Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 9, 2016

EDITORIAL

Pensaba en la necesidad de procurar que toda la obra que realizamos para el Señor resulte en frutos agradables para Él. Sobre Jesús se dijo: "Verá el fruto de su aflicción y su alma quedará satisfecha". Cuando nos disponemos a trabajar para Dios se ponen en marcha muchos factores, entre ellos, el tiempo, el esfuerzo, recursos materiales, la postergación de otras cosas, etc. Por ello, creo en la necesidad de evaluar los resultados de la labor, que por cierto, muchos vienen realizando por años. Por supuesto, no me refiero a números, cantidades o esas cosas; sino en que no caigamos en la trampa del activismo sin frutos, en el hacer por hacer que conmúnmente trae cansancio y desazón. Tengo en claro que los frutos los da Dios, pero tenemos nuestra parte en esto que es la oración y el estar en movimiento. Jesús dijo: "Yo os he puesto para que vayáis y llevéis fruto y vuestro fruto permanezca"
Por Oscar Gómez

UN MOVIMIENTO QUE ARDE POR LOS PERDIDOS Oswald Smith

Debemos tratar por todos los medios de llevar el Evangelio a las personas sin Cristo tanto en nuestro país como en el extranjero en el lapso de tiempo más corto posible. Y, después de todo, esto es lo más importante. Para vivir tenemos que dar. Para recibir tenemos que dar. Por esto fue que Cristo vino, vivió, murió y envió al Espíritu Santo. Esto constituye la tarea suprema de la Iglesia. Para esto existimos. Nuestra principal ocupación la constituye difundir el Evangelio y hacerlo por medio de todos los canales posibles.
Especialmente tenemos que presentarlo a las personas sin Cristo. Despojándonos de egoísmo tenemos que interesarnos igualmente en llevarlo a los países extranjeros así como al campo propio, porque así, siguiendo el programa de nuestro Señor, que es el de predicar el Evangelio “en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones” (Mateo 24:14), es como mejor aceleraremos su retorno, ya que Dios visita a los gentiles con el propósito de “tomar de ellos pueblo para …

OJOS SANADOS POR LA GRACIA Philip Yancey

En sus propias interacciones sociales, Jesús puso en práctica "el gran cambio" proclamado en las Bienaventuranzas. Normalmente en este mundo se mira a los ricos, los hermosos, los que tienen éxito. La gracia, sin embargo, introduce un mundo con una lógica nueva. Como Dios ama al pobre, al que sufre, al perseguido, también nosotros debemos amarlos. Como para Dios no hay indeseables, tampoco debe haberlos para nosotros. Con su propio ejemplo, Jesús nos llama a mirar al mundo con lo que Ireneo llamaría "ojos sanados por la gracia".  Las parábolas de Jesús pusieron de relieve esa misión, porque con frecuencia los pobres y oprimidos fueron los héroes de sus relatos.

A LOS CONSEJEROS CRISTIANOS Ángel Negro

Cuando una persona acude a un líder, pastor, consejero, etc. buscando orientación:
P. ¿Qué espera obtener como resultado de la conversación?
R. Que se le resuelva(n) el o los problema(s).
P. ¿Por qué quiere que se le resuelvan los problemas?
R. Porque busca su bienestar. No sufrir. 
No está mal que las personas busquen sentirse bien, pero, tenemos que tener cuidado de no involucrarnos tanto sentimentalmente en su problema, que perdamos el discernimiento espiritual de la situación y estemos orientando en contra de lo que Dios está haciendo. Lo prioritario de la persona que consulta es: “sentirse bien”. La prioridad en las Sagradas Escrituras es: “que se haga la voluntad de Dios”. Si logramos que las personas acepten la voluntad de Dios, encontrarán el bienestar.
¿Cómo se logra esto?
Debemos procurar que voluntariamente las personas pongan como meta de su vida, hacer la voluntad de Dios y ser conformados a la imagen de Jesús. Que por propia iniciativa deseche todo intento de ser feliz, …

UN PUEBLO EN EXPANSIÓN

“Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto”   (Isaías 9:7)
¡Pertenecemos a un imperio! No se trata de un ensayo es el establecimiento de un imperio. Dios el Padre está construyendo imperio, no una casa pequeña. Se trata de un imperio en movimiento y expansión constante. Se trata de un  imperio que se dilata. “Lo dilatado de su imperio” es decir que se extiende mucho en el espacio o en el tiempo. Que es extenso, amplio o numeroso. Extenderse en varias direcciones, hacer mayor, propagar. Aumentar el calibre. Aumento de longitud, diámetro, superficie y volumen. Al cambiar la temperatura se produce una dilatación térmica.  Como la semilla de mostaza que comienza como algo pequeño y termina siendo un gran árbol. así crecerá el reino de Dios. Valoremos las pequeñas cosas, aquellas que pasan desapercibidas al ojo…

LA DOCTRINA DEL REINO Jorge Himitian

“Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.” (Mateo 4:23)
Hay tres verbos aquí que indican la acción del ministerio de Jesús: “enseñando, predicando, sanando”. Enseñanza es la  didaké. Predicación es el kerigma, y sanaba a los enfermos y a los que tenían dolencias. Así que, en cuanto al ministerio de la Palabra, Jesús predicaba y enseñaba. Ya hemos visto, con algunos pasajes, que el tema de su predicación, su anuncio, era el Reino de Dios. ¿Cuál era el tema de su enseñanza? ¿De qué enseñaba Jesús? Aquí tenemos el famoso “Sermón del Monte”, que según me dicen los pastores aquí, es lo que están estudiando en la actualidad. En estos tres capítulos siguientes, cinco, seis y siete, Mateo hace un resumen, una compilación de las enseñanzas principales de Jesús, las enseñanzas básicas. La Iglesia Primitiva tenía estos tres capítulos, que dicen que es la primera parte del evang…