Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 18, 2016

EL ORGULLO SE DISFRAZA Marcos Moraes

El orgullo es el pecado que más se esconde y que más se disfraza.
Usted no puede disfrazar la impureza, cuando usted comete un pecado de impureza, tú sabes que estás cometiendo impureza, usted no puede disfrazar pecados de la lengua, maledicencia, murmuración, palabras obscenas, queja, eso no lo puedes disfrazar; pero el orgullo es especialista en disfrazarse.

Solo Dios, solo Dios es capaz de mostrar a cada uno el orgullo de su propio corazón, porque ese pecado se disfraza, debes saber que ese monstruo va a querer levantarse todos los días contra usted, va a querer que usted pierda la gracia de Dios, porque todo aquel que se humilla, Dios le da gracia; y de todo aquel que se enaltece, Dios le retira su gracia.

Y Satanás quiere que tú te exaltes, aunque sea un poquito, y eso va a ser una lucha durante toda tu vida.
Tienes que saber luchar contra ese monstruo, y la primera lucha consiste en que tu puedas discernirlo y sacarle la máscara que esconde al orgullo.

“Examíname oh Dios y conoce mi …

LA ORACIÓN: UN ESTILO DE VIDA 2° Edición Víctor Rodríguez

La oración no debería ser considerada como una disciplina de la vida cristiana. Para el ser humano respirar es algo que se hace para sobrevivir. Así es la oración: es la vida del cristiano. Será música de fondo del andar del hijo de Dios. Este estilo de vida Pablo lo resume así: "Orad sin cesar".

La oración es hacer intervenir a Dios. Sobre lo orado, Dios obrará, y sobre lo que no se ha orado, Dios no intervendrá. ¡Qué ridículo es que en los negocios del Padre, el Padre no intervenga! Es así que somos libres de todo lo que hemos orado, y de lo que no hemos orado serán nuestras ataduras. Las armas de nuestra milicia no son carnales; por lo tanto, sólo son levantadas por la oración.

La oración será el intercambio de cargas. Entregamos las nuestras a Dios, y recibimos las suyas. Una buena señal de que hemos dejado nuestras preocupaciones, circunstancias difíciles, y nuestros afanes en las manos del Se5or es que salimos de la cámara de oración con las cargas y propósitos de Dio…

¡LA IGLESIA! REGALO DE DIOS Ángel Negro

Somos iglesia durante las 24 horas del día. Somos la iglesia cuando compramos en el almacén de la esquina, cuado tomamos el colectivo, trabajamos en el taller o en la oficina. Cuando nos sentamos a la mesa para cenar o salimos de vacaciones. Cuando festejamos un cumpleaños en la familia, cuando nace un bebé o hay algún enfermo en casa. Somos iglesia cuando pagamos los impuestos, hacemos la cola en el banco, o salimos a pasear como familia. Todo esto y mucho más es la iglesia. La iglesia es multifacética, multiforme y multifuncional. Sus actividades son variadas, diversas, homogéneas y heterogéneas, y está en todas partes. La iglesia es viva y dinámica y no se limita a una actividad centralizada, cuando se llega a esto, se convirtió en una religión llamada cristiana. Los cristianos no tenemos dos vidas, una para las actividades religiosas y otra para la vida privada. La vida cristiana es una sola y se vive como el Señor manda las 24 horas del día. Tanto en nuestra casa, como en el negocio…

ES MÁS FÁCIL HACER REUNIONES QUE HACER DISCÍPULOS Ivan Baker

Notamos que los apóstoles, sin campañas de evangelización programadas, sin construir templos, sin crear seminarios, obtenían resultados mucho mejores que los nuestros tanto en calidad cuanto en cantidad. No existía la prensa, no podían repartir biblias, no habían medios masivos de comunicación, no tenían vehículos, grabadores, no contaban con una misión etc. Ellos debían formar en cada miembro un sacerdote capaz de realizar su ministerio. Cada discípulo debía ocuparse de cada nuevo hijo de Dios. Debía llevar sus cargas, llorar con ellos, reír con ellos, asumir autoridad, velar y enseñar sobre todas las áreas de la vida, tales como familia, trabajo, sexo, carácter, negocios, estudios, oración, testimonio, etc.
Hacer discípulos significa formarlos, guiarlos a la madurez y comisionarlos para que ellos hagan lo mismo con otros. Reconozco que es más fácil hacer 100 reuniones que formar un discípulo. Esto no significa que no hacemos más reuniones, pero implica concentrarnos en la tarea más i…

LOS PADRES COMO SUEGROS Y ABUELOS Keith Bentson

Para cuando el hijo se casa, no afirmamos que ya sea maduro del todo; aún le falta. Sin embargo, se ha casado y eso significa un gran cambio que requiere de parte de todos los afectados una nueva orientación y ubicación.
En primer lugar, lo más esencial es reconocer que el hijo ha dejado a su padre y a su madre; ya ha formado otro núcleo familiar. No está más bajo la autoridad directa de su padre; la madre ya no es responsable por atender a las necesidades del hijo. La pareja que no corta el cordón umbilical con sus respectivos progenitores – en lo que se refiere a autoridad y dependencia – acarrea para sí muchos problemas innecesarios. Los padres que pretenden preservar la otrora relación de la dependencia de ellos, no son sabios y comprometen lo que debería ser una nueva y hermosa relación con los hijos.
Ciertamente, lo ideal es que la nueva pareja viva en su propia vivienda. Es difícil mantener felices a dos reinas bajo el mismo techo (pero si tiene que ser así, normalmente es prefer…