Ir al contenido principal

LA RECONSTRUCCIÓN ESPIRITUAL Y MORAL DE NUESTRA NACIÓN Jorge Himitian



INSPIRADO EN EL EJEMPLO DE NEHEMÍAS

Nehemías era uno de hijos de los cautivos de Judá. Antes bajo el Imperio Babilónico, y luego bajo el Imperio Persa, que entonces dominaba toda aquella región, incluyendo Judea y Samaria. Nehemías era uno de los hombres de confianza del rey Artajerjes. Era copero del Rey.

Nehemías Capítulo 1: EL GÉNESIS DE LA RECONSTRUCCIÓN

1.1-2: En el mes de Quisleu (noviembre-diciembre) del año 20 del reinado de Artajerjes, varios llegaron desde Jerusalén a Susa, capital invernal del reino persa, varios varones de Judá, y entre ellos Hanani, hermano de Nehemías. Y Nehemías les pregunta por los judíos que habían quedado en Jerusalén.

1. Interés por los demás

1.2: “Les pregunté por los judíos que habían quedado”.
Sincero interés de Nehemías por la condición de sus connacionales en Jerusalén.
1.3: “Los que quedaron… están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego”.
Me imagino que esta descripción es solo un resumen del cuadro.

2. Compasión

1.4: “Me senté y lloré, e hice duelo por algunos días”.
La sensibilidad, compasión (padecer con) y dolor de Nehemías por la condición de los demás:
Nehemías no fue insensible ni indiferente ante el cuadro de destrucción y desolación que había en la ciudad. Ante el oprobio que sufrían sus connacionales, ante la pobreza y el sufrimiento que padecían.

3. Ayuno y oración

1.4-11: “Y ayuné y oré”.
La oración: Alabanza, petición, confesión, identificación, promesas y una petición específica: éxito en lo que se propuso.
Se puede notar, por lo que sigue después, que en esos días de ayuno y oración se gestó en el corazón de Nehemías fe y un plan para la reconstrucción de Jerusalén. 

4. Compromiso personal.

Nehemías no solo lloró, ayunó y oró, sino que tomó esta situación como un desafío personal. Un desafío de fe y coraje. Creyó que Dios es fuerte, grande y temible, y que era poderoso para hacer el milagro de la reconstrucción de la ciudad, aunque humanamente parecía una misión imposible. Y se comprometió personalmente en Dios a revertir esta triste situación.
La condición personal de Nehemías era muy buena. Era copero del rey. Era uno de sus hombres de confianza. Vivía en el palacio del rey. Sus problemas estaban resueltos: vivienda, economía, comodidad, excelente nivel de vida…
Pero él no priorizó su bienestar personal o familiar sino el bienestar de los demás, priorizó el nombre y la gloria de Dios, y el bien de su pueblo.
Muchos quieren tener éxito en su trabajo, en su profesión, en su emprendimiento. Pero éxito para ellos mismos. Para Nehemías la palabra éxito tenía otra connotación. El pidió éxito en la misión de ayudar a los demás. Tenía un objetivo claro y bien definido: La reconstrucción de la ciudad de Jerusalén.

NUESTRA REALIDAD

Nosotros no necesitamos que venga Hanani a contarnos como está nuestra ciudad, pues estamos viviendo en medio de nuestra ciudad y nación. Desde hace años somos testigos presenciales de la sistemática destrucción de nuestra sociedad. Si la destrucción fuese material (terremotos, incendios, guerras, etc.) quizás reaccionaríamos de un modo más práctico e intenso. Pero la destrucción es peor. Es la degradación moral y espiritual de la sociedad en forma gradual. Es la destrucción de vidas y familias que están a merced de un enemigo súper cruel y muy sutil.

Nuestra Jerusalén es la ciudad donde vivimos, la sociedad en la que estamos inmersos, son nuestros vecinos, compañeros de trabajo, nuestros parientes, nuestros conciudadanos.
El muro moral está siendo destruido, las puertas de la ciudad están quemadas. No hay protección; no hay valores; no hay límites entre el bien y el mal. Todo vale, todo da lo mismo. La desprotección puede venir de parte del gobierno, de las leyes, de los mismos hogares, de las escuelas, de la policía, y de la nueva cultura que lucha tenazmente por imponerse en nuestra sociedad. La cultura es la suma de las costumbres, la mentalidad, el estilo de vida de los pueblos.
¿Quién tiene en cuenta hoy los diez mandamientos? Dios los dio como muros y puertas para la protección de la humanidad.
En las últimas décadas se están quemando muchas puertas en nuestra sociedad; se ha destruido la mayor parte del muro moral, espiritual y cultural, que protegía de algún modo nuestra sociedad. 

Mencionaría por lo menos doce valores fundamentales que se están destruyendo o se intenta destruir en nuestras naciones:

1) EL PACTO MATRIMONIAL / Aprobación del divorcio, y el recasamiento las veces que se quiera.

2) LA IDENTIDAD CREACIONAL DEL VARÓN Y DE LA MUJER / Con la estúpida y diabólica ideología de género. Homosexualidad, lesbianismo, aprobación del “matrimonio” homosexual.

3) LA VIRGINIDAD PREMATRIMONIAL / Sexo prematrimonial. Sexo libre. (Aunque esto viene desde hace muchas décadas).

4) EL DERECHO A LA VIDA DEL SER NO NACIDO / Aborto legal o ilegal.

5) LA FAMILIA COMO LUGAR DE PROTECCIÓN Y SEGURIDAD / Violencia doméstica, mayormente del hombre hacia su mujer, y de los padres hacia los hijos. Separaciones y divorcios.

6) EL RESPETO A LOS PADRES, PROFESORES Y AUTORIDADES / Insolencia, rebelión.

7) EL VALORAR LA VIDA DEL PRÓJIMO / Violencia urbana, crímenes, asesinatos, secuestros. Se mata por nada.

8) EL VALORAR LA VIDA PROPIA / Drogas, alcohol, sexo libre, suicidio. Muchos están tan destruidos que no les importa matar o morir.

9) LA HONESTIDAD EN LOS GOBERNANTES / Corrupción, connivencia con el crimen, el narcotráfico, la ambición de poder, la ambición de dinero (raíz de todos los males), la mentira y el engaño.

10)LA DIGNIDAD HUMANA / Pornografía, malas palabras, sexo libre.

11) LA DIGNIDAD DE LA MUJER / La trata. La prostitución.

12)LA JUSTICIA SOCIAL / La injusta distribución de las riquezas.

EN DEFINITIVA: ES LA REBELIÓN CONTRA DIOS Y SUS LEYES.

 Tal como está escrito en Salmos 2.1-3: ¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos
piensan en cosas vanas? Se levantarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán unidos contra el Jehová y contra su Ungido (Cristo), diciendo: Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas.” Ante este cuadro ¿cómo reaccionamos?

Hay 3 reacciones o actitudes posibles: 

• Indiferencia (La peor reacción)

• Resignación (Sentirnos impotentes para cambiar este estado de cosas)

• Compromiso y fe. Fue la reacción de Nehemías Elie Wiesel, judío-americano, nacido en Hungría, Premio Nobel de la Paz 1986, falleció el 2 de Julio de 2016, dijo: “Lo contrario del amor no es el odio, es la indiferencia. Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia. Lo contrario de la fe no es la herejía, es la indiferencia. Y lo contrario a la vida no es la muerte, es la indiferencia entre la vida y la muerte”.

 Nehemías 2 - LA CLAVE: PERSISTIR HASTA ALCANZAR EL OBJETIVO


2.1: Desde el mes Quisleu (Nov-Dic.) hasta el mes de Nisán (marzo-abril) hay cuatro meses. Nehemías no se olvidó del asunto. No dio vuelta la página. Siguió con la misma carga. Más bien la carga se le incrementó a tal punto que ni siquiera pudo disimular su tristeza ante el rey. Nehemías tenía un objetivo definido, y persistió.
A veces nosotros tenemos una reacción buena y fuerte en el primer momento; nos emocionamos, oramos, y hasta lloramos, ante algo que nos conmueve, pero al pasar los días nos olvidamos del asunto y pasamos a otra cosa.
La importancia de tener un objetivo de oración, y persistir en lo mismo hasta que alcancemos el objetivo. Pedid, hasta que se os de; buscad, hasta que halléis; llamad, hasta que se os abra.

2.2: El rey: ¿Por qué está triste tu rostro?
2.3: Nehemías le compartió la causa de su tristeza.
2.4: Le preguntó el rey ¿Qué cosa pides?

Oración flecha: “Entonces oré al Dios del cielo”.
2.5: Y le responde al Rey: “… ENVÍAME a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y LA REEDIFICARÉ”.
Se produce el 1º milagro: DIOS MOVIÓ EL CORAZÓN DEL REY
2.6-9: El rey lo autorizó. Le dio cartas de autorización para los gobernadores.
Carta para el guarda del bosque para la provisión de madera. Le envió la guardia
real, gente armada. 
2.10: Se inicia la oposición (Es buena señal). A Sanbalat horonita, gobernador de Samaria; y a Tobías un oficial amonita; les disgustó esto en extremo. Pues en la desorganización del pueblo judío, ellos podían dominarlos y explotarlos fácilmente.
2.11-15: Nehemías llega a Jerusalén. Después de tres días recorre, de noche y con unos pocos la muralla destruida y las puertas quemadas de la ciudad.
2.17-18: Reúne a los oficiales judíos, sacerdotes y nobles, les dice: “Venid y edifiquemos”. Y les da testimonio de la buena mano de Dios sobre él. Se produce el 2º milagro: Los judíos principales, a pesar de haber sufrido oprobio y pobreza por mucho tiempo,responden positivamente.
2.18: “Levantémonos y edifiquemos el muro de Jerusalén…”
2.19: Se agrega un enemigo más, Gesem el árabe, y los tres se burlan del emprendimiento de los judíos.
2.20: La respuesta de fe: “Dios… nos prosperará… y nosotros nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén”

Nehemías 3, 4, y 6 - ORGANIZACIÓN, TRABAJO, OPOSICIÓN y ÉXITO

Cap. 3: Organización: Distribución de las tareas. Todos trabajando. 39 grupos
de trabajo. 10 Puertas, y un solo muro. Cada uno enfrente de su casa (3.28b).
4.1-3: Más oposición: Enojo, furia y burla.
4.4-5: Más oración.
4.6: La obra avanza. La importancia del ánimo.
4.7-8: Conspiración y ataque del enemigo. El diablo está enojado.
4.9: Cadena de oración.
4.12: La peor oposición es el desaliento de los hermanos judíos contaminados
por los enemigos.
4.13: Redoblar la oración, velar y orar.
4.14: “No temáis, pelead…”
4.17-18: En una mano la cuchara, en la otra la espada.
4.20: Unidad. Reunirse todos al oír la trompeta.
4.23: Concentración. 
6.1-2: Conspiración
6.3-4: Perseverancia
6.15: ¡FINALIZACIÓN DE LA OBRA EN 52 DÍAS!

NUESTRA RESPONSABILIDAD ANTE NUESTRA REALIDAD

Nuestras ciudades se están destruyendo, hay una terrible y vertiginosa degradación moral de la sociedad. ¿Cuál es nuestra reacción?
• ¿Indiferencia? Por comodidad, egoísmo, individualismo. Falta de amor al prójimo.
• ¿Resignación? Por falta de fe
• ¿O compromiso? Con fe y coraje. Creyendo que para Dios no hay nada imposible. Y disposición a negarnos a nosotros mismos y consagrarnos a la misión. ¡Con Dios es posible transformar la realidad de nuestra sociedad!

¿De quién es esta nación?

Mucho tiempo nos han hecho creer que el cielo es de Dios y la tierra del diablo. El diablo es un mentiroso y un ladrón. El vino para hurtar, matar y destruir. ¿A quién le pertenece está nación y todas las naciones del mundo?

¿Cómo lo sabemos?

Salmo 24.1 declara:
¡De Jehová es la tierra y su plenitud,
el mundo y los que en él habitan!.

Todos los habitantes de este país, y de nuestros países respectivos fueron creados por Dios y para Dios. Satanás los ha usurpado, engañado, y los está destruyendo para llevarlos a la destrucción eterna.

¿Quién es hoy nuestro Nehemías?

¡JESUCRISTO!
Jesucristo, de un modo similar a Nehemías, estaba muy bien, en el palacio del Rey, en un lugar muy confortable, en el trono, en la gloria. Pero viendo nuestra condición le dijo al Padre: “Heme aquí, envíame a mí”. Los hombres y mujeres que has creado para ti están en gran mal, están siendo destruidos. 
Jesús siendo Dios, siendo el Eterno, entró en la historia. Se hizo hombre, se unió a la humanidad, y, desafiando a todos los poderes humanos y satánicos, declaró: “…Edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella”.
Y a los 33 años murió en la cruz, quitó el pecado del mundo. “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo” (2 Cor. 5.19). El Cordero inmolado, con su sangre nos redimió para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación (Apoc. 5.9).

Cuando Jesús resucitó de los muertos, lo primero que le dijo el Padre, según el Salmo 2, y Hechos 13:33, fue: “Mi Hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.
Pídeme y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines
de la tierra”. Y el Hijo, como siempre obediente al Padre, le dijo: Padre, te pido por herencia
las naciones…”
- ¡Está concedido!
Por eso, Jesús resucitado antes de ascender a los cielos, reunió a sus discípulos en el monte de Galilea para decirles:

“Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones,
bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;
y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.
Amén”.

Quién hubiera creído que ese pequeño grupo de 120 personas, reunidos en el día
de Pentecostés, cambiarían la historia del mundo. Quién hubiera creído que el gran Imperio Romano se transformaría en un Imperio “Cristiano”. Sin embargo se logró. (Aunque luego, a partir de la unión de la Iglesia y el Estado, haya comenzado el deterioro de la iglesia.
Si sucedió una vez, y los discípulos con Jesús cambiaron la historia, por qué no puede suceder otra vez.

“La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera” (Hageo 2.8).
“La tierra será llena del conocimiento de la gloria de Dios” (Habacuc 2.14).
¿Qué declaró nuestro Nehemías: Jesús?
Mateo 28.18-20:
“Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra…”
• Él no les dijo a sus discípulos: Por lo tanto, id y formad un gran ejército y
venced al Imperio Romano. Tampoco nos dice a nosotros: Vayan y hagan
una revolución armada… 

• Tampoco dijo: Por lo tanto, id y librad una batalla ideológica para imponer
a las naciones la ideología del reino de Dios.

• Tampoco dijo: Por lo tanto, id y organizad un partido político, y luchad
hasta ganar las elecciones y llegar al poder.

Nada de eso.
Él les dijo y nos dice hoy:
Vayan y hagan discípulos a todas las naciones…
Bautizándolos… (a las personas, no a las naciones)
Enseñándoles… todo…
Yo estaré con ustedes…

Y estas señales seguirán a los que creen… (Marcos 16.17-18)
Esta es la única manera de reedificar los muros caídos de nuestra sociedad, de reconstruir las puertas quemadas. El hacer discípulos es la única forma de reconstruir una sociedad, reconstruyendo cada vida y cada familia. Con la cuchara en una mano y la espada en la otra. Discipulado y oración.
A ellos les llevó 52 días la reconstrucción del muro de Jerusalén. Quizás a nosotros nos lleve “52 años”. Pero se logrará. Tenemos una misión multigeneracional. La misión nos trasciende. Pero sucederá.

Llegará el día en que habrá en Chile, y en los otros países que representamos, un 10% de “discípulos”, no de evangélicos. De allí, llegar al 20%, al 30% es cuestión de pocos años. Y así sucesivamente. La tierra se irá llenando del conocimiento de la gloria de Dios. Llegará el día en que tendremos diputados y senadores que serán verdaderos cristianos. Gobernantes, jueces, ministros y presidentes santos, hijos de Dios. Tendremos leyes justas y de acuerdo a los valores del reino de Dios. Empresarios, industriales, profesionales, hombres y mujeres que estarán ocupando los puestos más importantes de nuestras naciones, con el carácter de Cristo. Y al igual que Jesús dirán estamos aquí no para ser servidos sino para servir en amor a todos nuestros semejantes. Habrá oposición, persecución, como lo hubo en los primeros siglos, sin embargo venceremos, no
con ejércitos, ni con espada, más con el Espíritu de Dios.

¿Qué necesitamos?

DOS COSAS:

1. Renunciar a la indiferencia, a la apatía, a la comodidad, al bienestar
personal para consagrarnos a la misión.

2. Creer que con Dios todo es posible. Es una misión a largo plazo. Pero se logrará en el nombre del Señor. Sin fe es imposible agradar a Dios. 

Isaías 54.1-3:

Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz;
levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto;
porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha
dicho Jehová.
Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean
extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.
Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda;
y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas. 

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…