Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 7, 2016

A SOLAS CON DIOS Augusto Ericsson

Leamos: Mateo 6:6 e Isaías 26:3, 4, 9,20
Hoy en Argentina parece imposible disponer de tiempo para estar a solas con Dios, por la atención de la familia, el trabajo o los trabajos, la tensión y ansiedad por los problemas económicos, las actividades particulares y generales en la obra del Señor. No es fácil apartar ese tiempo y continuar sin claudicar. Nos requerirá renunciamiento, negación, ordenar de acuerdo con prioridades nuestro tiempo, limitar nuestra dedicación a cosas lícitas, tales como celebraciones, paseos, esparcimientos, deportes, y aun el reposo.
¿Estamos dispuestos? ¿Consideramos nuestro encuentro con Dios y el compañerismo con él dignos de tal esfuerzo? Apartarnos para estar o solas con Dios, en medio del trajinar cotidiano, es entrar a un lugar de refugio y de paz. Mi necesidad me lleva a desearlo y buscarlo. Mi amor me mantiene en la dedicaci6n. Su amor hace deleitosos el diálogo y la comunión.
Allí, en mi lugar secreto, proclamo mi fe. Alabo, canto, me gozo. Allí contemp…

MENSAJE DEL DOMINGO José Alberto Pagura

El camino de Caín.  Una advertencia a fin de no tomar un camino equivocado.
Leamos Judas 10 y 11
El escritor de esta carta nos insta a cuidarnos del camino de Caín, el de los falsos profetas. ¿Cuál es este camino? Para saber de qué se trata tenemos que remitirnos al Libro de Génesis 4. Allí lo encontramos. Caín trajo una ofrenda a Dios que nació en su corazón, de esta manera expresó la valoración que tenía de Dios. Alguien le enseño a ofrendar. Dice que presentó “Una ofrenda a Jehová”. En tanto, su hermano Abel entregó: "Lo mejor del ganado" Dios no vio en Caín que El es digno de lo mejor.
1. El camino de Caín comienza en no darle a Dios el primer lugar. Nos puede pasar también a nosotros. Caín se amarga al ver que su hermano llevó una ofrenda agradable a Dios. Entonces, en vez de revisar su relación con Dios, miró lo que sucedió con su hermano.
2. El camino de Caín se caracteriza por la envidia y la amargura, las escrituras destacan que se "ensañó", se enojó. En realida…