viernes, 30 de junio de 2017

EL VERDADERO SEMINARIO Ivan Baker



Marco ideal

Los hogares proveen un ambiente ideal para poner en funcionamiento toda la congregación en la tarea de ganar personas nuevas, a la vez es el encuadre ideal para su formación.
Mi trabajo evangelístico anterior funcionaba en base a reuniones. Teníamos cinco reuniones por semana. Pero, finalmente, me di cuenta que los discípulos no se forman en reuniones. Así que, determiné celebrar una sola reunión de todos en la semana, y el resto del tiempo puse a funcionar los hogares como pequeñas células de multiplicación y formación. Esto abrió un  nuevo y maravilloso día en mi ministerio. Me di cuenta que así funcionaba la iglesia en Jerusalén: "Todos los días en el templo y por las casas" (Hechos 5:42)

Lo que aprendí de los grupos caseros

Aprendí muchas lecciones. Cuando uno toca el "canal de Dios" todo comienza a funcionar. Por ejemplo, puedo mencionar algunas de estas lecciones:

Primero, descubrí que se cerró la puerta de atrás. Es lógico...¿quién quiere irse de un lugar donde lo aman, cuidan y donde puede crecer y desarrollar sus dones? Algunos se van, entiendo que debe ser así. No todos quieren ser discípulos.

Luego aprendí el principio de Dios para la mejor campaña de evangelización. ¡Nada se puede comparar con la movilización de cada miembro de la iglesia en una constante, efectiva y ferviente acción de testimonio! La clave es que cada uno gane a otro y lo cuide. Nadie viene diciendo: "Pastor, ore por este" "Predique bien esta noche...mire que voy a traer algunas almas".

Además, descubrí el verdadero seminario para la formación de obreros, me refiero a buenos obreros, no obreros teóricos sino reales, competentes, experimentados, fogueados. Se trata de obreros con "las manos puestas en el arado".




LA IGLESIA NO ES UN EDIFICIO Jorge Himitian


“Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad” 
                                                                                                        (1 Timoteo 3.14-15).

Pablo le había pedido a Timoteo, su discípulo y colaborador en el ministerio, que se quedara en la ciudad de Éfeso, capital de la antigua Asia (actualmente oeste de Turquía). Esta era una ciudad muy importante, hacia la que convergían muchas rutas. Era un centro comercial y religioso; un lugar estratégico.

Pablo estuvo allí durante 3 años (quizás fue la ciudad en la que más tiempo permaneció durante su ministerio apostólico). Y ahora le pide a Timoteo que se quede para ayudar a la iglesia de esa ciudad.

Luego de la estadía de Pablo allí, la ciudad había experimentado un gran avivamiento. Miles de personas se habían convirtieron. Toda la región fue evangelizada. En Hechos 19 dice que en toda la región de Asia, tanto judíos como griegos escucharon la palabra del Señor y fueron evangelizados.

Ahora Pablo le dice a Timoteo que, aunque tenía la esperanza de ir a verlo pronto, le escribía para que si se demoraba él supiera cómo conducirse en la iglesia.

¿Qué es la iglesia? Muchas veces hablamos de un modo erróneo. La iglesia no es un edificio. Muchos dicen: “Vamos a la iglesia” ¿A qué se refieren?
Otros comentan: “Estamos edificando la iglesia”. ¿Estarán predicando el evangelio o haciendo discípulos? No, se refieren a que compraron 10.000 ladrillos para construir el templo. Se trata de una manera equivocada de hablar.

La Biblia nunca llama “iglesia” a un edificio. Popularmente se dice: “Voy a la iglesia católica” o “voy a la iglesia evangélica”. Sin embargo, la iglesia no está hecha de ladrillos, sino de hombres y mujeres lavados por la sangre de Jesucristo.

Nosotros no vamos a la iglesia, somos la iglesia. Somos la casa de Dios. Él no habita en edificios hechos por manos de hombres. Somos el templo del Dios viviente.

Es importante que corrijamos nuestra manera de hablar, ya que muestra nuestra manera de pensar, y por ende nuestra forma de vivir.
No se trata simplemente de cambiar los términos que utilizamos. Se trata de algo de crucial importancia. Si pensamos que somos iglesia solo cuando nos reunimos, ¿qué somos los demás días de la semana? Cuando termina la reunión y volvemos a nuestra casa, ¿dónde está la iglesia? En las casas. El lunes la iglesia está en la calle, en las fábricas, en los hogares, en las oficinas...

La iglesia es el pueblo de Dios, la familia de Dios: hombres, mujeres y niños que han entregado sus vidas a Jesucristo, y que ahora son discípulos del Señor, hijos de Dios, pueblo del Señor.

DIOS NO NOS TRAJO HASTA AQUÍ PARA VOLVER ATRÁS Jorge Himitian


Con mucha gratitud a Dios recordamos en estos días que él, en su infinita bondad, hace 50 años nos visitó con su Espíritu para revelarnos verdades fundamentales de la Palabra de Dios que habían sido olvidadas e ignoradas por la iglesia durante siglos. Y para hacerlo, como siempre, Dios escoge lo vil, lo necio, lo que no es para avergonzar a los sabios y entendidos, a fin de que ninguna carne se jacte en su presencia.

Argentina ha sido uno de esos lugares (no el único) que Dios ha escogido en su soberana gracia para darnos luz y revelación, como muy bien lo ha expuesto Ángel Negro en estos días. Y desde aquí se ha extendido hacia otros países de Sud América y del mundo. En la década del 70 Dios ha usado al hermano Juan Carlos Ortiz como un vocero a nivel internacional para difundir muchas de esas verdades.

Desde aquellos años de la visitación de Dios,  y como es propio del obrar de Dios, Argentina, nos ha sido, ni es, “La Meca” del obrar de Dios. Ha habido, y hay, diversos lugares en los cinco continentes del mundo, donde Dios ha descendido con su Espíritu y ha levantado ministerios apostólicos y proféticos a los que Dios ha dado revelaciones que confirman, amplían y complementan lo que nosotros hemos recibido.

En el año 2000 se formó la Apostolic Fellowship International (A.F.I.), una Comunión Apostólica Internacional. Una red de diferentes ministerios apostólicos y proféticos con una visión común, donde podemos dar y recibir unos a otros, a fin de enriquecernos mutuamente, y avanzar hacia la unidad del cuerpo de Cristo en el mundo, para que la iglesia alcance su plenitud y cumpla su misión integral en el todas las naciones.

Fue así que conocimos a nuestro querido hermano Giovanni Traettino de Italia, coordinador permanente de AFI; al bien recordado Pierre Truschel, de Francia, ya con el Señor; a Ernest Komanapali, un santo varón de Dios de la India; a Pitsanunart Sritawong de Tailandia; a Enoc Adeboie de Nigeria; y a otros. Y el año pasado, en el encuentro de AFI, en Madrid 2016 conocimos al Pr. Eddy Leo, de Indonesia.

Nos pusimos en contacto con él para invitarlo a este encuentro. Podría escribir un libro sobre las dificultades que tuvimos para que la Embajada Argentina en Indonesia le otorgara la Visa para entrar a Argentina. Llegó un momento que tuvimos que aplicar la fórmula de Bob Mumford: “Te reprendo Satanás, a menos que seas tu Señor”. Era Satanás, nomás, el que estaba estorbando. Un día antes de tomar el avión finalmente le dieron la Visa.

Cuando lo oímos predicar en Madrid, quedamos super-impactados, lo mismo que en estos días aquí, al conocer a un hombre que, siendo del otro extremo del mundo y de un contexto tan distinto al nuestro, tenga la misma visión y la misma revelación sobre temas tan caros a nosotros como el reino de Dios, el discipulado, el propósito eterno de Dios, la iglesia por las casas, y otros temas similares.

Ha sido una bendición tenerlo entre nosotros en estos días, y recibir en vivo y en directo su magnífico ministerio. Todo lo ministrado por él en estos días, además de ser una gran confirmación, ha sido una renovación de nuestra visión, y sobre todo, la gracia y la unción con que nos ha predicado nos ha dado un nuevo impulso para lanzarnos con más determinación y fe a la tarea a la que Dios nos ha llamado.

Este retiro no debe terminar aquí, hoy. Debe continuar en nuestros en todos los lugares donde estamos sirviendo al Señor. ¿Cómo? Como TALLERES.

Cada presbiterio debe reunirse y en torno a estos temas, (quizás por varias semanas o en un retiro de un par de días) para orar, conversar y llegar a conclusiones prácticas a fin de mejorar y dinamizar nuestro funcionamiento.

Sobre todo lo que el hno. Eddy Leo nos ministró, sugiero que en los talleres trabajemos respondiendo a estas preguntas o preguntas similares:

¿Qué temas son para nosotros confirmación de lo que hemos recibido?

¿Qué aspectos debemos corregir?

¿Qué dinámicas podemos mejorar?

¿Qué enfoques debemos agregar y/o ampliar?

¿Qué cambios debemos hacer?

Todo lo que hemos recibido en este retiro es una continuación de los temas de los retiros anteriores:

PROYECTO 2020: PLANTAR UNA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS EN CADA LOCALIDAD DEL PAÍS.
LA IGLESIA QUE DIOS QUIERE, UNA IGLESIA “EXTRAMUROS”
CONCLUSIONES

Afirmar el legado recibido y transmitirlo con unción y gracia a la nueva generación. (Deuteronomio, la 2ª ley). Nadie puede establecer otro fundamento que el que está puesto.

EL CUERPO DE CRISTO. 

Nuestra comunión con los evangélicos debe continuar y mejorar. Lejos de debilitarnos y diluir las verdades recibidas por estar en comunión con muchos evangélicos, debemos vivir y compartir con amor, gracia y paciencia lo que Dios nos ha revelado. Hoy, gracias a Dios, tenemos una relación óptima con la mayor parte de las Iglesias Evangélicas. Nuestra influencia es reconocida por muchos en todo el pueblo evangélico. Como dijo Keith Bentson: El futuro no es la “Comunidad Cristiana” sino el cuerpo de Cristo.

EL DISCIPULADO Y LA MISIÓN. 

En el discipulado la mayoría de nosotros hemos enfatizado más la formación de vidas; el ser como Cristo en el carácter y la conducta. En el discipulado debemos priorizar, desde el primer día, la formación del discípulo como obrero, como un “pescador de hombres”. Es decir, debemos priorizar la misión, sin descuidar la formación de la vida.

EL ESQUEMA DEL DISCIPULADO. 

Hay muchos métodos hoy en el mundo. G12, Abe Huber, Eddy Leo, etc., etc.. De todos ellos podemos aprender, mejorar. Nuestro hermano Eddy Leo dijo ayer claramente. Este no pretende ser el único, ni el mejor. Es el mejor para nosotros. Si les resulta útil, adelante.

LA DEPENDENCIA DEL ESPÍRITU SANTO. 

El énfasis de que todos son discípulos de Cristo, no nuestros discípulos. El Espíritu Santo como discipulador. El énfasis en las relaciones horizontales. El ejercicio de los dones del Espíritu. El Espíritu Santo como motor de la misión en cada discípulo, en cada micro-célula, en cada congregación. Este énfasis fue muy claro tanto en el ministerio recibido por Eddy Leo, como por Oscar Marcelino anoche.


MIREMOS HACIA EL FUTURO

La primera noche que llegué a este lugar (el jueves), en la madrugada del siguiente día Dios me despertó con las palabras de una canción, que todos conocemos bien:

“Dios no nos trajo hasta aquí para volver atrás.

Nos trajo aquí a poseer la tierra que nos dio”.

No hemos venido aquí simplemente para celebrar el 50º Aniversario de la visitación de Dios sobre Argentina. Sino para renovar nuestro llamado y proseguir adelante, hacia la realización plena de la visión de Dios.

A Israel le dio la tierra de Canaán. Y a nosotros, ¿cuál es la tierra que nos dio?

En nuestra caso, Argentina y todas las naciones del mundo.

En la mente de muchos subyace aún una gran mentira que los evangélicos hemos tragado: “Que el cielo es de Dios, y la tierra es del diablo”.

La Biblia dice otra cosa: “De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo y los que en él habitan”. (Salmo 24.1)

En Mateo 28.18-20. Jesús declara que a él le fue dada toda potestad en los cielos y en la tierra.  Por esa razón envía a los suyos a ir, y a hacer discípulos a todas las naciones de la tierra…

 ¿Cuál es la realización plena de la visión de Dios?

Mateo 24:14: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones de la tierra; y entonces vendrá el fin.”

Hechos 2.17 (Joel.2.28): “Y en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne…”

Habacuc 2.14: “La tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar”.

Romanos 11.11-12; 15; 25-26.

En estos últimos versículos Pablo revela un misterio: “Que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo”.

Primero los gentiles, luego todo Israel. Y cuando esto acontezca, habrá un avivamiento mundial sin precedentes en la historia. ¡Aleluya!

La iglesia alcanzará su plenitud en Calidad, Unidad y Cantidad. (Efesios 3,4 y 5)

El Padre responderá la oración de su Hijo, ¡y el mundo creerá!

miércoles, 28 de junio de 2017

PASOS PARA EL AVANCE DEL CRISTIANO


1°. Corintios 14:12 

Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia”

Los hermanos de Corinto anhelaban los dones espirituales y, partiendo de esa base, el apóstol Pablo los insta a que procuren abundar en ellos para edificación de la iglesia.
Si bien el contexto del pasaje refiere a los dones del Espíritu Santo, se dejan traslucir tres pasos o acciones que determinarán el avance del cristiano y por ende el desarrollo de la iglesia.

Estos pasos de avance o crecimiento son: anhelar- procurar- abundar.
Vayamos al primero...

ANHELAR


La palabra original es epithumeo. Desear ardientemente. Impulso interior. Ansiar. Codiciar.

*Casi la totalidad de los cristianos nos movemos en el ámbito de “anhelar”.

*Por supuesto, anhelamos lo mejor para nuestra familia, los hermanos que conocemos y para nuestro prójimo.

*Anhelamos emprender proyectos en Dios (grandes y pequeños)

*Algunos cada día se levantan con el anhelo de ser aquellos cristianos, aquella iglesia que Dios quiere, hasta que al transcurrir el día ven que están un tanto lejos de alcanzarlo.

*El quid de la cuestión es que nos quedamos solamente con el deseo, con el anhelo. Nos detenemos en el primer escalón. Frases tales como ¡Qué lindo sería....!  ¡Que bueno estaría...! Cuando vemos el esfuerzo, el precio que pagar, ni siquiera lo intentamos o nos conformamos con menos.

Anhelar tiene que ver con el deseo...

Anhelar tiene que ver con un sueño o sueños que hayamos tenido (Aquel que se vio en el sueño hablándole a multitudes) ¿Tuviste algún sueño en Dios? Algunos son soñadores como José...

Anhelar refiere a una utopía. Utopía es una palabra que acuñó Tomás Moro, un pensador  inglés. Utopía significa “u” no o nada y “topos” tierra, es decir una tierra que no existe. Y allá vamos, en pos de la utopía que es el gobierno de Dios en las personas. Pero una utopía que se materializa, se hace realidad por el Espíritu Santo. Aleluya! Es bueno y sanador tener una utopía, nos hace bien tener horizontes hacia los cuales avanzar. Un cristiano sin utopía se convierte en una sombra en esta tierra.

Sin embargo, el anhelo se encuentra en el ámbito de las emociones, del alma. Por lo general, lo que anhelamos es demasiado exagerado o muy pequeño. Es abstracto, así que no tiene impedimentos reales.

Jesús anheló una iglesia gloriosa y victoriosa “Yo edificaré mi iglesia...” , en el momento de esta declaración estaba rodeado de un  puñado de pescadores indoctos. Jesús ya veía esa iglesia triunfante.

Ahora vamos al segundo paso, a la siguiente acción para avanzar...

PROCURAR


En este punto entramos en el terreno de la voluntad comprometida. Tomamos los sueños, abrazamos la utopía y ponemos manos a la obra. 

*Aquí comienza la búsqueda real de aquello que anhelamos.

*Empiezan a actuar los verdaderos enemigos de los anhelos. Algunos de estos adversarios son: el desánimo, la meseta, la falta de visión, nuestros complejos, la apatía de los líderes hacia los proyectos de los hermanos (George Barna, estadista norteamericano, comprobó que esto es uno de los factores principales del desánimo de la gente)

*Se presentan circunstancias adversas, enfermedades, el no visualizar resultados, etc...

*La iglesia y los discípulos tienen que pasar del anhelar a procurar (por los mecanismos dados por Dios) de poner empeño, una voluntad comprometida con la visión del reino de Dios.

El tercer paso para el avance es...

ABUNDAR


Dijimos que anhelar está en el terreno de las emociones. Procurar, en el ámbito de la voluntad comprometida. No obstante ABUNDAR está en la órbita de Dios, depende del obrar y de la gracia de Dios...

*Abundar “perisseuo” significa exceder una cierta cantidad o medida, sobrar. Una gran cantidad.

*Al cabo de un tiempo, los cristianos tenemos que abundar en dones espirituales (lo que ocupa el pasaje en estudio), en frutos, en resultados, en buenas obras. 

*Cuando los resultados se dan entonces hay gozo, pero no debemos dormirnos en los laureles.

Jesús anheló una iglesia, procuró edificarla y lo alcanzó, abundando en frutos. También el apóstol Pablo anheló, se preocupó, es decir procuró y abundó en resultados.

En definitiva,

Nunca dejemos de anhelar, de soñar en Dios, pero una vez concebidos los sueños procurar alcanzarlos esperando que Dios nos haga abundar en todo. 

domingo, 18 de junio de 2017

DIVORCIO Y NUEVO MATRIMONIO David Pawson


Estaba viajando por tren a Londres. La última parada para levantar pasajeros era Clapham Junction. Un hombre subió al vagón en el otro extremo, se sentó, y después de mirarme fijamente durante unos minutos vino caminando por el pasillo y se sentó frente a mí. Según recuerdo, la conversación fue la siguiente:
“Creo que lo conozco. ¿Es usted un predicador?”.
“Sí. ¿Dónde puede haberme visto?”.
“Hace quince años, alguien me llevó a Guildford para
escuchar a un predicador, creo que era usted”.
“Es casi seguro. ¿Es usted cristiano?”.
“Sí. [pausa] ¿Puedo preguntarle algo?”.
“No le garantizo una respuesta, pero ¿cuál es la pregunta?”.
“Bueno, es así. He dejado a mi esposa y ahora estoy
viviendo con otra mujer”.
“¿Por qué dejó a su esposa?”.
“Porque conocí a esta otra mujer y me enamoré de ella”.
“Entonces, ¿qué quiere saber?”.
“Si me divorcio como corresponde y me caso con esta
otra mujer, ¿estaría bien a los ojos de Dios?”.
“No. Me temo que no”.
“Entonces, ¿qué sería lo correcto?”.
“Dejar a esta mujer y volver con su esposa”.
“Pensé que diría eso”.

“Creo que es lo que le diría Jesús si se lo preguntara”.
Esto produjo un silencio entre nosotros. A esta altura, el tren estaba disminuyendo su velocidad al llegar a Waterloo, y me di cuenta de que tal vez tenía un minuto o dos más con él. Quería avivar ese temor del Señor que es el principio de la sabiduría, así que volví a iniciar la conversación:
“Tiene una elección difícil que hacer”.
“¿Cuál es esa elección?”.
“Puede vivir con esta mujer durante el resto de esta vida
o con Jesús durante toda la próxima, pero no puede hacer
ambas cosas”.
Sus ojos se llenaron de lágrimas, pero saltó a la plataforma y desapareció entre la multitud. Sentí algo de lo que tiene que haber sentido Jesús cuando el joven rico lo dejó. Oré para que nunca pudiera olvidar lo que le había dicho hasta que se hubiera arrepentido.
Pero, ¿estaba yo en lo correcto al decir lo que dije? ¿Estaba diciéndole la verdad o estaba tratando de asustarlo con una mentira? Lo que él realmente quería era una seguridad de que su pecado no afectaría su salvación. Era algo que yo no podía darle.

Este mismo tema había surgido un mes o dos antes, pero esta vez no con una persona sino con varios miles. Yo era el orador principal en las sesiones vespertinas de Spring Harvest, en Minehead, y se me había encomendado explicar la carta de Pablo a los Filipenses. Llegué al versículo 11 del capítulo 3 (“así espero alcanzar la resurrección de entre los muertos”), y señalé que ni Pablo mismo daba por sentada su salvación futura, sino temía quedar “descalificado” él mismo (1 Corintios 9:27). Respaldé esta afirmación con textos de cada parte del Nuevo Testamento. Luego hablé de quienes “juegan con Dios porque están seguros de tener un boleto para ir al cielo”, y cité como ejemplo a los cristianos que dejen a su cónyuge por otra persona, sea que simplemente “convivan” con la nueva pareja o pasen por el divorcio y un nuevo casamiento. Muchos siguen concurriendo a la iglesia, dicen que Dios está bendiciendo su nueva relación y esperan ir al cielo. Pero el pecado sigue siendo pecado, sea en creyentes o en incrédulos. Con Dios no hay favoritismos. Somos justificados por la fe, pero seremos juzgados por las obras. 

¡Estas breves declaraciones casi provocaron una batahola! Uno de los hombres que estaban en la plataforma se puso de pie de un salto cuando terminé mi exposición y gritó una y otra vez: “Nada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús”, mientras pedía a los músicos que nos guiaran a todos en una canción basada en este versículo.
Entonces, uno de los principales patrocinadores dirigió una oración por mí y por mi pobre esposa, “porque David no siempre entiende bien las cosas”. La situación fue salvada por Roger Forster, quien tomó el micrófono y dijo que deberíamos estar pensando en el mensaje, y no en el mensajero. Hizo un llamado, que tuvo una enorme respuesta, liderada por siete hombres llorosos. No alcanzaban los consejeros para manejar la situación, y el hombre que estaba a cargo me dijo después que ellos nunca habían visto un arrepentimiento tan real en la sala de consejería.
La cinta grabada de mi exposición fue retirada de circulación, y después de muchas protestas fue liberada, pero solo después de agregarle un “comentario aclaratorio” que decía que yo no había podido moderar mis comentarios debido a la falta de tiempo, lo cual simplemente no era cierto.

¡Así concluyó mi carrera en Spring Harvest! El doble golpe de cuestionar el concepto de “una vez salvo, siempre salvo” y acusar a cristianos que habían abandonado a su cónyuge por otro de vivir en pecado resultó ser demasiado. Me retiré con ganas de escribir dos libros que abordaran estos temas vitales para la creencia y la conducta. El primero fue Una vez salvo, ¿siempre salvo?, publicado por Anchor Recordings en 2015 (el Prólogo hasta aquí ha sido tomado de él, con permiso). Ahora, quince años después, he aquí el segundo. Ha sido el más difícil de escribir, y de ahí la demora. Se han publicado muchos otros libros sobre el mismo tema a ambos lados del Atlántico. He leído la mayoría de ellos, he contactado a algunos de sus autores y he tenido discusiones edificantes con otros. Pero la mayor demora se ha debido, no a esta investigación sino a la búsqueda de mis propias convicciones. Creo que no necesito decir que el punto de vista presentado aquí es mío y de nadie más. Tampoco es definitivo, pero espero que ayude a los lectores a arribar a sus propias conclusiones.

Un comentario final. Quienes expresan reservas con relación a este tema han sido acusados de ser severos y crueles, en el peor de los casos, y duros e insensibles, en el mejor de los casos. Si su propio matrimonio es estable, se les dice que no pueden entender el trauma de uno que ha fracasado. Con tristeza, puedo asegurar a los lectores
que nuestra familia es una de una cantidad creciente que han tenido que enfrentar el dolor, por cierto la agonía, de matrimonios rotos entre parientes y amigos cercanos. Escribir estas cosas solo puede incrementar el costo emocional, pero mi preocupación por el deterioro de los estándares dentro de la iglesia debe anteponerse aun a eso.

lunes, 5 de junio de 2017

LA RECONSTRUCCIÓN ESPIRITUAL Y MORAL DE NUESTRA NACIÓN Jorge Himitian



INSPIRADO EN EL EJEMPLO DE NEHEMÍAS

Nehemías era uno de hijos de los cautivos de Judá. Antes bajo el Imperio Babilónico, y luego bajo el Imperio Persa, que entonces dominaba toda aquella región, incluyendo Judea y Samaria. Nehemías era uno de los hombres de confianza del rey Artajerjes. Era copero del Rey.

Nehemías Capítulo 1: EL GÉNESIS DE LA RECONSTRUCCIÓN

1.1-2: En el mes de Quisleu (noviembre-diciembre) del año 20 del reinado de Artajerjes, varios llegaron desde Jerusalén a Susa, capital invernal del reino persa, varios varones de Judá, y entre ellos Hanani, hermano de Nehemías. Y Nehemías les pregunta por los judíos que habían quedado en Jerusalén.

1. Interés por los demás

1.2: “Les pregunté por los judíos que habían quedado”.
Sincero interés de Nehemías por la condición de sus connacionales en Jerusalén.
1.3: “Los que quedaron… están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego”.
Me imagino que esta descripción es solo un resumen del cuadro.

2. Compasión

1.4: “Me senté y lloré, e hice duelo por algunos días”.
La sensibilidad, compasión (padecer con) y dolor de Nehemías por la condición de los demás:
Nehemías no fue insensible ni indiferente ante el cuadro de destrucción y desolación que había en la ciudad. Ante el oprobio que sufrían sus connacionales, ante la pobreza y el sufrimiento que padecían.

3. Ayuno y oración

1.4-11: “Y ayuné y oré”.
La oración: Alabanza, petición, confesión, identificación, promesas y una petición específica: éxito en lo que se propuso.
Se puede notar, por lo que sigue después, que en esos días de ayuno y oración se gestó en el corazón de Nehemías fe y un plan para la reconstrucción de Jerusalén. 

4. Compromiso personal.

Nehemías no solo lloró, ayunó y oró, sino que tomó esta situación como un desafío personal. Un desafío de fe y coraje. Creyó que Dios es fuerte, grande y temible, y que era poderoso para hacer el milagro de la reconstrucción de la ciudad, aunque humanamente parecía una misión imposible. Y se comprometió personalmente en Dios a revertir esta triste situación.
La condición personal de Nehemías era muy buena. Era copero del rey. Era uno de sus hombres de confianza. Vivía en el palacio del rey. Sus problemas estaban resueltos: vivienda, economía, comodidad, excelente nivel de vida…
Pero él no priorizó su bienestar personal o familiar sino el bienestar de los demás, priorizó el nombre y la gloria de Dios, y el bien de su pueblo.
Muchos quieren tener éxito en su trabajo, en su profesión, en su emprendimiento. Pero éxito para ellos mismos. Para Nehemías la palabra éxito tenía otra connotación. El pidió éxito en la misión de ayudar a los demás. Tenía un objetivo claro y bien definido: La reconstrucción de la ciudad de Jerusalén.

NUESTRA REALIDAD

Nosotros no necesitamos que venga Hanani a contarnos como está nuestra ciudad, pues estamos viviendo en medio de nuestra ciudad y nación. Desde hace años somos testigos presenciales de la sistemática destrucción de nuestra sociedad. Si la destrucción fuese material (terremotos, incendios, guerras, etc.) quizás reaccionaríamos de un modo más práctico e intenso. Pero la destrucción es peor. Es la degradación moral y espiritual de la sociedad en forma gradual. Es la destrucción de vidas y familias que están a merced de un enemigo súper cruel y muy sutil.

Nuestra Jerusalén es la ciudad donde vivimos, la sociedad en la que estamos inmersos, son nuestros vecinos, compañeros de trabajo, nuestros parientes, nuestros conciudadanos.
El muro moral está siendo destruido, las puertas de la ciudad están quemadas. No hay protección; no hay valores; no hay límites entre el bien y el mal. Todo vale, todo da lo mismo. La desprotección puede venir de parte del gobierno, de las leyes, de los mismos hogares, de las escuelas, de la policía, y de la nueva cultura que lucha tenazmente por imponerse en nuestra sociedad. La cultura es la suma de las costumbres, la mentalidad, el estilo de vida de los pueblos.
¿Quién tiene en cuenta hoy los diez mandamientos? Dios los dio como muros y puertas para la protección de la humanidad.
En las últimas décadas se están quemando muchas puertas en nuestra sociedad; se ha destruido la mayor parte del muro moral, espiritual y cultural, que protegía de algún modo nuestra sociedad. 

Mencionaría por lo menos doce valores fundamentales que se están destruyendo o se intenta destruir en nuestras naciones:

1) EL PACTO MATRIMONIAL / Aprobación del divorcio, y el recasamiento las veces que se quiera.

2) LA IDENTIDAD CREACIONAL DEL VARÓN Y DE LA MUJER / Con la estúpida y diabólica ideología de género. Homosexualidad, lesbianismo, aprobación del “matrimonio” homosexual.

3) LA VIRGINIDAD PREMATRIMONIAL / Sexo prematrimonial. Sexo libre. (Aunque esto viene desde hace muchas décadas).

4) EL DERECHO A LA VIDA DEL SER NO NACIDO / Aborto legal o ilegal.

5) LA FAMILIA COMO LUGAR DE PROTECCIÓN Y SEGURIDAD / Violencia doméstica, mayormente del hombre hacia su mujer, y de los padres hacia los hijos. Separaciones y divorcios.

6) EL RESPETO A LOS PADRES, PROFESORES Y AUTORIDADES / Insolencia, rebelión.

7) EL VALORAR LA VIDA DEL PRÓJIMO / Violencia urbana, crímenes, asesinatos, secuestros. Se mata por nada.

8) EL VALORAR LA VIDA PROPIA / Drogas, alcohol, sexo libre, suicidio. Muchos están tan destruidos que no les importa matar o morir.

9) LA HONESTIDAD EN LOS GOBERNANTES / Corrupción, connivencia con el crimen, el narcotráfico, la ambición de poder, la ambición de dinero (raíz de todos los males), la mentira y el engaño.

10)LA DIGNIDAD HUMANA / Pornografía, malas palabras, sexo libre.

11) LA DIGNIDAD DE LA MUJER / La trata. La prostitución.

12)LA JUSTICIA SOCIAL / La injusta distribución de las riquezas.

EN DEFINITIVA: ES LA REBELIÓN CONTRA DIOS Y SUS LEYES.

 Tal como está escrito en Salmos 2.1-3: ¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos
piensan en cosas vanas? Se levantarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán unidos contra el Jehová y contra su Ungido (Cristo), diciendo: Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas.” Ante este cuadro ¿cómo reaccionamos?

Hay 3 reacciones o actitudes posibles: 

• Indiferencia (La peor reacción)

• Resignación (Sentirnos impotentes para cambiar este estado de cosas)

• Compromiso y fe. Fue la reacción de Nehemías Elie Wiesel, judío-americano, nacido en Hungría, Premio Nobel de la Paz 1986, falleció el 2 de Julio de 2016, dijo: “Lo contrario del amor no es el odio, es la indiferencia. Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia. Lo contrario de la fe no es la herejía, es la indiferencia. Y lo contrario a la vida no es la muerte, es la indiferencia entre la vida y la muerte”.

 Nehemías 2 - LA CLAVE: PERSISTIR HASTA ALCANZAR EL OBJETIVO


2.1: Desde el mes Quisleu (Nov-Dic.) hasta el mes de Nisán (marzo-abril) hay cuatro meses. Nehemías no se olvidó del asunto. No dio vuelta la página. Siguió con la misma carga. Más bien la carga se le incrementó a tal punto que ni siquiera pudo disimular su tristeza ante el rey. Nehemías tenía un objetivo definido, y persistió.
A veces nosotros tenemos una reacción buena y fuerte en el primer momento; nos emocionamos, oramos, y hasta lloramos, ante algo que nos conmueve, pero al pasar los días nos olvidamos del asunto y pasamos a otra cosa.
La importancia de tener un objetivo de oración, y persistir en lo mismo hasta que alcancemos el objetivo. Pedid, hasta que se os de; buscad, hasta que halléis; llamad, hasta que se os abra.

2.2: El rey: ¿Por qué está triste tu rostro?
2.3: Nehemías le compartió la causa de su tristeza.
2.4: Le preguntó el rey ¿Qué cosa pides?

Oración flecha: “Entonces oré al Dios del cielo”.
2.5: Y le responde al Rey: “… ENVÍAME a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y LA REEDIFICARÉ”.
Se produce el 1º milagro: DIOS MOVIÓ EL CORAZÓN DEL REY
2.6-9: El rey lo autorizó. Le dio cartas de autorización para los gobernadores.
Carta para el guarda del bosque para la provisión de madera. Le envió la guardia
real, gente armada. 
2.10: Se inicia la oposición (Es buena señal). A Sanbalat horonita, gobernador de Samaria; y a Tobías un oficial amonita; les disgustó esto en extremo. Pues en la desorganización del pueblo judío, ellos podían dominarlos y explotarlos fácilmente.
2.11-15: Nehemías llega a Jerusalén. Después de tres días recorre, de noche y con unos pocos la muralla destruida y las puertas quemadas de la ciudad.
2.17-18: Reúne a los oficiales judíos, sacerdotes y nobles, les dice: “Venid y edifiquemos”. Y les da testimonio de la buena mano de Dios sobre él. Se produce el 2º milagro: Los judíos principales, a pesar de haber sufrido oprobio y pobreza por mucho tiempo,responden positivamente.
2.18: “Levantémonos y edifiquemos el muro de Jerusalén…”
2.19: Se agrega un enemigo más, Gesem el árabe, y los tres se burlan del emprendimiento de los judíos.
2.20: La respuesta de fe: “Dios… nos prosperará… y nosotros nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén”

Nehemías 3, 4, y 6 - ORGANIZACIÓN, TRABAJO, OPOSICIÓN y ÉXITO

Cap. 3: Organización: Distribución de las tareas. Todos trabajando. 39 grupos
de trabajo. 10 Puertas, y un solo muro. Cada uno enfrente de su casa (3.28b).
4.1-3: Más oposición: Enojo, furia y burla.
4.4-5: Más oración.
4.6: La obra avanza. La importancia del ánimo.
4.7-8: Conspiración y ataque del enemigo. El diablo está enojado.
4.9: Cadena de oración.
4.12: La peor oposición es el desaliento de los hermanos judíos contaminados
por los enemigos.
4.13: Redoblar la oración, velar y orar.
4.14: “No temáis, pelead…”
4.17-18: En una mano la cuchara, en la otra la espada.
4.20: Unidad. Reunirse todos al oír la trompeta.
4.23: Concentración. 
6.1-2: Conspiración
6.3-4: Perseverancia
6.15: ¡FINALIZACIÓN DE LA OBRA EN 52 DÍAS!

NUESTRA RESPONSABILIDAD ANTE NUESTRA REALIDAD

Nuestras ciudades se están destruyendo, hay una terrible y vertiginosa degradación moral de la sociedad. ¿Cuál es nuestra reacción?
• ¿Indiferencia? Por comodidad, egoísmo, individualismo. Falta de amor al prójimo.
• ¿Resignación? Por falta de fe
• ¿O compromiso? Con fe y coraje. Creyendo que para Dios no hay nada imposible. Y disposición a negarnos a nosotros mismos y consagrarnos a la misión. ¡Con Dios es posible transformar la realidad de nuestra sociedad!

¿De quién es esta nación?

Mucho tiempo nos han hecho creer que el cielo es de Dios y la tierra del diablo. El diablo es un mentiroso y un ladrón. El vino para hurtar, matar y destruir. ¿A quién le pertenece está nación y todas las naciones del mundo?

¿Cómo lo sabemos?

Salmo 24.1 declara:
¡De Jehová es la tierra y su plenitud,
el mundo y los que en él habitan!.

Todos los habitantes de este país, y de nuestros países respectivos fueron creados por Dios y para Dios. Satanás los ha usurpado, engañado, y los está destruyendo para llevarlos a la destrucción eterna.

¿Quién es hoy nuestro Nehemías?

¡JESUCRISTO!
Jesucristo, de un modo similar a Nehemías, estaba muy bien, en el palacio del Rey, en un lugar muy confortable, en el trono, en la gloria. Pero viendo nuestra condición le dijo al Padre: “Heme aquí, envíame a mí”. Los hombres y mujeres que has creado para ti están en gran mal, están siendo destruidos. 
Jesús siendo Dios, siendo el Eterno, entró en la historia. Se hizo hombre, se unió a la humanidad, y, desafiando a todos los poderes humanos y satánicos, declaró: “…Edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”.
Y a los 33 años murió en la cruz, quitó el pecado del mundo. “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo” (2 Cor. 5.19). El Cordero inmolado, con su sangre nos redimió para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación (Apoc. 5.9).

Cuando Jesús resucitó de los muertos, lo primero que le dijo el Padre, según el Salmo 2, y Hechos 13:33, fue: “Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.
Pídeme y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines
de la tierra”. Y el Hijo, como siempre obediente al Padre, le dijo: Padre, te pido por herencia
las naciones…”
- ¡Está concedido!
Por eso, Jesús resucitado antes de ascender a los cielos, reunió a sus discípulos en el monte de Galilea para decirles:

“Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones,
bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;
y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.
Amén”.

Quién hubiera creído que ese pequeño grupo de 120 personas, reunidos en el día
de Pentecostés, cambiarían la historia del mundo. Quién hubiera creído que el gran Imperio Romano se transformaría en un Imperio “Cristiano”. Sin embargo se logró. (Aunque luego, a partir de la unión de la Iglesia y el Estado, haya comenzado el deterioro de la iglesia.
Si sucedió una vez, y los discípulos con Jesús cambiaron la historia, por qué no puede suceder otra vez.

“La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera” (Hageo 2.8).
“La tierra será llena del conocimiento de la gloria de Dios” (Habacuc 2.14).
¿Qué declaró nuestro Nehemías: Jesús?
Mateo 28.18-20:
“Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra…”
• Él no les dijo a sus discípulos: Por lo tanto, id y formad un gran ejército y
venced al Imperio Romano. Tampoco nos dice a nosotros: Vayan y hagan
una revolución armada… 

• Tampoco dijo: Por lo tanto, id y librad una batalla ideológica para imponer
a las naciones la ideología del reino de Dios.

• Tampoco dijo: Por lo tanto, id y organizad un partido político, y luchad
hasta ganar las elecciones y llegar al poder.

Nada de eso.
Él les dijo y nos dice hoy:
Vayan y hagan discípulos a todas las naciones…
Bautizándolos… (a las personas, no a las naciones)
Enseñándoles… todo…
Yo estaré con ustedes…

Y estas señales seguirán a los que creen… (Marcos 16.17-18)
Esta es la única manera de reedificar los muros caídos de nuestra sociedad, de reconstruir las puertas quemadas. El hacer discípulos es la única forma de reconstruir una sociedad, reconstruyendo cada vida y cada familia. Con la cuchara en una mano y la espada en la otra. Discipulado y oración.
A ellos les llevó 52 días la reconstrucción del muro de Jerusalén. Quizás a nosotros nos lleve “52 años”. Pero se logrará. Tenemos una misión multigeneracional. La misión nos trasciende. Pero sucederá.

Llegará el día en que habrá en Chile, y en los otros países que representamos, un 10% de “discípulos”, no de evangélicos. De allí, llegar al 20%, al 30% es cuestión de pocos años. Y así sucesivamente. La tierra se irá llenando del conocimiento de la gloria de Dios. Llegará el día en que tendremos diputados y senadores que serán verdaderos cristianos. Gobernantes, jueces, ministros y presidentes santos, hijos de Dios. Tendremos leyes justas y de acuerdo a los valores del reino de Dios. Empresarios, industriales, profesionales, hombres y mujeres que estarán ocupando los puestos más importantes de nuestras naciones, con el carácter de Cristo. Y al igual que Jesús dirán estamos aquí no para ser servidos sino para servir en amor a todos nuestros semejantes. Habrá oposición, persecución, como lo hubo en los primeros siglos, sin embargo venceremos, no
con ejércitos, ni con espada, más con el Espíritu de Dios.

¿Qué necesitamos?

DOS COSAS:

1. Renunciar a la indiferencia, a la apatía, a la comodidad, al bienestar
personal para consagrarnos a la misión.

2. Creer que con Dios todo es posible. Es una misión a largo plazo. Pero se logrará en el nombre del Señor. Sin fe es imposible agradar a Dios. 

Isaías 54.1-3:

Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz;
levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto;
porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha
dicho Jehová.
Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean
extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.
Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda;
y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas. 

EDDY LEO DISCIPULADO



Sábado 29 de abril de 2017

Hoy hay bastante confusión acerca del discipulado. 

¿Qué es realmente el discipulado?

El Discipulado es ser un Aprendiz de Jesucristo, así que seguimos a Jesús  y nos transformamos en sus aprendices, y de esta forma somos los discípulos de Cristo. 
Existen dos extremos en el discipulado:

1. “La gente se vuelva nuestros discípulos”: Es un error, no hacemos que la gente se convierta en nuestros discípulos. Si hacemos esto, controlamos a la gente, “sos mi discípulo, me tienes que obedecer a mí”. Nos volvemos controladores, “cualquier cosa
que hagas me tenes que consultar”, porque “yo escucho a Dios por vos”. (comprar un auto, casarse). Esto está muy mal
2. “Somos discípulos directamente de Cristo: No necesitamos que nadie nos discipule. Es el otro extremo. No necesitamos a nadie, “Yo camino con Cristo todos los días, yo soy su discípulo”. Tenemos que ser equilibrados. Hacemos a la gente discípulos de Cristo,
no nuestros discípulos, son aprendices de Jesucristo.

El objetivo del discipulado es ser como Jesús. Pero la pregunta es ¿qué es ser como Jesús? ¿A qué tipo de Cristo nos queremos parecer?:

¿El Cristo antes de la creación? No, no podemos volver como ese Cristo. Porque Cristo estaba con Dios, y él era Dios. Nosotros no somos Dios.

¿El Cristo de hoy? el Cristo de hoy tiene un nuevo cuerpo, un cuerpo resucitado. Tampoco nos podemos volver como este Cristo

Entonces ¿A cuál debemos parecernos? EL CRISTO QUE TIENE UNA MISIÓN.

¿Cuál es la misión de Cristo?

Lucas 19.10. “el hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido”: Esta es la misión de Jesús, su misión era una sola: buscar y salvar al perdido. Así que Jesús era pescador de hombres, esto era claro en el lenguaje de los pescadores. Jesús era un ganador de almas. Así que ser como Jesús es volvernos ganadores de almas. El discipulado de hoy no tiene esta meta, es discipulado de hoy es bastante hacia dentro:
“oh bendecime, oh discipulame, yo quiero ser como Jesús”, pero no saben lo que significa ser como Jesús, siempre se pasan mirando sus problemas, “ayúdame a solucionar mis problemas” (siempre hacia adentro). Si queres el verdadero discipulado primero tenes que adoptar la misión de Jesucristo. Así que discipular significa transformarnos en ganadores de almas.

¿Qué significa volvernos Pescadores de hombres? 

Mateo 28.18-20. Que significa volvernos pescadores de hombres. Encontramos 4 obras
principales en estos versículos para volvernos ganadores de almas:

¡IR! ¡NO INVITAR!: En el griego dice “mientras vas”, yendo hace discípulos, mientras vas a haces discípulos, “yendo hace sus discípulos”. Ser ganador de almas no es un mero programa, es un estilo de vida, porque dice yendo hace discípulos, ¿qué significa
esto? en la escuela hace discípulos en la universidad, cuando haces tu trabajo diario hace discípulos. Hacer discípulos no es un programa, es un estilo de vida, es un trabajo de 24 hs, cuando te levantas sos un ganador de almas, yendo hace discípulos.

Cuando Jesús llamó a Pedro le dijo: Pedro No tengas miedo DESDE EL DIA DE HOY serás pescador de almas. Desde el día que comenzó a seguir a Jesús, comenzó a ser un Ganador de almas, pero el concepto hoy es diferente (sesiones de entrenamientos, etc.). no permitimos que la gente no nueva gane almas, tenes que ir a entrenamientos, tenes que ir a la escuela bíblica. No, no, ¡Jesús dijo desde el día de hoy! Es un estilo de vida, no es un programa, las 24hs somos ganadores de almas, mientras vas, yendo hace discípulos

HACER DISCÍPULOS: 

Hacer discípulos es un proceso largo. Cuál es el primer paso debemos. Muy sencillo: Primero predicar el evangelio del reino, a menos que prediques el evangelio del reino no se van a convertir. ¿Ahora cómo se predica el evangelio del reino? En la biblia Jesús nunca nos dijo que sólo debemos predicar el evangelio del reino. Cuando Jesús Les enseña a predicar el evangelio del reino primero tienen que demostrar El poder del reino. ¿Cómo? Sí
estudiamos el Ministerio de Jesús, así es como se muestra el poder del reino:

1) Hacer bien: Jesús caminaba por todos lados ungido por el Espíritu Santo, mientras iba hacía bien. Hechos 10.38. Hacer bien es lo primero, mostrar a la gente la bondad de Dios
2) Sacar fuera demonios: En las naciones islámicas muchos creen en Jesús por esto.

3) Sanidades: Oremos por sanidades. Tenemos tantas sanidades hoy en día. Yo recibo reportes todas las idas de como los miembros de mi congregación sanan enfermedades (sida, cáncer, enfermedades extrañas). Todos los días bautizamos gente por esta razón.

4) Profetizar: Jesús utilizo este método. ¿Cómo trajo Jesús la gente al reino? Natanael fue traído por Felipe a Jesús. Natanael era una persona muy escéptica, Cuando Felipe dijo finalmente encontré El Mesías, dijo nada bueno puede salir de Jerusalén. Así que Felipe le dijo: ven a verlo.
Jesús profetizó, Natanael, creyó. Dijo: Eres el maestro, el mesías de Israel. Por una profecía se cambió totalmente su actitud, luego de esto nació de nuevo. En el discipulado practicamos esto, se practica la profecía y se comparten uno a otro qué es lo que Dios les dice.

¿Cómo se hace discípulos?
Predicando el Evangelio

Haciendo bien, demostrando y poder de Dios,

Echando fuera demonios

Sanando

Profetizar,

Y si responden: Bautizarlos, y no sólo último en agua, bautismo en el Espíritu, y para terminar por último enseñando obedecer los mandamientos de Jesús.

¿Cuáles son los mandamientos de Jesús?

Amor: Amor (relación hacia arriba)

Amar unos a otros

Amar a los perdidos: ¿qué es amar a los perdidos? es la gran comisión otra vez. Es decir, si yo te ganó para Cristo yo te tengo que enseñar a que hagas exactamente lo mismo (la gran comisión): ir, hacer, bautizar, enseñarle. Y esta persona hará lo mismo. Hasta que tengamos 4 generaciones.

Esto es lo que Pablo enseño en 2 Timoteo 2:2 “Lo que yo te enseñé a ti Timoteo, esto mismo enseña a hombres fieles capaces enseñar a otros”. 

Debemos tener 4 generaciones, si no tenemos cuatro generaciones no estamos obedeciendo La Gran Comisión ¿porque 4 generaciones? Muchas personas sólo hacen solas 2 generaciones, un ministerio de 2 generaciones. Lo que ocurre con sólo dos generaciones, todo algún día cae, porque sólo si sólo te discípulo a vos te volves un Mar
Muerto. Sólo recibís, recibís, y de repente te volves Drácula, el mover se detiene allí. Yo he visto muchos movimientos pararse porque solo tienen 2 generaciones.
Dos generaciones es meramente sumar no multiplicar, pero si yo te discípulo a vos y vos a otro, esto es multiplicar., matamos el espíritu de Drácula.

Suma es: uno más uno, más uno, más uno. Pero multiplicación es que 2 se vuelven 4, 4 se vuelven 8, 8 se vuelven 16 se vuelven 32, pero tendemos a frenar en la segunda generación. Pero Pablo dice que debemos tener 4 generaciones, ¿porque? Si Pablo se detiene con Timoteo, es un Ministerio de dos generaciones, allí se frena todo (suma), has creado Dráculas. Pero si tenemos otro hombre fiel, esto es multiplicación, ¿Porque entonces pablo dice uno más? miremos a Pablo, ¿quién era pablo?, ¿cuál era su don? Pablo era apóstol. ¿Qué hacia un apóstol en ese tiempo? Viajaba por el mundo, si pablo se detiene allí, un día pablo se ira ¿y que pasara? Quedaran otra vez dos generaciones:
DRACULAS. Pero pablo quería asegurarse, que después que se fuera todavía hubiera tres generaciones. ¡Multiplicación! Esto es discipulado.

El segundo objetivo es el carácter de Cristo: ¿cuál es? Sencillo. Amor. Así que volvernos como Jesús es amar como Jesús. Eso es el verdadero significado del verdadero ser como Jesús. En nuestra congregación por lo menos queremos tener 4 generaciones de discípulos. Si tenes esto vas a ver un crecimiento rápido. En nuestra congregación comenzó un trabajo con 30 personas 10 años atrás, y luego de10 años ya empezó 150.000 grupos caseros. Y ha bautizado millones de personas. Así que practiquemos estos 4 principios, eso es discipulado.

Pero no hacemos esto hoy en día, nuestro discipulado es muy adentro: vos me miras a mí, yo te miro a vos. Después de 6 meses, ¡QUE ESTAS MIRANDO! ¿porque te estas riendo? Has experimentado lo mismo me parece…. Es por esto que necesitamos 4 generaciones

LA META DEL DISCIPULADO

El objetivo es que nos transformemos en un hombre nuevo. Pablo dijo en Colosenses. 3: Tienes que abandonar malicia, malas palabras, cosas que salen de sus bocas, porque se han sacado el viejo hombre y se han puesto el nuevo hombre. Nos hemos puesto el nuevo hombre, esto ya ocurrió, paso una vez y para siempre. Cuando sos salvo, cuando crees
que Jesús es tu Señor y Salvador, instantemente el Señor te creo como una nueva criatura, porque dice: te pusiste, te vestiste de nuevo, esto ya ocurrió. Y te has quitado el viejo hombre, te has despojado. Esto es muy importante. Mucha gente no entiende esto. En Gálatas 3.27 el que se ha bautizado se ha revestido de Cristo. Así que cuando sos bautizado en agua, te estas revistiendo de Cristo, estas en Cristo y esa es tu nueva identidad, porque estas en CRISTO, y te pareces a Cristo, has sido creado como Cristo, Tu viejo hombre ha muerto. Eres nuevo hombre.

¿Qué es el un nuevo hombre?

Romanos 5.12. Por el pecado de un hombre, el pecado entro en todo el mundo ¿Quién es este hombre? Adán, por el pecado de un hombre entro el pecado en el mundo. Así que Adán fue la cabeza de toda la humanidad. Así que Adán es la cabeza y nosotros somos el viejo yo, el viejo hombre. Así que antes de que nacieras de vuelta, éramos el cuerpo de Adán, y por causa de ello nos morimos relacionados con Adán.

1 Corintios 15.22: así que en Adán todos mueren, también cristo todos serán vivificados.Porque tenías comunión con Adán, debido a que era tu cabeza, en Adán morís, porque Adán es tu cabeza, y vos sos el cuerpo de Adán. Tu comunión es muy cercana, es como la cabeza y el cuerpo. Cuando la cabeza peca el cuerpo peca. Cuando la cabeza muere, el cuerpo muere también, así que morís con Adán. Vos estabas en el viejo hombre. El viejo hombre es un hombre corporativo.
Pero Jesús nos amó tanto y ama tanto que no quiere que mueras en Adán, ahora, ¿cómo te salvo del viejo hombre? El mato al viejo hombre ¿cómo? Te separo de tu cabeza, moriste con Cristo. Ahora estas bautizado en Cristo, tenes comunión con Cristo, ahora vivís en Cristo, este es el nuevo hombre. El nuevo hombre también es un hombre que tiene cuerpo. ¿Cuál es el nuevo hombre? El cuerpo de Cristo, aleluya.
Ahora tenemos un problema, a pesar de que tu viejo hombre murió, y que has sido bautizado en Cristo, y te has vuelto el cuerpo de Cristo. Debido a que estabas acostumbrado a ser el cuerpo de Adán, todavía tenes las mismas respuestas automáticas, porque antes de que fueras el cuerpo de Cristo, en ese tiempo Adán entreno tu cuerpo, así que heredaste la naturaleza de Adán.

Ej.: Andar en bicicleta. Primero debías enfocarte como hacer una y otra cosa, pero luego se volvió una respuesta automática y dejaste de pensar, porque tu cuerpo ya está entrenado. Eso es lo mismo cuando estabas en Adán, Adán entreno tu cuerpo en la vieja naturaleza. Así que tu cuerpo siempre estaba dando las respuestas automáticas, pero Cristo mato al viejo hombre, ¿cómo? Lo decapito,  y de repente te moriste. Pero a pesar de que Jesús te corto la cabeza, todavía tenes las respuestas automáticas del viejo hombre. 

Por ejemplo, yo tenía un amigo muy travieso que les cortaba el cuello a los pollos. Mientras el pollo corría mi amigo le cortó la cabeza con una espada de samurái, ¿murió el pollo? Si claro que murió, le corto la cabeza, pero aún se movía por lo menos 2 minutos. ¿Qué es esto? ¡No tiene más cabeza! ¿De dónde vino estos movimientos? vino de las respuestas automáticas que aprendió! ¿TE pasa también a vos?, Jesús te corto la cabeza, Adán era tu cabeza, pero te estas moviendo.

Un día mi amigo le corto la cabeza a una cucharada, la cucaracha es más poderosa que el pollo. Cuando le corto la cabeza, la cucaracha se siguió moviendo por 3 días. ¿Murió? Sí, pero 3 días su cuerpo se seguía moviendo.

Ahora, ¿Cuantos minutos tarda un pollo decapitado en no moverse más? 3 minutos ¿La cucaracha? 3 días. Ahora, les voy a hablar de una tercera especie, esta especie si le cortas la cabeza, por 25 años se mueve. ¿Tenes una idea de quién? ¡El cristiano! Algunos cristianos, el viejo hombre murió, pero todavía se están moviendo, todavía ven pornografía,
todavía maltratan a su esposa. ¿Porque se tarda tanto en acabar con las respuestas automáticas? ¡¿Porque se tarda 25 años en parar?! ¿Porque? Porque no entienden esta lección. No entienden el discipulado. Esto solo puede parase cuando sos discipulado. Por eso necesitamos el discipulado.

NUEVO HOMBRE, VIEJO HOMBRE

Mucha gente todavía no conoce la diferencia. Debemos hacerlo. Tenes que saber cuándo estas todavía practicando los movimientos aprendidos, ¿cuál es la respuesta del viejo hombre?

VIEJO HOMBRE

Es lo que somos en Adán. Pero antes de que Adán pecara Adán estaba muy cerca de Dios, Adán tenía una comunión con Dios, y Dios es amor, debido a esto Adán estaba lleno de amor, debido a que Adán estaba lleno de Dios, él podía amar a su familia. Eso fue Adán antes del pecado, él estaba lleno de amor, y él podía amar a otros con el amor de Dios. ¿Qué paso luego de pecar? Nos separó de Dios y debido al pecado se desconectó del amor, desde ese tiempo en adelante. Adán tiene un vacío en el interior. Desde ese tiempo el necesita ser amado. Y de la misma forma tampoco puede amar a otros. Este es el viejo hombre. El viejo hombre está siempre demandando que los demás lo amen: AMAME, AMAME, AMAME, DRACULA AMAME…. OH AMAME… ¡OH AMAME!, pero al
mismo tiempo no pueden amar.

El amor de los pecadores no es el amor de Dios. Jesús dijo: si amas a los que te aman, los pecadores también lo pueden hacer. Así que el amor de los pecadores no es un amor dependiente de uno mismo en una sola dirección. El amor de Dios tiene una sola dirección, “yo te amo, y no importa lo que vos me ames. Yo te amo, incluso si no me amas, te amo
incluso si sos mi enemigo”. Siempre una sola dirección, amor unidireccional. Pero el amor de lo pecadores es bidireccional. Así es: “Yo me amo, Yo me amo”.

Este es el viejo hombre. ¿Cuál es la característica del viejo hombre? necesita ser amado. Amameeee, amameeee.. amame por favor! Muchos cristianos aun practican este amor, ellos demandan ser amados. Mientras no saben cómo amar a otros, ¡pero este viejo hombre ha muerto! pero no fuiste creado para esto! ¿Cuál es la característica del nuevo hombre? No necesita ser amado por los hombres, porque el nuevo hombre ha sido lleno del amor de Dios.

¡Lleno del amor de Dios! ¡No necesitas que los humanos te amen! ¡Así que has parado de buscar amor, has parado de demandar el amor de los demás, el nuevo hombre no necesita ser amado! Lo que el nuevo hombre necesita hacer es amar.

Jesús dijo Uds. son la sal y la luz. Que quiere decir. Quiere decir que sos amor, estas tan lleno de amor, el amor verdadero no necesita ser amado, lo que el amor necesita es amar. Eres sal, la sal no necesita que la condimentes, porque la sal ya es salada, lo que la sal necesita es condimentar a otros.

Sos luz, la luz no necesita ser iluminada, lo que necesita la luz es iluminar a otros, ¡aleluya! así que ya no necesitas mas ser amado, lo que necesitas ES AMAR. Practica esto, cuando lo haces y paras de demandar que los demás te amen, vas a experimentar el cielo en la tierra. Pero si practicas las respuestas automáticas del viejo hombre y no queres amar, solo quiere ser amado. Vas a experimentar el infierno en la tierra.

¿Porque tenemos tantos divorcios? Porque la esposa y esposo demandan ser amados. “Oh esposa por favor ámame, ámame” ¿Porque la gente se va de una iglesia a otra? Porque demandan ser amados. Oh esta iglesia no tiene amor, el pastor no ama, su esposa tampoco, así que me voy a otra iglesia. Y en esa iglesia tratan de conseguir amor. ¿Qué pasa?

Cuando pedís ser amado, esto es lo que te va pasar. Vas a ser fácilmente desanimado, fácilmente herido y vas a tener un montón de temor en tu vida, porque aquellos que tienen temor no son perfectos en amor. Ejemplo, si demando ser amado, este es el movimiento: Drácula, tomar, agarro, codicio. La codicia es tomar, pero el amor es dar. Si yo tomo, tomo, “ámame, ámame”. Vas a fácilmente ser herido porque estas tomando. Las personas lastimadas terminan lastimadas a otros, así que termina toda la iglesia lastimada. ¿Entienden? ¡Para de demandar amor de los demás! Aprende a amar solamente, si amas vas a experimentar el cielo en la tierra. Queres experimentar el cielo en la tierra? No demandes amor.

No necesitamos que los demás nos estimen, el viejo hombre siempre necesita estima, porque necesitan sentir algo, porque el nuevo hombre ya está siendo estimado por Dios. ¡Aleluya!

No hace falta que seas aceptado, porque el padre te acepto plenamente y el padre te acepta incondicionalmente, cada día él te ve y te dice sos mi hijo amado y en vos tengo mi contentamiento. Así que tenes una sana autoestima.

¿Cómo ejercitar el nuevo hombre?

No empieces con tu hacer. Algunos dicen: Yo tengo que hacer algo. “Yo tengo que amar a mi esposa”. Ok, vamos a tratar. Oh, es muy difícil, pastor es demasiado difícil, tratas, pero no hagas eso, vas a fallar, o tratas a veces de eliminar el viejo hombre: “No más ira”, “No más ira”,

“No más ira”, y de repente tu esposa aprieta el botón rojo. Porque tratas de hacer cosas, no trates de hacer cosas porque esto debe ser fruto de la gracia.

Somos salvos por gracia por la fe. ¿Cómo se experimenta el viejo hombre? No empieces con hacer.

1) Siendo como Cristo: empezar a ser como Jesús, esto es de Dios, porque Cristo te creo a vos para ser un nuevo hombre, ya ocurrió de una vez y para siempre. Ocurrió cuando naciste de nuevo. De repente te volviste un nuevo hombre Esto viene de Dios, esto es el trabajo de la gracia. Esto ya ocurrió. ¿Queres experimentar gracia? No por obras, sino por fe. Entonces el segundo paso es:

2) Pareciéndonos a Cristo: Volviéndote aquel que Dios ya creo, así que te volves como Cristo por fe. Fui creado como Cristo soy una nueva criatura, ya no soy un viejo hombre, yo soy el nuevo hombre, así que te volves como Jesús. Jesús enseño en el sermón del monte
que el buen árbol siempre va a producir buenos frutos, si te volves el buen árbol naturalmente vas a dar buenos frutos. El buen árbol no tiene que esforzarse para producir frutos. ¿Alguna vez has visto un árbol de naranja esforzarse para producir naranjas? Yo nunca lo vi, “oh yo necesito esforzarme”. Mientras sea un árbol de naranja, naturalmente producirá naranjas. Si te volves como Jesús, naturalmente vas a producir amor. Así que detente de hacer cosas, atiende al punto 1 y 2.

3) Expresando a Cristo: Esto es el hacer. ¿Cómo comenzamos a funcionar como el nuevo hombre? Muy sencillo. La fe viene por oír y el oír por la palabra de Dios, así que necesitamos leer la palabra de Dios todos los días. 2 Corintios 3.18. Esto habla del ministerio del NT. Pablo nos dijo que estamos en el nuevo pacto. El NT ya no tiene un velo, porque cuando te arrepentiste el velo te fue quitado, así que cada vez que lees la biblia, no tenes el velo, y la palabra es como un espejo. ¿Cuál es la función del espejo? Es mostrar tu imagen. ¿Cuándo te miras en el espejo a quien ves? ¿Tu abuela? normalmente te ves a vos mismo, pero cada vez que lees a la biblia te ves a vos mismo como Jesús, porque has sido creado como el, esa es la función de la palabra de Dios, mostrarte lo que vos sos en Cristo. ¡Fuiste creado en Cristo, tu viejo hombre ha muerto, sos un nuevo hombre! Así
que tenes q ver quien sos. Cuando mantenes tus ojos ahí, la biblia dice que somos transformado de gloria en gloria y te vas a volver más parecido a Jesús. ¡Así que este es el nuevo hombre, el viejo hombre ha muerto, no hay más respuestas automáticas, porque
somos la nueva criatura! ¡Aleluya!

¡Gracias Señor! ¡Gracias Jesús! Gracias por crearnos para ser hechos a tu imagen, gracias
por habernos hechos para ser como tú. No somos más el viejo hombre, el viejo hombre ha
muerto, Hemos sido creados a tu imagen. Queremos vernos a nosotros en tu palabra, cada
día querer ver el espejo, y queremos confesar que nos parecemos a ti, Gracias Jesús, gracias por crearnos para ser hechos a tu imagen, somos una nueva criatura. Gracias Jesús, te entregamos nuestras vidas, en el nombre de Jesús. Amen

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...