Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 6, 2017

EL TRABAJO CON LAS PERSONAS

Algunas consideraciones:
1.Apreciarlas por lo que son no por lo que tienen.
2.Creer que darán lo mejor de sí mismas. Tenerle fe. No tener una visión pesimista. Descubrir el depósito en Cristo que poseen.
3.Elogiar sus logros por pequeños que sean. Resaltar sus avances.
4.Aceptar la responsabilidad que tenemos hacia ellas. "El cuidado del hermano mayor"
5.Procurar formar un equipo con ellas. Que consigan latir juntos hacia un mismo objetivo.
6.Pacificarlas cuando las cosas se ponen tensas en las relaciones. Ser mediador, puentes.
7.Tener metas con ellas y ayudarles a que tengan metas propias. Plantear desafíos.
8.Las personas son el recurso más importante en la iglesia, no los programas, ni las actividades.
9.Tengamos en claro que las personas crecen y se desarrollan en Dios.

LA SANA OBJECIÓN TE PUEDE SALVAR Oscar Gómez

El ejemplo de los hermanos de Berea.

“Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”
                                                                                                     Hechos 17:10/11 

Los hermanos que se reunían en Berea recibían la palabra del Señor “con toda solicitud” es decir de buena gana, con atención, pero no creían de entrada todo lo que se les decía. Ellos indagaban cada día las escrituras “para ver si las cosas eran así”. Es difícil que una comunidad se descarrile de la verdad si su tamiz o filtro es muy fino con las cosas que llegan en su seno. Como discípulos de Cristo nunca debemos tomar nada de lo que nos dicen o enseñan otros como verdades absolutas. Y no las debemos tomar como verdad…