UNA REFLEXIÓN PARA EL 2017





En el 2017 debemos dar pasos hacia, adelante. Seguramente hay cosas que cambiar o transformar.
Quisiera mencionar algunas:

I.Del deseo de ser reconocidos a la oración.

Hay una tendencia natural a querer ser tenidos en cuenta. El reconocimiento es bueno, lindo pero no tenemos que esperarlo. (Jeremías 45:5) 

Para nuestra fábrica, empresa o universidad somos un número más. En la iglesia no somos un número más, pero tampoco tan imprescindibles como creemos, somos una parte en las articulaciones del cuerpo de Cristo. 

El año 2017 tenemos que dedicarlo a la oración: -personal, grupal, congregacional. Volver a las vigilias de oración. Algunos tendrán que empezar en esta escuela de intercesión.

II.De la abundancia de comida al ayuno.

¿A quién no le gusta un buen banquete, una rica comida? ¿Un buen asado?  En Argentina somos propensos a reunirnos para comer, más allá de las actividades de la congregación. 
“Su dios es el vientre, su orgullo es su vergüenza, y su fin será la perdición” Filip. 3:19 
Tenemos que procurar que los banquetes no manden en nuestra vida.

Comencemos a ayunar un día  a la semana. Jesús venció al enemigo en las primeras confrontaciones mediante el arma del ayuno.
Es un arma de victoria. 
"Y JESUS, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto Por cuarenta días, y el diablo lo puso a prueba. No comió nada durante esos días, así que después sintió hambre." Lucas 4:1-2.
Ayunos de arrepentimiento y santificación. 

Ayunos congregacionales. "El ayuno que me agrada consiste en esto: en que rompas las cadenas de la injusticia y que desates los nudos que aprietan el yugo; en que dejes libres a los oprimidos y acabes al fin con toda tiranía; en que compartas tu pan con el hambriento y recibas en tu casa al  pobre sin techo; en que vistas al que no tiene ropa y no dejes de socorrer  a tus semejantes" Isaías 58:6-7

III. De la tibieza al compromiso.

Salir de una vida floja, gris a una vida de pleno compromiso con el Señor y con nuestras responsabilidades. En el trabajo, la casa, la iglesia, etc.
*Volver a ser puntuales. 
*Tener un cuaderno de anotaciones: Agendar fechas, actividades, anotar mensajes de la iglesia. Hasta que la mente se ejercite.
*El que falta pegunte, no espere que le digan que hicieron.
*Colaborar en las tareas de limpieza, apertura, refacciones, ayuda a los hermanos, etc. Compartir el servicio. “Es mejor tomar la escoba y la palita que discutir teología que nunca se pone en práctica”
*Estar atentos a la gente nueva que viene a la congregación, a los grupos.

IV.Del exceso de información a la Palabra.

Hoy prevalece una mente sobrecargada. Hay longitud de información pero sin profundidad de análisis. -Una mente sobre estimulada: Según una investigación de la universidad de Barklay si pusiéramos en bytes la información que un joven recibe durante un día de su vida mediante la música, la radio y televisión, la influencia grafica (diarios, revistas), películas, teléfono, video juegos, Internet, son 33,8 gigabytes (capacidad de almacenamiento) al día.
A este paso un niño al cabo de 7 años habrá recibido la misma cantidad de información que un hombre de 70 años. Esta sobre excitación del intelecto está llevando a un nuevo síndrome llamado SPA, Síndrome de pensamiento acelerado, una sobre estimulación cognitiva que hace que los jóvenes pierdan la capacidad de concentración.

Que nuestro deleite sea la Palabra de Dios, sin intermediarios. 

Volver a la Biblia impresa, al libro. “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos. En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti. Bendito tú, oh Jehová; Enséñame tus estatutos. Con mis labios he contado Todos los juicios de tu boca. Me he gozado en el camino de tus testimonios Más que de toda riqueza. En tus mandamientos meditaré; Consideraré tus caminos. Me regocijaré en tus estatutos; No me olvidaré de tus palabras” Salmo 119:9/16

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ