Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 21, 2016

VISITE NUESTRO NUEVO SITIO WEB

sdiscipulo.com

Un sitio con herramientas para los obreros del Señor. Encontrarás escritos, videos, entrevistas, etc. Nos estamos esmerando en publicar mensajes de hombres de Dios como Jorge Himitian, Ángel Negro, Víctor Rodríguez y otros. Entrá y visitanos.

VISITE NUESTRO NUEVO SITIO WEB

sdiscipulo.com

Un sitio con herramientas para los obreros del Señor. Encontrarás escritos, videos, entrevistas, etc. Nos estamos esmerando en publicar mensajes de hombres de Dios como Jorge Himitian, Ángel Negro, Víctor Rodríguez y otros. Entrá y visitanos.

ESPIRITUALIDAD Y TRABAJO Jorge Himitian

Muchos de nosotros en el pasado teníamos un equivocado concepto acerca del trabajo material. Creíamos que existía una dicotomía entre lo material y lo espiritual, lo secular y lo sagrado, lo temporal y lo eterno. Cuando el Espíritu Santo abrió nuestros ojos y comprendimos el reino de Dios, esa división desapareció. Hoy entendemos que lo material es expresión de lo espiritual: “Los cielos (material) cuentan la gloria de Dios (espiritual)”. Para el cristiano todo es sagrado. Limpiar la casa es tan espiritual como orar, trabajar para ganar el sustento diario es tan sagrado como predicar. Lo eterno se construye en lo temporal; en el tiempo y el espacio construimos nuestra realidad eterna. Por eso la actitud y el comportamiento del hombre frente al trabajo es esencial para conocer su verdadera estatura espiritual. La conducta de una persona en el trabajo revela mucho más su carácter que su comportamiento en una reunión. Por otro lado se ha presentado a muchos, especialmente a los jóvenes,…

UN DON DE PURA GRACIA Ivan Baker

DEBEMOS CONOCER LAS MAQUINACIONES DE NUESTRO ENEMIGO.

“No ignoramos sus maquinaciones…”

   “Vivid en el Espíritu y no satisfagáis los deseos de la carne….”


La presencia real de nuestro Señor, tangible a nuestro espíritu, es mayor que la que podemos percibir con nuestros sentidos humanos.  Aunque lo humano está siempre presente y ningún esfuerzo hace falta para sentirnos, sin embargo, al ser redimidos y tener la presencia de Cristo en nosotros, su presencia será más fuerte que nuestros sentimientos humanos.  Si no fuera así, estaríamos viviendo en la carne y no en el Espíritu.

El sentimiento humano es temporal, pasajero.  El espiritual es permanente y eterno.

Dice el Señor, que el que tiene esta esperanza en él se purifica, a sí mismo, como él también es puro.  Cómo alcanzar, y vivir esa relación divina, santa y eterna? En realidad, no se alcanza, es un don que nos ha sido dado en la pura gracia de nuestra salvación.  Sí, en cambio, tenemos que reconocerla, gloriarnos en ellas, cuidarl…