EXTENDER LAS CONEXIONES Luis Mellado




Un nuevo desafío para los discípulos de Jesús

                                                                             
Los discípulos fructíferos están constantemente creciendo, aprendiendo y extendiendo su obra. Tienden a acercarse y rodearse de personas claves para su desarrollo, y por supuesto, cuidan su persona y vida espiritual. 

Aquel discípulo que deja de crecer en relaciones cae en el peligro de fusionarse en la masa pendular.   

Un área específica de crecimiento del discípulo debe ser extender sus conexiones o red de relaciones. Alguien dijo “si me muestras quién te está influenciando, te mostraré en quién te estás convirtiendo.” Y añadió “Dios desea colocarnos en el lugar que quiere mediante las conexiones adecuadas”    Hay relaciones claves que pueden cambiar el curso de nuestro destino espiritual. Pueden ser personas que nos vinculan con otras y nos abren puertas inesperadas, o pueden ser personas que se convierten en referentes espirituales o asesores en nuestro derrotero cristiano. 
Bernabé fue para Pablo en el Nuevo Testamento; un amigo y la persona clave que conectó a  Pablo con los líderes de la iglesia primitiva en Jerusalén, aquellos que cuestionaban si la conversión de Pablo era legítima o una trampa para perseguir a los creyentes. La Biblia nos da ejemplos de cómo grandes líderes se beneficiaron por la influencia y amistad de un referente. Entre ellos encontramos a Timoteo, que tuvo el beneficio de la tutela del mismo Pablo. También tenemos los casos de Josué con Moisés y Eliseo con Elías. Al leer biografías de grandes líderes en la historia reciente, nos damos cuenta que ellos también tuvieron relaciones claves con personas que les abrieron puertas y les brindaron su amistad y consejo en distintos momentos de sus vidas.  

La pregunta ahora es ¿cómo podemos encontrar esas conexiones y esos referentes? Hay varias maneras de lograrlo. 

Primero, pidamos a Dios que nos ubique de tal manera que los podamos encontrar y reconocer. Él nos ayudará a encontrarlos. 

Segundo, asegurémonos de poder beneficiarnos de esas conexiones y relaciones. 
Lo peor que podemos hacer es aislarnos de los demás. 

Es muy fácil de hacerlo en esta era del internet y poca interacción interpersonal. Por algo están de moda las redes de contactos, porque son una defensa contra el aislamiento. En las Escrituras encontramos el concepto de comunidad y compañerismo porque no fuimos diseñados para funcionar solos. Otra manera es de asegurarte que seas enseñable y que estés disponible a otros.   
Demos el paso; abrámonos y construyamos nuevas relaciones que no ayuden a ser más eficaces para Dios y extender su Reino.
   
“Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, ¡a él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos! Amén”   Efesios 3:20-21  

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ