martes, 26 de abril de 2016

EL PEOR DE LOS TIRANOS Glenio Fonseca

EL PEOR DE LOS DICTADORES


El miedo es el peor de los dictadores. Este apareció en el mundo después del pecado en el jardín del Edén y ha controlado la historia de la raza humana con mano de hierro. Debajo de su brazo fuerte, hay una presión asfixiante que sofoca a la víctima como una anaconda. Quien vive reprimido por el miedo no consigue gozar de la intimidad de ser hijo de Dios. Aunque el temor del Señor sea el principio de la sabiduría, ningún hijo de Abba puede tener miedo de El. Mas allá de todo, la Biblia es muy clara: En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en si castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor 1 Jn. 4:18

El significado del temor del Señor no es el miedo, sino el respeto, consideración, reverencia. Ningún hijo de experimenta la comunión con su padre bajo el control del miedo. Es imposible vivir relajado en un ambiente controlado por el amedrentamiento.

Abba no es un verdugo. Aunque yo tenga un profundo respeto por El, o el mismo temor ante su santidad, yo nunca puedo tener miedo de El. Mi relación con mi Padre celestial tiene que ser necesariamente amorosa y afectiva. Aunque El sea extraordinariamente majestuoso y fuera de mi compresión tridimensional, no es un ser que da miedo a sus hijos.
Yo no puedo estar desconfiando de su amor incondicional, ni esperando algún perjuicio de su parte, que me deje aterrorizado. Abba no es un ser atemorizante tratando de asustar personas. Todo lo que El hace o permite tiene un propósito maravilloso, definido en su amor para con sus hijos.

El amor es la esencia de Abba, y en su naturaleza no hay indicio alguno de déspota, tirano o incitador de cautiverio. El apóstol sabia de esto muy bien cuando dijo con precisión milimétrica:
Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos ¡Abba Padre! Ro. 8:15

UNA COMUNIDAD QUE VIVE EN AMOR Claudio Lancioni



"Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo"

A modo de instrucción apostólica, Pablo les hace a los hermanos de Filipos  un requerimiento: todo lo que hagan, que este libre de murmuraciones y contiendas, es interesante detenernos en el contenido de estas dos palabras griegas utilizadas por el apóstol:

MURUMURACION: γογγυσμος goggusmos,  murmullo, gruñido , debate secreto, desagrado no declarado abiertamente.
 Para decirlo de modo más actual, rezongo entre dientes.

CONTIENDA: διαλογισμος dialogismos , pensamiento de una persona que delibera consigo misma, razonamiento  interior, vacilación, duda, argumentación.

Las dos palabras parecen describir un estado interior de disconformidad y agitación, un corazón así será manifestado por un comportamiento tenso y quejoso, que es normal en el mundo pero no debe serlo en la iglesia.

La conducta de los santos debe contrastar tan fuertemente como para alumbrar a un mundo que vive, actúa y se desenvuelve en medio de disputas y rivalidades, ni siquiera los ambientes familiares están libres de estas cosas.

Filipenses 2:15
para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;

Las tensiones interiores que generan diputas  silenciosas o solapadas, aunque tengan como tema dominante cuestiones de orden eclesiástico, o "espiritual", son patrimonio de la carne (Ga. 5:20 ... enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones) y Pablo es claro para identificar y anticipar estos problemas que le roban a la iglesia su color de familia, y  le pide a los hermanos una actuación responsable, entendiendo y honrando la voluntad de Dios, que quiere una iglesia con calor de hogar.

El pedido esta en medio de una advertencia acerca del cuidado de nuestra salvación:
Fil 2: 12-14 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Haced todo sin murmuraciones y contiendas...
Mr. 9:50 Buena es la sal; mas si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos; y tened paz los unos con los otros.

Cuidado con el chisme y la murmuración...

EL MÉTODO DE HACER PEGUNTAS José Prado Flores




Su pedagogía no alimentaba la pasividad de sus discípulos, sino que los hacía pensar, sacando conclusiones del interior de ellos. (una pregunta produce la crisis de la respuesta).




Por ejemplo:
¿Qué buscáis? Jn: 1: 38. Dos discípulos, entre los que estaba Andrés (hermano de Pedro)
¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre? Mat: 16: 13
Y vosotros, ¿quién decís que soy? Mat: 16: 15.
¿Quién es el mayor, es que está a la mesa o el que sirve? Luc: 22: 27
¿No vale más la vida que el alimento y el cuerpo que el vestido? Mat: 6: 25
¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Mat:12: 34 (a los fariseos)
¿Qué quieres que te haga? Luc: 18: 41 (¡a un ciego!)
¿Por qué dudaste? Luc: 14: 31. A Pedro cuando camina sobre el mar.
¿También vosotros queréis marcharos? Jn: 6: 67. A los doce, para sacar de Pedro la expresión: ¨¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna¨.
¿Me amas más que estos? Jn: 21: 22. A Pedro.

Jesús plantea a lo largo de los evangelios más de 200 preguntas. Sólo en el texto de Mar: 8: 16-21 encontramos nueve seguidas. (Verlas).

Aún cuando le preguntaban algo, muchas veces respondía con una pregunta (Mat: 9: 14-15; 12: 26-27,
Mat: 22: 17-20: ¨ Dinos, pues, qué te parece: ¿Es lícito dar tributo a César, o no? 18 Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas? 19 Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. 20 Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? ...dad a César lo que es de César...

Su enseñanza, vida y acciones planteaban interrogantes:

Mat: 13: 55: ¨ ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas?
8:27:¨Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los vientos y el mar le obedecen?
21: 10

¿Mi vida le plantea interrogantes a las personas? ¿O es la de un religioso más?
Respondía preguntas (no las eludía)
¿Cuántas veces debo perdonar a mi hermano? Mat: 18: 21-22.
¿Es lícito divorciarse de su mujer por cualquier causa? Mat: 19: 3
Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido, ¿cuál será nuestra recompensa? Mat: 19: 27
¿Restaurarás el Reino de Israel en este tiempo? Hech: 1: 6
Sumo sacerdote: ¿Eres tú el Rey? Jn: 18: 37
Escribas: ¿Cuál es el primer mandamiento? Mar: 12: 28
Enemigos: ¿Se debe pagar tributo al Cesar? Mar: 12: 14
La buena pregunta, apunte...

Cuando predicamos el evangelio: ¿qué preguntas podemos hacer para ayudara la gente a reflexionar?
Si te murieras hoy, ¿dónde irías?
¿De dónde venimos, para que estamos, adónde vamos?
¿Qué hay más allá de la muerte? (si el hombre muriere, ¿volverá a vivir?)
¿Para qué vivimos?
O también:
¿Cuáles son las preguntas que la gente se hace?
¿Tenemos respuestas para las preguntas que la gente hace?

domingo, 24 de abril de 2016

Liliana Riffel ¿CÓMO ESTÁN NUESTRAS REDES?



Veamos Lucas 5:1/11

Cada tanto debemos lavar y limpiar nuestra red. ¿Qué es una red? Es una serie de hilos tejidos y amarrados a unos flotadores.

¿Por qué se lavan las redes?

*Se ensucian por nuestras acciones, actitudes que desagradan a Dios (quejas, resongos, críticas, etc.)
*Están sucias después de una jornada de trabajo. Traen algas, camalotes, barrio y todo tipo de suciedad del mar o del río. Esto es cuando traemos a los nuevos a la iglesia. Ellos abren sus corazones y vuelcan todo tipo de cosas. Para esto debemos estar preparados y atentos, no escandalizarnos ni desanimarnos. Comúnmente esto le acontece a los obreros y discipuladores.
*También las redes se pueden lavar para guardarlas y no usarlas nunca más. ¿Por qué? Prediqué mucho y no pasó nada, entonces digo no estoy capacitado, no tengo el don de evangelista o no soy como fulano. Espero que no sea nuestro caso. Saquemos las redes y usémoslas. ¿Cuánto hace que no usas tu red?
Todo pescador le hace un mantenimiento básico a sus redes a fin que estén en condiciones de ser utilizadas. También nuestra red espiritual, a veces hay que remendarla, por ejemplo cuanto se produce un conflicto entre hermanos, en la familia, en el trabajo o en la relación con Dios. Allí tenemos que restaurarla.
En este pasaje vemos tres etapas.
1. UN GRUPO DE PESCADORES LAVANDO SUS REDES.

2. EL SEÑOR JESÚS ANIMÁNDOLES A ARROJARLAS AL MAR, A UN LUGAR AÚN MÁS PROFUNDO “boga mar adentro”. 

Nos llama a no ser superficiales, a anunciar el evangelio tal como es. Ser un poco más convincentes (convencer). Procurar que las personas lleguen en algún momento a decidir por Cristo.

3. AL HACER CASO, LA PESCA FUE MILAGROSA Y ABUNDANTE.

En el versículo 4 y 5 vemos en Pedro una mezcla de resignación y fracaso; fe y victoria. Fracaso al decir “no hemos pescado nada” y fe “en tu nombre echaré la red”
A tal punto que las redes se rompían. Para Dios no hay límites, debemos ser amplios, no escasos. Cuando Dios concede el crecimiento no hay estructura o base que lo pueda contener. ¡El Señor nos invita a trabajar!

En definitiva:

1. Restauremos nuestra red si es necesario para que tengamos un año de fruto abundante.

2. Hagamos algo de lo cual estábamos resignados y habíamos decidido no esforzarnos más.

3. Si queremos ver fruto echemos nuevamente la red como hicieron sus discípulos.



martes, 19 de abril de 2016

Víctor Rodríguez PEDILE A DIOS UNA PERSONA A QUIEN PREDICAR



Cada uno pídale al Señor una persona para predicar,  "Señor este día dame una persona para predicar", y el Señor te la va dar, y entonces estaré atento, puede ser inmediatamente en la mañana o puede ser en la última hora.

Charles Spurgeon, un tremendo hermano de hace dos siglos, tenía esta costumbre, y como había sido un día muy lluvioso y tormentoso, él no salió de su casa, y por allí se acordó de que cada día tenía que predicarle a una persona, y era las once de la noche, y no había nadie en la noche; entonces se asoma por la ventana y llovía, y entonces vio en la parada algo que pasaba por ahí, se trataba de una persona que se estaba mojando, él sacó el paraguas, se arrimó y lo cubrió, y esa fue la persona que él predicó.

Pídale a él cada día uno a quien predicar, porque vamos a crecer, van a crecer hermanos. Nuestros lugares tienen que quedar chicos porque vamos a crecer, cada uno va a crecer, y especialmente los jóvenes, los jóvenes cada uno crecerá y se multiplicará, Digan "Señor dame la persona que ya tienes" y van a ver como aparece.

Claudio Pagura YO ME UNO CON QUIEN YO QUIERA


El relato bíblico de la conversión de Cornelio es fascinante. Dios en ocasiones, y solamente en nuestra visión humana, pareciera que simplifica las cosas y en otras que las complica.
Este relato se encuadra en la segunda de estas hipótesis.
Pedro ora en la terraza, tiene una visión de animales que bajan desde el cielo en lienzos, Dios indicando que mate y coma, y confronta sus costumbres judías, y él se niega porque los llama animales inmundos. Dios lo reprende diciéndole que no llame inmundo a lo que El ha santificado.


Si por un instante, nos metiéramos en la piel de Pedro, podríamos divagar acerca del porque de la reacción de Pedro. Yo quiero compartirle mi opción, quizás el pensó que Dios lo estaría probando para ver su fidelidad al pueblo escogido.
Habrá pensado no yo no voy a caer en esta trampa, no voy a ser el que traiga contaminación al pueblo escogido, al pueblo llamado a apartarse, a ser diferente, a expresar las virtudes de Dios en un mundo cruel e insensible, en definitiva un mundo que había traicionado una y otra vez al creador.
Uno cree que con la visión y la reprensión posterior se resuelve todo. NO! Lejos esta de solucionarse. El Padre tiene que enviar el Espíritu Santo para interrumpir el discurso de Pedro y allí recién entiende que a lo que el llamaba gentil (Goy en hebreo que significa pueblo ajeno al escogido), Dios le brinda la oportunidad de ser considerado como familia, a través de la transformación que provee la conversión.
¡Como somos!
La oración de Jesús en Juan 17 en ocasiones se malogra por la dureza del corazón de su propio pueblo.
La definición de hermano la llevamos al plano intelectual, las juzgamos con la medida de nuestra mente, de la instrucción aprendida, cuando el nuevo nacimiento es un hecho espiritual por lo que debe ser percibido a través del Espíritu. Pedro vio una manifestación genuina de Espíritu Santo de Dios y no puedo resistirse a romper un paradigma que lo había acompañado durante toda su vida, aún antes de conocer a Jesús.
Pero nosotros siempre vemos el pelo en la leche, encontramos una excusa para desechar, aún antes de escuchar la opinión de Dios de la persona que tenemos enfrente.
Y si esta relación se concreta, aún caemos en la tentación de solo compartir la revelación recibida, sin siquiera permitirnos el placer de escuchar lo que Dios tiene para decirnos a través de ellos.
¿No nos permitimos pensar que Dios nos ha enseñado para que una comunión de ida y vuelta, con una profunda humildad compartamos lo recibido?
¿Somos los únicos salvos? ¿Corremos tanto riesgo en la comunión con otros? ¿Si somos espirituales, no tenemos la capacidad de discernir lo bueno y lo malo?
Los católicos y la virgen, los evangélicos y el evangelio de la prosperidad entre tantas otras cosas, son excusas para no encontrarnos con un Dios que sueña con el día en que todos sus hijos puedan expresarse el amor en libertad y la unidad del Espíritu, se transforme en unidad de la fe, y luego en unidad del cuerpo.
Por supuesto no son todos, pero tampoco ninguno.
No puedo unirme con quien a mí se me ocurra, debo tener un corazón abierto a todos aquellos que han nacido de nuevo.
Hay mas advertencia bíblica acerca de dividirme con mi hermano, que sugerencia a tener cuidado con quien nos unimos, porque en definitiva Dios es el que va a unir a su iglesia.
Con quien no tenemos que estar esta claro, aquel que llamándose cristiano sea…. Por favor no pongamos la vara más alta.
Ecumenismo, no. El gran paragua que rejunta todo, eso no.
Pero si procurar marchar hacia la unidad del Espíritu con gente que ama al Señor aunque en sus vidas haya formas distintas (no pecaminosas), y que no desarrollen la obra “tan bien como nosotros”.
Tengamos un corazón abierto y vamos a ver como Dios derrama su Espíritu Santo en las vidas de gente que con errores aman a Dios.
Dios no quiere un pequeño pueblo muy feliz, Dios quiere una Iglesia grande, enorme, sin mancha, santa, unida, que sea expresión real de quien es JESÚS.
En este mundo hay muchos Cornelios a los que nosotros subestimamos pero Dios ama.

(Tomado del Blog "Tras los pasos de Jesús")

sábado, 16 de abril de 2016

LOS HERMANOS SON NUESTRA ALEGRÍA Jan Gottfridsson



“Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida? ¡Vosotros sois nuestra gloria y gozo!” (1 Tesalonicenses 2.19,20)

“No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad.” (3 Juan 4)

La mejor forma de inversión de nuestra vida terrenal (70 u 80 años – Salmo 90.10) es viviendo el propósito eterno de Dios, siendo sus cooperadores, invirtiendo, buscando y pensando en las cosas de arriba (Mateo 6.19,20; Colosenses 3.1-3).

Nada da más alegría que ver el reino de Dios manifestándose día a día en un discípulo que crece a la imagen de Jesús. ¡Que tremendo privilegio es formar parte de esta obra maravillosa! ¡Cuán BUENO ES DIOS!

No hay alegría y realización mayor en esta vida que aquella en que tenemos certeza de estar edificando vidas para toda la eternidad; hombres y mujeres, jóvenes, adolescentes, viejos y niños, en fin, una familia gloriosa “con la cara de Jesús” ¡para la gloria de Dios Padre!

“Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas.” (2 Corintios 12.15)

CONFIEMOS EN EL ESPÍRITU SANTO Ivan Baker


Ubicarnos como instrumentos de Dios y no como los que hacemos la obra.

Cristo es la vid, nuestro Padre es el labrador, nosotros somos los instrumentos en las manos del labrador. Nosotros predicamos, él, por medio del Espíritu Santo convence de pecado y convierte. Nosotros no somos responsables de la conversión de los pecadores, sino sólo de la predicación. A veces hemos tenido temor de predicar a alguno “porque después nos vamos a sentir responsables de seguirle hasta que se convierta”.

También hemos dicho alguna vez: “No voy a hablar a muchos porque después no podré dormir de noche pensando en mi responsabilidad de hacer un seguimiento de cada caso”. Otras veces hemos señalado por nuestra cuenta a alguno y hemos declarado que se va a convertir. De ahí en adelante hemos trabajado e insistido sin resultado positivo. Eso también nos ha frustrado.

Debemos ser más modestos y dejar a Dios la parte que le corresponde a él. Nuestra parte debe ser descubrir aquellos en los cuales vemos que el Espíritu Santo está obrando. Jesús dijo:
“Ninguno puede venir a mí si el Padre que me envió no le trajere”. Juan 6.44. Aprendamos a usar el evangelio como si fuera un radar para descubrir a los que tienen sed de Dios.

VENTAJAS DE LOS GRUPOS PEQUEÑOS Ivan Baker




“Todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo” (Hechos 5: 42). Esta fue la práctica de los primeros discípulos y todavía sigue siendo valiosa. Básicamente, los hogares proveen la oportunidad de subdividir la congregación en grupos de quince a veinte personas, para estar bajo un cuidado y liderazgo directo. De esa manera, cada uno es conocido, aconsejado, amado y ayudado en todo para su efectivo crecimiento espiritual y desarrollo. Allí mismo hallará la relación ideal para efectuarlo.


Hace unos dieciocho años cuando subdividí por primera vez la congregación en cinco grupos de hogar, me di cuenta que había dado comienzo a la mejor escuela bíblica. Allí no se producirían hombres teóricos, sino eminentemente prácticos, competentes en lo específico: ganar, formar discípulos y adiestrar responsables para los nuevos grupos de hogar.

Otra cosa que comprendí es que había lanzado la iglesia a la más efectiva y formidable multiplicación. Había descubierto el principio divino de la multiplicación: cada discípulo nace, crece, se reproduce y, además, cuida de su propio fruto. Es sumamente perjudicial para la salud espiritual y la multiplicación de la iglesia despreciar esta norma. Peor aún es desconocer este principio, por lo que significa para el bien espiritual de cada discípulo.

Este esfuerzo de “dar a luz” y formar discípulos es normal y necesario para la salud espiritual y crecimiento de cada discípulo. Cualquier otro criterio sería ilógico si tenemos en cuenta el poder con que el Señor ha dotado a cada uno, con el fin preciso de cumplir esta tarea. Por el otro lado, ¿no están alrededor de nosotros las multitudes sedientas? ¿No está la mies más blanca que nunca y lista para la siega?

La premisa no es que algunos ganen a muchos, sino que cada uno gane unos pocos y los edifique para que ellos ganen a otros. Lo que tengo pedo dar. Si gano y formo un discípulo, puedo enseñarle a ganar y formar a otro.

MOTIVACIÓN


Elemento necesario para hacer la obra de Dios.

Obreros que lleven adelante el plan eterno de Dios es la gran necesidad del presente, pero tengamos en cuenta que éstos surgirán de la formación que les brindemos. Tendrán muchas cosas por conocer y experimentar en el derrotero de su servicio espiritual. Con paciencia, perseverancia, amor y sana doctrina serán capacitados.

¿Qué es la motivación?

El diccionario define motivación como el estímulo que anima a una persona a mostrar interés por una cosa determinada. Causa o razón que hace que una persona actúe de una manera  determinada. Motivo.
Así es, la motivación es consecuencia de tener un verdadero y noble motivo para hacer las cosas. La persona desmotivada es aquella que no tiene un  objetivo por qué vivir. También podemos traducir motivación como aliento, ánimo, entusiasmo, fervor,
La motivación es aliento necesario para la vida, para enfrentar las contingencias cotidianas y a la vez el impulso para un servicio constante a Dios. Es más que una sensación o estado de ánimo, no es natural sino que es espiritual, divino.

Motivación es fuego en nuestro interior

“Y dije: No me acordaré más de Él, ni hablaré más en su nombre: Pero su palabra fue en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos, traté de sufrirlo, y no pude”  Jeremías 20:9

Es el poder que movía al apóstol Pablo y nos debe movilizar a nosotros.

“Por lo cual también trabajo, luchando según su poder, el cual obra poderosamente en mí”  Colos. 1:29

Es la usina espiritual que había en Jesús.

Un consejo de Pablo a sus hermanos:

        “en el cuidado no perezosos; ardientes en el Espíritu; sirviendo al Señor” (Romanos 12:11 Versión del año 1569)

¿Qué cosas nos hacen perder la motivación?

-Los desalentadores,
-las crisis,
-los pecados, y
–la escasa economía, entre otras.

Cuatro áreas que necesitan motivación:

·       En la búsqueda de Dios
·       En la familia
·       En el trabajo
·       En la obra del Señor

martes, 12 de abril de 2016

LOS APARTADOS Y EL CORAZÓN DEL PADRE Néstor Scansetti



Un mensaje que nos hará reflexionar acerca de nuestra responsabilidad y misión para con aquellos que se han apartado de nuestras congregaciones. 

SOMOS CONTINUACIÓN NO COMIENZO Editorial

Aquellos que pertenecemos a la familia de congregaciones llamada comunidad cristiana, a quienes nos toca vivir estos días, somos la continuación de un mover del Espíritu Santo que se inició a principios de 1960, es decir algo más de medio siglo. 
Ante esta realidad, quisiera mencionar cuatro cosas que necesitamos atender para que este movimiento espiritual siga siendo tal, y no se convierta en una denominación o tome atajos que lo aparten de su  meta: "Ser una familia de muchos hijos semejantes a Jesús".



1. CONOCER EL PASADO E INTERESARNOS POR LOS ANALES HISTÓRICOS.

El carácter de continuadores de un movimiento nos lleva inexorablemente a mirar y conocer el pasado, los comienzos, los primeros hitos que marcaron este  nuevo y glorioso periodo. 
Para entender la marcha actual de este movimiento, es necesario conocer su historia, en este caso sus raíces, a fin de no tomar caminos equivocados. Esta clase de investigación aporta al discípulo una capacidad de análisis fundamental. 
Si queremos comprender el futuro, estamos obligados a dar una mayor ponderación a aquello que existe desde hace tiempo, en especial a aquellas cosas que han sobrevivido en nuestro medio.
Paul Preston expresó: "Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores" No solamente los triunfos y las glorias de antaño nos ayudan; también se aprende de los yerros.
La compañía y ayuda del Señor desde el génesis de este mover nos da confianza en el presente y esperanza del futuro, más allá de las adversidades propias del camino.

2. APETITO POR LA SABIDURÍA DE NUESTROS ANCIANOS.

Me refiero a la perspectiva de los hermanos mayores, de los precursores del movimiento. Estos días Jorge Himitian volvió a refrescarnos de manera clara y contundente nuestro comienzo. Pero también contamos con otras herramientas: testimonios personales, mensajes de retiros, apuntes, diálogos informales, a los cuales debemos prestarle atención. Tenemos un caudal precioso y abundante. Los líderes primigéneos fueron y son hombres que aman a Dios, conocen su Palabra y poseen una conducta irreprochable, por supuesto sin llegar a ser perfectos. Hombres llenos de flaquezas pero fieles y constantes. 

3. HABER ENTENDIDO MÍNIMAMENTE SU VISIÓN Y ESTRATEGIA.

Hay una manera de entender y hacer la obra del Señor que nos caracteriza. El hacer discípulos, los grupos caseros, la extensión del reino de Dios han sido nuestros blasones, nuestros "puntos fuertes", y todavía sostenemos que en estas tres cosas está la médula de la estrategia, porque más que métodos son principios. Nuestros ancianos (me refiero a los precursores del movimiento) concibieron una filosofía espiritual, una visión de lo alto y esto es lo que los cautivó y motorizó durante toda su vida. Detrás de su estrategia se encuentra un pensamiento o mejor una mentalidad, una forma de ver las cosas y actuar en consecuencia, no como actos aislados, del momento, o productos de la improvisación.

4.  ALTA DOCILIDAD A LOS CAMINOS QUE NOS VA TRAZANDO EL ESPÍRITU SANTO.

¡Esto es fundamental! Cultivar esta actitud nos librará de caer en el error de los fariseos que terminaron recitando dogmas que ni creían ni practicaban. La docilidad al Espíritu no permitirá que terminemos siendo una denominación, Pero cuidado, se demandará de nosotros obediencia, hacer los cambios y ajustes que Él nos indique. Algunas veces habrá que seguir en la recta y, otras, dar un viraje violento para no chocar contra el iceberg de la institución y la tradición.

Año 2016



sábado, 9 de abril de 2016

UN PENSAMIENTO SOBRE LOS TIEMPOS FINALES Keith Bentson


Hablamos mucho acerca de la victoria final de la Iglesia. 

*La Iglesia va a ser triunfante, yo lo creo. 

*Yo creo que algún día la Iglesia en la tierra será como tiene que ser. 

*Yo creo que va a haber una generación de cristianos sobre la tierra, tan, tan  semejantes a Jesús, con una comprensión de lo que sucede en el cosmos, en los aires y en la tierra, que  con su fe van a terminar de predicar el evangelio a todas las naciones. 

*Llegará a la medida de la estatura de Cristo Jesús. 

*Será una virgen vestida para la boda, sin mancha y sin arruga. 

*Pero, escúchenme, si nos adelantamos y leemos el último libro de la Biblia descubriremos  que aún en esa etapa gloriosa....

*Dios entregará a la bestia, al Anticristo, autoridad para perseguir y para matar a los cristianos. En esa gloriosa hora, sobre toda la tierra, un pueblo se ofrecerá a Dios no amando sus vidas hasta la muerte.

*Se librará una fe para derribar a Satanás de los cielos de una vez por todas e introducir el Reino glorioso y eterno de Cristo Jesús.

LA VICTORIA VIENE POR LA MUERTE AL YO Keith Bentson


¡Bienvenidos a nuestro sepelio!

Estamos destinados como ovejas para matadero. Yo les ruego ahora, que cada uno se disponga a perder a la postre, todas las cosas .La  única manera de enriquecernos es mediante el empobrecimiento de nuestro ser en Cristo Jesús.

Hermanos, Dios está obrando en nuestras vidas, en las cosas pequeñas, en las cosas mayores, con el fin de formarnos y forjarnos en un pueblo santo, lleno de entendimiento, gracia y fe, a fin de que Dios pueda realizar sus propósitos aquí en la tierra y allí en el cielo

¿Ustedes saben porque hay conflictos entre cristianos? porque hay pocos llevando la Cruz. ¿Saben porque hay problemas entre parientes?, porque hay pocos llevando  la muerte de Jesús. ¿Cómo hacemos? el Señor Jesús nos enseñó, si nos hieren en una mejilla ¿qué hacemos?, damos la otra. El que no da la otra mejilla es porque está muy fuerte, tiene una idea de cómo Dios debería tratarlo y defiende sus derechos. ¡Defiende tus derechos si quieres! Dios te dará toda la libertad y todos los años que quieras, si tú quieres defender tus derechos. Escúchenme, el que quiera ganar su vida, el que quiera salvar su vida así, la perderá. Más el que pierde, es feo perder, pregunten a algunos jugadores de futbol si quieren perder, ¿quién quiere perder?, pero en la sabiduría de Dios la única manera de ganar es perdiendo.

¿Estas marcado con la Cruz? En tu concepto de ti mismo ¿has sido marcado con la Cruz, o te ofendes cuando no te reconocen? ¿Por qué las discusiones si tu alma ha sido marcada con la Cruz? El que ha experimentado la Cruz, no tiene nada que perder, ya lo perdió. Está aligerado de las cargas de la vida, del afán de la vida, porque hay una marca sobre su alma y sobre su mente. “Con Cristo estoy juntamente crucificado y ya no vivo yo” ¡Qué liberación! ¡Ya no vivo yo, Cristo vive en mí! Y la vida que llevo, la vida que vivo, la vivo por fe. Yo tengo fe en la Cruz de Cristo Jesús. En su Cruz no solamente mis pecados fueron puestos sobre El, sino mi viejo hombre, lo que soy aparte de la gracia de Dios. Yo también fui clavado a la Cruz. Fui crucificado. El mundo me llama… estoy crucificado. Ya no vivo yo, estoy terminado. Yo vivo para lo invisible, para lo eterno. Vivo con las manos abiertas y vacías.

¿PARAÍSO FISCAL O PARAÍSO CELESTIAL? Editorial



"Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. 16 También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. 17 Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? 18 Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 19 y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. 20 Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? 21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios" (Lucas 12: 15 al 21)

Estos días, en casi todo el mundo y, especialmente en nuestro país, se habla de aquellos que han amontonado riquezas, algunos producto del saqueo a gran escala del patrimonio del pueblo y, otros, como consecuencia de su desproporcionada prosperidad económica, muchas veces potenciada por la evasión fiscal. La cuestión que unos y otros, sea el color político que representen, se encontraron en un mismo lugar, en los así llamados "paraísos fiscales" o mejor dicho "cueva de Ali babá". Creo que hay un profundo anhelo en nuestros compatriotas que en algún momento seamos gobernados por hombres honestos que desprecien el soborno y se cuiden de la avaricia. Dios quiera que hoy podamos ver que se haga justicia por los groseros actos de corrupción que privaron a nuestra nación de un mayor desarrollo.
Sobre particular, la voz menos escuchada es la de Jesús quién nos enseñó a guardarnos de toda avaricia "porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee". El mismo Señor calificó como "Necio" a aquel que acumula riquezas y su único pensamiento es lo que hará con sus bienes. Aún más, a éste le pronuncia una advertencia: "Esta noche vienen a pedirte tu alma y lo que has provisto, ¿De quién será?". 
Por último, Jesús nos recomienda que seamos ricos para con Dios haciendo tesoros en el único lugar seguro: "el paraíso celestial"

viernes, 8 de abril de 2016

LA ORACIÓN Víctor Rodríguez


COMO TRATAR A LOS FALSOS MAESTROS Keith Bentson


2 Tim  2:14-26

1. COMENZAR CON UNA ACCIÓN POSITIVA (vs. 14-15)

a. Recordarles: e! contenido del himno o de toda la carta.
"Exhortándoles": o mejor, de la Biblia de Jerusalem: conjurándoles, del griego dìamartúromai = testifìcar solemnemente.

"Perdición": gr. katastrófe = dar vuelta, tirar abajo (Jesús "katastrofió" las mesas en el templo).

b. El ser aprobado: En el vs.15 el gr. indica "por haber sido probado", como traduce la Biblia de Jerusalem. La Vers. Pop. dice : "hombre de valor comprobado".

c. "Que usa bien la palabra de verdad" : Ser claro y derecho en el manejo de la palabra de verdad, en contraste con la forma torcida en que los falsos maestros las manejaban. En el griego, tiene la idea de "cortar rectamente", de orthotoméo, de donde viene después el concepto de la ortodoxia.
La "palabra de verdad" en Ef. 1:13 y Col.1:5 = el evangelio.
Sin buena palabra la unción se coarta. Tiene que haber contenido.

 
2. LA ACCIÓN NEGATIVA: QUÉ EVITAR

a. Evitar profanas y vanas palabrerías: profano significa  lo común, luego lo no sagrado, y entonces también lo irreverente y libertino (Vers. Pop.: "palabrerías mundanas y vacías).

b. Himeneo y Fileto: habrán predicado una resurrección espiritual, ya consumada en el bautismo. Pero, según I Cor.15, si no hay resurrección del cuerpo físico la fe en Jesús es un fraude. Con razón estos hombres se desviaron; gr."errar al blanco", ver 1 Tim.1:6 y 6:21. Himeneo está señalado en I Tim.1:20, donde el apóstol lo excomulga, entregándolo a Satanás. Al escribir II Tim., Himeneo aún anda haciendo mal. Palabras profanas conducen a la impiedad, carcomen como gangrena, trastornan. !Cuán rápida y sutilmente se extienden conceptos y enseñanzas, que en un principio prometían nuevo entendimiento, pero que con el tiempo arruinan vidas, familias y congregaciones!
 
3. LO SEGURO QUE ES EL FUNDAMENTO (vs .19).

a.  Pablo suele usar la metáfora de un edificio para expresar ciertos rasgos de la iglesia:
I Tim.3:15 Cómo debes conducirte en la casa de Dios
I Cor.3:10-15 Pablo como arquitecto y otros edificando.
Ef.2:19-23 Edificados sobre el fundamento de apóstoles y profetas, todo el edificio bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor. La iglesia del Señor es una estructura sólida que alberga, protege y provee morada para Dios.

b. El sello (gr. sphragis) y sus usos:
i. El uso literal en Mt.27:66, la piedra cerrada can un sello; ver Dn.6: 17, se deja una impronta, una impresión sobre yeso o cera.
La importancia de un se4lo cansiste en hacer notório quién es el dueño señalar su autoridad sobre el objeto sellado.

ii. El uso figurativo, en el sentido de confirmar:
Jn.3:33 atestigua
I Cor.9:2 el sello de su apostolado
En el versículo 2:19 el uso es figurativamente espiritual, o sea, es la figura de una impronta, una marca, puesta en el fundamento (sobre el cual la casa de Dios -la iglesia- se edifica). Pablo asegura a Timoteo que, a pesar de los falsos maestros, Dios guardará lo suyo. La inscripción declara dos aspectos: lo que Dios sabe y lo que el hombre tiene que hacer.
 
c. Los diferentes grados de honor (vs.20-21): En cualquier casa hay diferentes utensilios para diferentes usos. En una casa física, todo utensilio tiene su justificación y también su nivel de dignidad: por su calidad -oro o madera- y por su uso -florero o balde-.

Pablo espiritualiza lo material y apela a que cada uno sea un instrumento -un utensilio- dedicado al Señor. Los falsos maestros no eran honrosos.


4. HUIR Y MARCHAR (vs.22):

Huir, o sea, evitar deliberadamente todo foco de mal. Seguir con aquellos cuyo corazón es recto. El objetivo: permanecer en la justicia, la fe, el amor y la paz.

5. LA ACTITUD Y ACCIÓN CONVENIENTE PARA UN SIERVO DE DIOS

a.  No perder tiempo contendiendo sobre cuestiones necias (Pablo no especifica cuáles son) -desecharlas-, que sólo producen discusiones, cosa que no comporta el estilo y espíritu de un siervo de Dios; pero, es necesario tratar bien a las personas involucradas (vs.23-25).
 
b. Los vs. 25-26 se prestan a más de una interpretación:
i. "y volver al buen sentido (gr.sobriedad), librándose de los lazos del diablo pue los tiene cautivos, rendidos a su voluntad", es decir, a la voluntad del diablo.
ii. "y se liberan del lazo del diablo, agarrados por él, para hacer la voluntad de aquel", o sea, de Dios.

martes, 5 de abril de 2016

LLUVIA DE DIOS

LLUVIA DE DIOS

Así como la lluvia inunda los campos y las ciudades anhelamos la lluvia del cielo. Hubo una lluvia temprana en la iglesia del libro de los hechos, ahora esperamos una nueva visitación de Dios sobre la iglesia, nuestras familias y cada persona que conocemos.

viernes, 1 de abril de 2016

EVANGELIZANDO A TRAVÉS DE LAS BUENAS OBRAS Víctor Rodríguez




Otra manera, las buenas obras, tenemos ocasiones, estemos dispuestos para hacer buenas obras, siempre hay alguno que necesita ayuda, ya sea porque se descompuso su auto, y nadie lo socorre. Te puedes parar para ayudar, y cuando estás ayudando, puedes hablarle de Cristo

Las buenas obras, también pueden hacerse a los carenciados, a los que tienen hambre, grupos donde puedan tener alimentos y dar de comer, a lo mejor a niños, ¿Estamos haciendo esto o algo parecido?

Ir a las cárceles, Jesús dijo: "estuve en la cárcel y viniste a mí, estuve enfermo", visitar los hospitales, ¿quiénes quieren que los enfermos se sanen?, ¿y dónde vamos a practicar?, vayan a los hospitales y pregúntenle a un enfermo: “¿quieres que ore por ti?”, todos te van a decir que sí, y practique ahí y van a ver maravillas, y ahí pueden predicar en los hospitales; en los geriátricos, en los albergues para niños.

En nuestro caso, ustedes conocen a Claudio Lancioni, ¿verdad? Claudio está a cargo de una granja de rehabilitación, un lugar de rehabilitación de drogadictos, ahí son rehabilitados y muchos se convierten al Señor, y con su familia, ¡es una boca de entrada de gente nueva! Como requisito solamente les pedimos que el adicto no venga solo, sino que alguien de la familia le acompañe, y lo acompañan, el tío, los padres o los padrastros, y les decimos: “si ustedes quieren que su hijo esté en la granja, ustedes tienen que venir los días viernes a recibir información, y cuando reciben información del muchacho se les predica el evangelio.Son bocas de entrada, todo tiene que hacerse para evangelizar, también las buenas obras.

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...