Entradas

Mostrando entradas de febrero 20, 2016

REUNIRSE POR LAS CASAS Jorge Himitian

Imagen
Según la forma tradicional de abrir una obra, el objetivo cercano era comprar un terreno y edificar un “templo” para desarrollar allí las actividades de la iglesia. El templo resultaba central en el funcionamiento de las congregaciones. Casi no se podía concebir que una congregación pudiera desarrollarse sin un templo. Es muy evidente que los apóstoles diferían en cuanto a ese modo de ver las cosas. Jamás construyeron templos. En los primeros siglos la iglesia creció y se extendió poderosamente por las casas, y cuando les resultaba posible, se reunían todos en algún lugar de concentración pública. Hemos hallado que lejos de ser esta una situación desventajosa para el crecimiento de la iglesia, resulta óptima. Al descentralizar las actividades del templo, llevándolas a las casas, hemos descubierto varias ventajas:
a) La obra se realiza mejor al integrar a los hermanos en grupos más pequeños en los hogares. En el ambiente natural de un hogar se da una relación más estrecha, se conoce y…

EDITORIAL

Imagen
“Médico, cúrate a ti mismo” Lucas 4:23
Un diagnóstico acertado determina el remedio adecuado.
Existen tres clases de personas, la primera es la que acusa algunos dolores sin embargo piensa que no tiene necesidad de médico; la segunda es aquella que, sabiendo su afección, niega la realidad y evita exponerse al tratamiento simulando buena salud, y la tercera es la que, enterada de su enfermedad, se aboca a obtener la sanidad y recuperación por todos los medios posibles. Trasladando esta apreciación al terreno de la iglesia, me da la impresión que en el liderazgo cristiano también hallamos estos tres tipos de personas, las que nunca evalúan y por ende no descubren sus yerros; en segundo lugar los que conocen sus males pero no los admiten, dicen “paz, paz y no hay paz” (Jeremías 8:11), y aquellos que sabiendo sus errores y desviaciones, se someten a la intervención del Espíritu Santo  para ser curados. Éstos últimos, como el salmista, declaran: “en tu luz veremos la luz” (Salmo 36:9) El pro…

¿QUÉ ES LA IGLESIA? Jorge Himitian

Imagen
Muchas veces hablamos de forma equivocada. La iglesia no es un edificio material. Muchos dicen “vamos a la iglesia” ¿A qué se refieren? O dicen “estamos edificando la iglesia; bueno, entonces ¿estarán predicando el evangelio, haciendo discípulos? “No, –dicen- compramos 10.000 ladrillos para construir la iglesia”. Esa es una forma equivocada de hablar. La Biblia nunca llama “iglesia” a un edificio material, pero popularmente se le dice “iglesia católica, o evangélica”, etc. Pero la iglesia no está hecha de ladrillos, sino que está hecha de hombres y mujeres lavados por la sangre de Jesucristo. Nosotros no vamos a la iglesia, nosotros somos la iglesia. Nosotros somos la casa de Dios. Dios no habita en edificios hechos por mano de hombres. Nosotros somos el templo del Dios viviente. Así que la iglesia es el pueblo de Dios, la familia de Dios: hombres, mujeres y niños que han entregado sus vidas a Jesucristo, y ahora son discípulos del Señor, son hijos de Dios, son pueblo del Señor. Así …