunciso ni inmundo. Sacúdete del polvo;  levántate y siéntate,  Jerusalén;  suelta las ataduras de tu cuello,  cautiva hija de Sion.

Isaías 60:1  Levántate,  resplandece;  porque ha venido tu luz,  y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra,  y oscuridad las naciones;  mas sobre ti amanecerá Jehová,  y sobre ti será vista su gloria.

Daniel Divano: UNA COMUNIDAD QUE VIVA EL REINO




Con qué facilidad el evangelio del reino se nos fue desdibujando, y a raíz de esto hice un análisis personal, después pensé en algunos con los que tenemos tantos problemas, dificultades, cosas irresueltas y me di cuenta que los valores del reino de Dios no han llegado a la vida de varias familias de nuestra comunidad. ¿Hay otra solución para la problemática social que nos rodea que el evangelio del reino? ¿Puede haber otra solución fuera de estos valores? 
Tengo la sensación que el problema no es tanto el anuncio del evangelio o la explicación de los valores, sino cuando una persona nueva entra en nuestra comunidad ¿Se encuentra con una comunidad que vive esos valores? Entra recibiendo ese evangelio y después dice “¡Ah! No era para tanto, no es que hay que vender todo, no es que hay que renunciar a todo”. Estas son preguntas que me vengo haciendo. 
Pienso que tenemos que saber que está pasando afuera, en la sociedad que nos rodea, pero sobre todo hacer una autocrítica de lo que está pasando adentro, ver si el evangelio del reino está funcionando entre nosotros, en primer lugar en mi vida y en mi familia, y luego si está funcionando en los que están bajo nuestro cuidado o si hemos bajado un poco las demandas para que no sea tan exagerado. 
La semana pasada estuve con unos hermanos de Salvador Bahía y me impresionó una frase que dijo uno de ellos: “Cuando no hay ejemplo forzosamente viene la permisividad”. No podemos hablar de hipocresía, pero sí de la permisividad. Al no poder responder a esa demanda comenzamos a permitir que la cosa vaya bajando lentamente. 
Pregunto: ¿Qué otra solución puede haber para un mundo que se pierde que la que Jesús vino a traer, que es el evangelio del reino? Cuando alguien se entregaba ese evangelio se encontraba con una comunidad que lo estaba viviendo. 
Me llamó la atención un hermano que dio testimonio hace unos días atrás en el grupo de casa. Cuando entró al Señor, lo hizo más bien para complacer a su esposa, para que la esposa no le recriminara tanto sus fechorías y para calmarle los nervios, pero dijo: “Cuando entré y vi como vivían, como se amaban, como vivían el reino, en poco tiempo yo también quise vivir de esa manera y me entregué al Señor”. No solamente es el mensaje, sino la clase de comunidad que encuentran los que entran.

Jan Gottfridsson: LAS CUATRO EXPRESIONES DE PABLO A TIMOTEO



Son cuatro expresiones principales (podrían ser más). Éstas son:

a. 1Tm 4.6 – Buen ministro de Cristo Jesús
b. 2Tm 2.15 – Obrero aprobado por Dios
c. 2Tm 2.24 – Siervo del Señor
d. 1Tm 6.11 – Hombre de Dios

Me gustaría profundizar estos rasgos.

HIJO - Pablo tenía una relación muy fuerte con sus hijos (Timoteo y Tito). Incluso antes de experimentar aquellas cuatro expresiones, todo debe comenzar con el “siendo hijos”, 1Tm 1.2, 18; 2Tm 1.2. No es solo “verdadero hijo” ni solo “hijo”, sino también “amado hijo”. Cada uno de nosotros han sido padres en las ciudades donde hay evangelismo y vendrán otras ciudades. Los equipos formados serán multiplicadores. Es necesario formar a éstos discípulos.

Hoy somos discípulos-padres, mas continuamos como hijos, 2Tm 2.1. Esta es una prioridad, tenemos que tener un detector Geiger espiritual e identificar estos hijos en nuestro ministerio. Tenemos que detectar en el Espíritu un hombre, mujer, casado, soltero, aunque esté enredado (donde Dios va a desenredar) y ganar estas vidas.

Nuestra atención tiene que ser fundamentar a estos que ganarán a otros.

Nunca debemos dejar de evangelizar, mas debemos estar detrás de estos hombres idóneos y fieles. El secreto para tener hombres fieles e idóneos es ser hombre fiel e idóneo, entrenado y preparado.

FIEL - Fiel significa: digno de confianza, leal, verdadero, hombre de fe, hombre que no falla ni decepciona y en quien se puede confiar. Alguien en quien se puede depender y delegar.

Nosotros no vamos a engendrar hombres fieles e idóneos si no somos también fieles e idóneos.
Vamos a engendrar hombres según a nuestra semejanza.

EN QUE SER FIEL - EJEMPLO DE FIDELIDAD EN TIMOTEO

1Cor 4.14-17 (v. 17). Dos cosas se destacan:

a. CAMINO – andar, proceder, cómo comportarse. Pablo está queriendo decir que Timoteo va a responder a su manera de ser. Sin orgullo, sin autoritarismo, etc. Debemos actuar así: siendo siervos, humildes, no rechazando por la vista, en amor. El ejemplo de Tito, 2Cor 12.16-18. Esto es lo que por misericordia ustedes han visto en nosotros y en el presbiterio.

b. LA ENSEÑANZA – ser maestros en la palabra, con simplicidad, pero no quitar la esencia de la palabra. No inventar, es practicar lo que hemos recibido. Ministrar al Propósito Eterno, el Evangelio del Reino, las separatas de notas, etc.

En Filipenses 2.19-23, Pablo compara a Timoteo con “ninguno”. Sabe que va a tener un relator fiel, que él sirve como un hijo a su padre.

1ª BUEN MINISTRO – 1Tm 4.6-16

La expresión “ministro” en este texto es diácono, siervo. También en Lc 22.25-27:

“en medio de vosotros yo soy quien os “diaconei” (sirve)”. Jesús se presenta como diácono y esto dignifica el servicio, además de romper cualquier espíritu de competencia y visión mundana de poder y status. Este espíritu de Cristo necesita permear nuestro corazón. Y también a nuestro equipo: debemos servirles. Cristo no se avergüenza de ser diácono, Juan 13.14-15.

1Tm 4.12 – Muchas veces debemos hablar para nosotros mismos “ninguno desprecie mi juventud”. El texto también dice que debemos ser “padrón” de los fieles y no “patrón”.

No deje de cuidar el cuerpo (aunque haya la instrucción de que el ejercicio físico es de poco provecho, mas tiene “algún provecho”, 1Tm 4.8. Debemos cuidar de la salud, de la barriguita - del “air bag”).

Cl 4.17 – Sustituir el nombre Arquipo por el suyo: “Y decid a Arquipo: Cuida del ministerio que recibisteis en el Señor, para cumplirlo”. Si usted se haya calificado (...) es porque usted está descalificado. No fue el hombre quién le llamó, fue Dios.

2Tm 4.5 – Sobrio significa tener la cabeza fría. Teniendo en cuenta lo que está escrito te dan ganas de sacudir a cada uno y decir: “Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio”. Es mantener la sencillez y la perseverancia durante años, y esto no es fácil.

2ª OBRERO APROBADO – 2Tm 2.15-23

Jorge Himitian una vez nos dijo que “hay muchos hombres que son usados y no aprobados”. Ser usado por Dios no significa ser aprobado por Dios. Yo asocio la expresión “obrero aprobado” con el v.21. Son vasos útiles, santos, de oro y plata, no de madera o barro. Necesitamos ser hombres de Dios.

1Cor 9.27 – Para ser aprobado no debo dejar que nada venga a esclavizarme.

2Cor 13.5 – Para ser aprobados debemos examinarnos a la luz de la palabra.

3ª SIERVO DEL SEÑOR – 2Tm 2.24-26

Tenemos que vernos de esta forma, Él me separó como diácono, siervo y obrero aprobado. Siendo blando, manso, apto para instruir. No significa ser débil, sino reprender con mansedumbre. En el trabajo con los discípulos necesitamos tener esta postura. Sobre la disciplina y corrección:

• Rm 15.14 - Llenos de bondad, de conocimiento, aptos para ministrar;

• Gal 6.1-5 - Corregir con la intención de restaurar, en el griego es katartismos.

Si asociamos 2Tm 2.24-25 con Rm 15.14 y Gal 6.1-5, entraremos en el padrón de Cristo. “Guardándonos” para no entrar en la misma situación. No descuidando del ataque de satanás: cuando ministramos a otros sobre restauración en el matrimonio (por ejemplo), satanás nos ataca en esta área.

4ª HOMBRE DE DIOS, 1Tm 6.11-14

Esta expresión se asocia con lo que fue relacionado en los versículos anteriores, como por ejemplo el amor al dinero (v. 6-10). Esta expresión aparece en 2Tm 3.17. La perfección está en Cristo, y no fuera de Él. Debo estar calificado, preparado, habilitado en toda buena obra. Incluso con todas las limitaciones, debo mirarme como “hombre de Dios”. Satanás va a querer acusarme, mas debo verme como hombre de Dios. Al leer esta expresión “hombre de Dios”, Timoteo debe haberse recordado de Moisés (Dt 33.1), Samuel (1Sm 9.6-10), Elías(1Re 17.18), Eliseo (2Re 5.8), David (Ne 12.24, 36), Semaías (2Cro 11.2), e Igdalías (Jer 35.4) que, junto con él, son los únicos que fueron llamados de esta forma en la palabra. Timoteo es colocado en esta galería.

CONCLUSIÓN

Es en este esfuerzo y sobre estas huellas que debemos andar.

(Jan Gottfridsson integra el presbiterio de la iglesia en Porto Alegre Brasil.)

lunes, 5 de marzo de 2018

Adriana Gullerian: Sobre la despenalización del aborto


No podemos ni debemos estar ajenos o indiferentes frente al debate por la legalización del aborto que se instaló en la sociedad y está cercano al Congreso. Como Iglesia y como cristianos individualmente, debemos tener una postura clara, basada en la verdad, y una actitud activa de defensa de la vida.
La ciencia ha demostrado cabalmente que la vida comienza en la concepción. A partir de ese instante no hay vuelta atrás, ni períodos intermedios en que el embrión no sea humano o no tenga vida. El óvulo fecundado ya es un nuevo ser humano que cuenta con todo el potencial de vida para completar su desarrollo, solo es cuestión de tiempo. La madre no es dueña de ese ser, diferente a ella, y ni ella, ni el Estado ni nadie tienen derecho a matarlo.
Oremos para que la ignorancia, las mentiras y el egoísmo no prosperen y esta ley jamás se apruebe en nuestro país.
Defendamos la vida, el don más maravilloso e intocable que Dios nos dio.
El jueves 8 de marzo el Consejo de Pastores de la Ciudad convoca a un día de oración y ayuno por el derecha a la vida. Vos también podes sumarte.

Agradecemos a Adriana Gullerian por compartirnos este valioso contenido.

Oscar Gómez: GRACIA QUE DESBORDA


Hace poco visité una congregación fuera de Rosario. Se trata de una iglesia integrada por preciosos creyentes y, por sobre todo, fieles. 
Desde el principio un hermano dirigió la alabanza por más de una hora. Después le dieron espacio a otro que oró por la ofrenda quien también dio algunos anuncios hasta que finalmente me invitaron a compartir la palabra del Señor por lo cual estoy agradecido. 
Esto me hizo pensar.... Solamente tres personas participaron en casi tres horas de culto y el resto de la comunidad fue simple espectadora en una mañana demasiada fría. 
No todo terminó así, apenas la reunión concluyó, cuando “rompimos filas” y nos saludamos se desató en forma espontánea una gracia preciosa en los hermanos, en las conversaciones y en el intercambio de testimonios. Experimenté el amor de Dios y fui sumamente bendecido. Esta gracia no se detuvo, siguió fluyendo aún fuera del recinto. Al regresar a casa,  éstos y otros interrogantes invadieron mi mente. 

¿Por qué durante el desarrollo de la reunión la iglesia estuvo enmudecida y temblando de frío? 
¿Por qué al terminar el culto y no antes, la gracia y la bendición desbordaron? 

Escuché que al principio de la renovación el Espíritu del Señor se movía en plena libertad y las reuniones eran participativas. Así lo comenta Ángel Negro:

“Cuando comenzó el mover de Dios en Argentina, éramos atraídos por la gloriosa presencia del Señor. Era como un imán celestial. Fue muy soberano, muy de Dios, Él lo hizo. No fue por oración o intervención humana. Las señales más visibles que se manifestaron en medio nuestro fueron: la sencillez para recibir el bautismo en el Espíritu Santo, la adoración y el amor. Sonaba el acordeón y ya se levantaban las manos sin que nadie dijera nada. En la casa de Darling nadie presidía. La obra del Espíritu corría por todo el país como reguero de pólvora y en todas las denominaciones. Como fuego en pasto seco en tarde de verano”.

Qué hermosa descripción.  Dios quiera que podamos dar pasos en favor de la libre participación de los discípulos en el ejercicio de sus dones espirituales. 
Nuestro énfasis en los últimos años fue la misión de la iglesia, no obstante también necesitamos abocarnos a la reunión en sí. 
Procuremos que esa gracia que habita en todo el cuerpo de Cristo sea manifestada en plenitud cuando estamos juntos.
   
Analicemos 1° Corintios capítulo 11 al 14 

José Beto Pagura: LA ACTIVIDAD PROPIA DE CADA MIEMBRO


Debemos valorar correctamente nuestra ubicación en el cuerpo de Cristo  Efesios 4:16. Los miembros del cuerpo de Cristo están relacionados y Dios garantiza el crecimiento.
Dios garantiza que circule la sangre para vida. Pero debe haber actividad, la propia de cada miembro. Ese compromiso con el cuerpo de Cristo, no es pasivo; es activo. Esa misma actividad es la que va generando el crecimiento hacia la madurez.

La actividad propia de cada miembro contribuye al crecimiento de la Iglesia en dirección a llegar a la imagen de Jesús en forma corporativa, y a la vez, esa actividad individual nos sirve de ejemplo. Sepamos aprender de quienes tenemos a nuestro lado. No lo digamos en forma de adulación demagógica al hermano cercano, sino que sea esta nuestra actitud. Tampoco debemos esforzarnos por ver que es lo que nos sirve de ejemplo; si nuestra actitud es de humildad, sentiremos la necesidad de aprender de nuestro hermano.

La actividad propia de cada miembro, nos permite ser ejemplo y tomar a otros como ejemplo. Dios ha dado diferentes gracias a cada uno de los miembros del cuerpo, pero debemos aprender de la gracia que tienen otros . En Hechos 9:17 encontramos a un desconocido Ananías orando para que Pablo sea sanado y lleno del Espíritu Santo.

Víctor Rodríguez: EL TEMPLO DE TU CORAZÓN


Jesús convocó a una adoración en santidad al limpiar el templo, ese templo que en aquel entonces representaba a Dios, el templo judío. Cuando entró al templo y vio lo que vio, se espantó. Es lo mismo que si prestás tu casa a un matrimonio y este matrimonio se vino con todos los perros, y no los sacaban nunca a la plaza, todos adentro en el departamento. Pero no solamente los perros, porque a ella también les gustaban los loros, y también tendría que poner en algún lugar la comida y entonces usaban el ropero, y un día llegaste imprevistamente a tu casa que habías dejado lustradita, con los muebles limpitos, y ves que los loros están colgados de las cortinas; los perros, uno de ellos estaba arriba de la mesada, el otro estaba hurgando en la heladera y entonces decís: "Transformaron mi casa, en una cucha!".

Cuando Jesús entra al templo ve un vil comercio. La gente ofrendaba pero no traían la ofrenda de su casa sino que la hacían fácil, la compraban allí. Las ofrendas eran ovejas y palomas. Entonces no necesitaban criar la oveja ni criar la paloma, la compraban allí, y cuando Jesús ve esto arma un látigo y comienza a volcar las mesas y a dar latigazos a todo lo que se le cruzaba. Les dice: "Están totalmente equivocados, han transformado lo que es casa de oración, en cueva de ladrones". Culto a Dios es este celo: "el celo por tu casa me consume", y hoy vemos pecado, pecado permitido en la iglesia -a veces nos gustaría hacer la vista gorda en algunos pecados-, pero El no hizo la vista gorda. Jesús armado del celo de Dios, del celo por la casa del Padre, limpia el templo.

Ahora levanten la mano los que son templo del Espíritu de Dios. Ustedes y yo, cuando nos convertimos de la potestad de las tinieblas al reino de su amado Hijo", pasamos del mundo a la vida de Cristo. 
Ahora bien ¿Quien se animará a agarrar un látigo y hacerse una autocrítica y volcar todo lo que no sirve adentro hasta que esta casa sea transformada y sea una casa de oración, en santidad?

domingo, 4 de marzo de 2018

Ángel Negro: VIVIR EL REINO

Fue el Espíritu Santo el que dio revelación de la visión y como implementarla, como ponerla en práctica.



Reino de Dios es: 
“Jesucristo es Señor de la vida.” “Jesucristo es Señor de la familia”. “Jesucristo es Señor de la iglesia”. “Jesucristo es Señor del dinero”. “Jesucristo es Señor de mi tiempo”. 

Reino de Dios es Señorío de Jesucristo. 

Esto hay que llevarlo a todas las áreas de la vida, familia, comercio, relaciones, ética, iglesia, Mt. 11.12 ¿Qué quiso decir Jesús con estas palabras? “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”. La interpretación más probable es que el reino no admite cobardías ni “medias tintas”, exige coraje y determinación rotunda. Firmeza y determinación para vivir el reino y para establecerlo en esta vida. 

Una palabra de fe y esperanza 

Pero tenemos que saber que el Espíritu Santo vino para unir los extremos, el reino de Dios es futuro y el reino de Dios es presente. Debemos vivir el reino hoy, aquí, ahora, sin perder de vista que el reino es futuro. 

La meta final de la historia es la consumación del reino de Dios. Para esto vivimos y trabajamos. Ro. 5.2 “por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios”. 
Karl Barth dice que esto se refiere al “despunte del reino de los cielos, la unificación entre el Aquí y Allá”. Es verdad: El reino es ahora aquí y el reino vendrá. 

Todo lo que tenemos es por pura gracia: Is.55.8-11 “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. 10 Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, 11 así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié"

Los pensamientos de Dios son altos, no se pueden alcanzar, a menos que desciendan como lluvia de parte de Dios y produzca aquello para lo que es enviada. El evangelio es fundamentalmente revelación. No conoceríamos al Señor si no se hubiera revelado, eso es gracia. No conoceríamos nada de Dios si él no se hubiera dado a conocer. Él lo hizo posible. Eso es gracia. 

Pero mientras tanto: Is.66.18-21Traer a los esparcidos de todas las naciones, a pie, en auto, en bicicleta, en sillas de ruedas para que sean sacerdotes y levitas en la casa de Jehová.

sábado, 3 de marzo de 2018

Víctor Rodriguez: LA UNCIÓN NOS ENSEÑA TODAS LAS COSAS

Todas las cosas del mundo están ungidas por Dios o por el diablo. 


Satanás también unge, pues es espíritu, espíritu diabólico, es el príncipe de este mundo; casi todas las cosas en este mundo están ungidas por Satanás, La unción del Espíritu Santo es la que hace la separación entre lo ungido para Satanás y lo ungido para Dios. Me asombra ver la unción que hay en los recitales de rock, si hasta parece una reunión cristiana, y los que tocan están bajo una unción. 

De paso digamos que Satanás conoce bastante de esto porque él es músico. Los músicos tienen que ser personas ungidas por Dios, para que no se mezclen las cosas de Dios con las de Satanás. Satanás tiene incorporados tamboriles, flautas y cuerdas, pero si hay alguien que conoce de música es él. Y la música produce más efecto en las mentes que la televisión. Pocas veces he visto gente que quedó endemoniada viendo televisión, pero sí escuchando música. Tienes que aprender a seleccionar música cristiana, porque hay música que se parece tanto a la del mundo, pero funciona bien en el ámbito cristiano, de lo cual consumimos mucho.

Hace poco escuché algo que me entristeció mucho. Puedo contar esto pues el hermano lo contó desde el frente. Él no podía estar presente en las reuniones, y tenía la capacidad de dibujar rostros diabólicos cuando escuchaba música rock. Y eran dibujos artísticos, pero maléficos. Y hubo manifestación del Espíritu, y tuvimos que echar fuera los demonios, y cuando le preguntamos ¿Cuándo comenzó esto? nos dijo “en la iglesia, compré un CD”. Y nos dijo el nombre del conjunto, yo no se los voy a decir. Mordieron la carnada, pero dice que “la unción que vosotros recibisteis les enseña todas las cosas”, les enseña a discernir, a separar, porque hoy vienen muchas cosas mezcladas. Me asombré de una revista que ha salido últimamente, que levanta a alguien como un gran cristiano, pero él está divorciado y casado de nuevo. 

Cuando la unción falta se confunden los valores. Apareció también otro cantante por televisión, dando sus testimonio, pero separado no se cuantas veces y juntado otras tantas. Pero cuando está la unción uno sabe separar. “La unción que vosotros recibisteis les enseña todas las cosas”.

Satanás unge y tiene sus ungidos, no solo en el plano de la música, sino en el espectáculo, porque es muy hábil en esto, y las personas consumen indiscriminadamente estos espectáculos, por falta de la unción, pero hoy la vamos a recibir.

Todo lo que Satanás unge se llama “el mundo”. “Mundo” no es lo que está afuera de este ámbito; “mundo” es todo lo que Satanás ungió y yo retengo. Ser mundano es retener algunas cosas sin la unción de Dios. Uno puede estar aquí y ser un mundano, porque hay cosas que no están separadas para Dios, entonces continúan bajo la unción de Satanás. Y no hay algo peor que un cristiano tibio, ni Dios lo quiere. Que yo sepa no hay ninguna enfermedad que enferme a Dios, pero hay una: la tibieza, pues lo hace vomitar. “A los tibios los vomitaré de mi boca”. Y ¿qué es la tibieza? Que alguien ungido por Dios hoy esté buscando las cosas del mundo.

Hay algunos que necesitan ser llenos del Espíritu Santo por primera vez, el bautismo del ES. Esta es la oportunidad. Y antes debiéramos arrepentirnos de nuestros pecados, para que Él no tenga que tirar agua limpia sobre agua sucia. Jesús estuvo hablando durante los tres años de ministerio de este día de Pentecostés. Juan decía “yo los bautizo con agua, pero Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego”. Los hombres podemos bautizar con agua, pero solo Jesús bautiza con Espíritu Santo. 

Algunos observan que luego de una experiencia así, se vuelve a la realidad anterior. Pero si abrimos nuestro corazón de tal manera que Jesús mismo nos pueda bautizar, cuando volvamos a casa, a nuestra realidad cotidiana, podremos estar firmes y nuestras fuerzas se aumentarán como las de un toro salvaje.

Otros hemos recibido el bautismo del Espíritu Santo, pero vemos en el libro de los Hechos que se trata de una experiencia continua, todos los días, y hay un mandamiento de ser llenos del Espíritu Santo todos los días. Lo vamos a pedir, aunque no deberíamos pedirlo pues es un don, un regalo y un regalo simplemente se recibe, pero en este caso tan especial, Dios tiene que saber que lo queremos. “Si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, cuanto más el Padre dará el espíritu a quienes se lo pidan”.

Las cosas espirituales se reciben pidiendo y luego dando gracias, y entonces quedan.

En algunos será como fuego, y en otros casos como ríos. Pero que sea sin impedimento. 

Jorge Himitian: APRENDAMOS A VIVIR


Hoy en muchas iglesias no se enseña a vivir. No hay discipulado, y los temas que se predican son sobre la bendición, sobre el poder, sobre la unción, sobre que Dios te ama, todas esas, y que "¿cuántos quieren recibir?". Y dale... Y son temas buenos, son necesarios, pero no es lo fundamental. Conozco jóvenes que terminan de tocar la adoración y después se va a acostar con la novia. Me dice un pastor en Bs. As., un amigo: “la mitad de los jóvenes de mi congregación tiene relaciones sexuales antes de casarse”. Yo me quedé escandalizado. ¿Y vos no le decís nada?, le pregunté. “Bueno -me dice- si yo les digo se van a ir. Prefiero tenerlos adentro y no afuera”. ¿Adentro de qué? Los tiene adentro del salón, pero los tiene bien adentro del infierno. “Los fornicarios y los adúlteros no van a entrar al Reino de los Cielos”. “No todo el que me dice Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”.

Pocos están hoy enseñado a vivir, y eso es lo que Dios nos mandó a hacer. “Levántate porque caminaran las naciones a tu luz (lema del Congreso)”. Pero ¿qué luz? Si todos los evangélicos que están en la Argentina -no se si es el 8 % el 5% - pero si fuéramos discípulos Argentina estaría salvada. Pero hay pocos discípulos, muchos evangélicos.

Necesitamos volver a Cristo, a la palabra que Él nos enseñó. Hoy las naciones, nuestro país, están necesitando de una orientación, los políticos están desacreditados, el pueblo no cree más en sus gobernantes. Hoy la política, el gobierno están en una crisis, hay un vacío. 

Dios nos mostró que ha comenzado su obra desde lo mas bajo del país, desde las peores cárceles, para la gloria de su nombre. Un pueblo que vive según su voluntad: Él escogió lo vil, lo menospreciable, lo que no es, para avergonzar a los que son. Ellos son niños, se dejan enseñar; han sido criminales, homicidas, secuestradores, violadores pero ahora son corderos; se dejan enseñar y sus vidas se transforman. ¡Bendito sea el nombre del Señor! ¡Amén!

Pero no es el propósito de Dios que Argentina se vuelva evangélica. Dios no es evangélico: Dios es Dios, Dios es santo y Dios no quiere un pueblo evangélico: quiere un pueblo santo para la gloria de su Nombre.

Estamos en un momento tremendo, importantísimo de nuestra historia y para el mundo entero; necesitamos ser discípulos. ¿Eres un discípulo? ¿Estás sujeto a Cristo? ¿Se te puede enseñar? ¿Se te puede corregir? ¿Hay un hermano más crecido cerca tuyo que te está discipulando? ¿Tu vida está cambiando, estás aprendiendo a vivir? Si tu respuesta es “más o menos”, o es “no”, yo te invito a que acabes con el “más o menos” y hoy te declares un discípulo de Jesucristo, y digas: “Voy a aprender a vivir, a ser discípulo, voy a ser discipulado. Y voy a tener discípulos en el nombre del Señor.”

Cierra tus ojos allí donde estás y dile a Jesús, que está aquí: “Señor, me declaro tu discípulo. Si hasta ahora lo fui, hoy voy a ser mucho mejor discípulo; si lo fui más o menos, hoy se acaba el más o menos; quiero aprender de ti; aprender a vivir, conforme a tu voluntad.”