Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 17, 2017

UNA REFLEXIÓN PARA EL 2017

En el 2017 debemos dar pasos hacia, adelante. Seguramente hay cosas que cambiar o transformar.
Quisiera mencionar algunas:

I.Del deseo de ser reconocidos a la oración.

Hay una tendencia natural a querer ser tenidos en cuenta. El reconocimiento es bueno, lindo pero no tenemos que esperarlo. (Jeremías 45:5) 

Para nuestra fábrica, empresa o universidad somos un número más. En la iglesia no somos un número más, pero tampoco tan imprescindibles como creemos, somos una parte en las articulaciones del cuerpo de Cristo. 

El año 2017 tenemos que dedicarlo a la oración: -personal, grupal, congregacional. Volver a las vigilias de oración. Algunos tendrán que empezar en esta escuela de intercesión.

II.De la abundancia de comida al ayuno.

¿A quién no le gusta un buen banquete, una rica comida? ¿Un buen asado?  En Argentina somos propensos a reunirnos para comer, más allá de las actividades de la congregación. 
“Su dios es el vientre, su orgullo es su vergüenza, y su fin será la perdición” Filip. 3:19 
Tene…