Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 26, 2017

NUESTRA CONSIGNA: NO SOBREPASAR LO QUE ESTÁ ESCRITO

Una sociedad alejada de la voluntad de Dios

Todas las tragedias y desgracias que vemos en nuestra sociedad, tanto en la esfera moral y espiritual, como natural, es el resultado directo del pecado, esa desviación de la justicia que, desde que hizo su aparición en este mundo no ha dejado de azotarnos sin piedad. El pecado produjo una apertura letal de la mente humana, preparándola para recibir todo tipo de cosas, no distinguiendo la mentira de la verdad. Ya no hay más barreras, se eliminó toda clase de protección moral y espiritual. El pecado solamente puede ser visto en su verdadera dimensión a partir de lo que la Palabra de Dios nos ha revelado, de otra manera es imposible. Lo que sucedió en el Calvario es la mayor expresión de las consecuencias de la maldad del pecado que jamás haya visto el ser humano. 
El apóstol Pablo también nos da su definición de una sociedad sin Dios en los siguientes términos: 

Como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reproba…

SACERDOTES EN FUNCIÓN

Una compresión bíblica

Del Nuevo Testamento se desprende el hecho de que las reuniones de la primera iglesia eran libres, participativas y espontáneas, hoy muchos resisten aprobar tales encuentros. La opinión del liderazgo actual sobre el particular es más o menos así: "Si yo apruebo que mi iglesia ejercite sus dones libremente habría un caos total; así que no tengo otra alternativa que controlar las reuniones para que la gente no se exceda y pierda el control”. Esta clase de pensamiento revela una falta de comprensión de la vida de la iglesia.

En primer lugar, la noción de que un líder tenga autoridad para ‘permitir’ o ‘prohibir’ a sus hermanos ejercer sus dones, está cimentada en una sesgada comprensión de la autoridad y ministerio de la iglesia. El punto esencial es que de acuerdo a las Escrituras nadie debiera suprimir el sacerdocio de los creyentes en el ejercicio de sus dones otorgados por el Espíritu Santo.

Segundo, suponer que sobrevendría un caos si se quitara el control, r…