Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 6, 2016

EL PERDÓN: UN TRÉBOL DE TRES HOJAS Jorge Guerrero

Cuando el trébol crece entre el pasto de las praderas, los pastores conducen allí a sus rebaños. Es una hierba con ingredientes valiosos que potencia el alimento para cualquier ganado y enriquece los suelos poco fértiles. Encuentro una similitud entre el trébol y el maravilloso regalo del perdón. Cuando nutrimos nuestra vida completa con este alimento celestial y abonamos almas estériles con enseñanzas sobre él, obtendremos vidas saludables y lozanas, además de fértiles y fructíferas. Actualmente, para los especialistas en salud física o psíquica, no es una sorpresa el poder curativo del perdón. Han demostrado científicamente que el único remedio para algunas personas enfermas de cáncer en el cuerpo combinado con resentimiento en el alma, fue perdonar. Cuando perdonaron, limpiando sus almas del rencor, el cáncer del cuerpo fue desapareciendo. Lo mismo sucedió con otras enfermedades diagnosticadas como psicosomáticas (enfermedades del alma cuyos síntomas se manifiestan en el cuerpo). Encu…

LA NECESIDAD DE UN AVIVAMIENTO CONTINUO Ivan Baker

A veces nos encontramos con obras en los hogares que tuvieron un principio con gran bendición y fruto, pero que al pasar el tiempo la obra fue perdiendo su eficacia hasta detenerse.
Al principio no fue así. No había discípulos. ¿Cómo fueron ganados? Había oración ferviente: “señor, danos discípulos. Alumbra nuestros ojos, haz arder nuestro corazón con el mensaje, danos sabiduría……..¡danos discípulos o nos morimos!”
Fuimos a buscarlos. Nuestros pies eran bienaventurados. Dios había dado una visión nueva, un denuedo, una valentía, un sentido de urgencia, un valor por los perdidos que pasaban a nuestro lado.
Toda circunstancia era propicia para hablar y dar el testimonio. Antes no hablábamos con nadie; ahora nos habíamos convertido en “charlatanes”. En un minuto ya estábamos hablando. Algún comentario: “¡Qué bueno es el Señor en darnos este día!”; “Yo creo en el Señor, ¿y usted?”; “¿Usted lee las Sagradas Escrituras?” O, cuando nos pusimos más osados: “Dios manda a todos los hombres en todo…

DISTINGUIENDO LA DEBILIDAD DE LA REBELIÓN Hugo Espinosa

Debemos tener la disposición de amparar a los débiles, orar con ellos, meditar la palabra con ellos. Ahora, es importante distinguir entre el débil y el rebelde. 
El débil quiere, busca pero no consigue. El rebelde recibe consejo y no hace sino que argumenta. Es muy peligroso el discipulado sin el Espíritu Santo. El conocimiento de Dios viene por revelación, y, es a través de un ejercicio espiritual de nuestros sentidos que podemos diagnosticar correctamente las situaciones.
Tanto el débil como el rebelde no consiguen el objetivo. Pero mientras el débil reconoce, se arrepiente y pide ayuda, el rebelde en cambio, argumenta y justifica.
Pablo trata tres situaciones distintas en lo referente a la rebelión, pecado y/o debilidad: 
a) En 1ª. Corintios 5, hay pecado grosero en la Iglesia y nadie hace nada. Entonces Pablo interviene poniendo una disciplina fuerte: expulsar a ese hermano de la congregación, entregando ese hombre a Satanás. 
b) La segunda situación está en 2ª. Tesalonicenses capítul…

NUESTRA MOTIVACIÓN AL HACER LA OBRA DE DIOS Jorge Himitian

¿Cuál es nuestra intención más honda al hacer la obra de Dios?
¿Decae nuestro ánimo o nos molesta cuando algún colega nos aventaja en gracia y en frutos?
Cuando alguno nos elogia públicamente solemos exteriorizar modestia con nuestras palabras y gestos, pero ¿qué sucede en nuestro interior? Dios mira nuestro corazón y no nuestras exteriorizaciones.
Cuando nuestra obra progresa más que la de los demás, ¿nos sentimos superiores?
¿Nuestros hermanos nos conocen como somos, o fingimos y procuramos dar una mejor imagen de lo que en realidad somos?
Dos sugerencias
*Creo que necesitamos, cada uno de nosotros, con cierta frecuencia, hacer un profundo examen de nuestras intenciones y motivaciones. Muchas veces hallaremos en nuestro corazón una mezcla de motivaciones sanas y carnales, y cada vez que tengamos conciencia de ello, deberemos humillarnos delante del Señor, despojándonos de nuestro corazón “perverso y engañoso”. 
*Reafirmemos una y otra vez que la gloria de Dios ha de ser nuestra única inten…

PENTECOSTÉS PARA TODOS Víctor Rodríguez

Leamos Hechos 2:4
Antes de Pentecostés los discípulos tenían al Cristo vivo con ellos. Pero después de este evento produjeron, por la palabra, la vida de Cristo en otros. Sin Pentecostés nunca hubiéramos oído hablar de la iglesia. Obviamente, tuvieron sanos motivos para recibir la plenitud del Espíritu.
Hoy en día se escucha por ahí a hermanos que quieren entrar en la experiencia de la plenitud para hablar en lenguas. Otros quieren tener poder para echar fuera demonios o sanar enfermos. Y algunos, para renovar el fuego del Espíritu. Al que tiene algunas de estas ideas, le diría que está pretendiendo tener esta investidura de poder para su propio beneficio. Por supuesto, habrá lenguas, sensaciones, vida de poder, y no terminará ni menguará, cuando el motivo de recibir este poder es “ser testigos……hasta lo último de la tierra” (Hechos 1: 8).
Si no damos el cauce correcto a estos ríos de agua viva, nos dejarán frustrados, y no llevaremos la gloria a Dios. Será algo que empieza en nosotros, …

¿PODEMOS EXPLICAR NUESTRA VISIÓN? Claudio Lancioni

¡El poder de la visión es increíble! Las investigaciones indican que los niños con imágenes de roles centrados en el futuro se desempeñan mejor en la escuela y poseen una mayor capacidad de enfrentar los desafíos de la vida. 
Los equipos y organizaciones con un fuerte sentido de la misión superan de forma apreciable a los que carecen de esta fuerza. Según el sicólogo francés Fred Polak, el factor primordial que influye en el éxito de las civilizaciones es la visión colectiva que la gente tiene de su futuro. 
"La visión equivale a la aptitud de ver más allá de nuestra realidad del momento, crear, inventar  lo que todavía no existe, convertirnos en lo que aún no somos. Nos confiere la capacidad de vivir conforme a nuestra imaginación y no a nuestra memoria"  S. Covey
Frente a nuestro enunciado del propósito eterno de Dios, encontramos que muchos tienen memorizada la frase, pero solo es un concepto que entienden a medias. 
Debemos desarrollar un enunciado de misión que contenga tod…

CULTO A CAMPO ABIERTO Víctor Rodríguez

Cuando la adoración no se limita al templo.
Jesús también alababa, alababa en alta voz. Jesús envió a sus discípulos, a los 70 -tenía 70 además de los 12- y los envía de 2 en 2 y cuando vuelven dicen: "los demonios se nos sujetan... y maravillas también eran hechas en el nombre de Jesús" y en un momento Jesús dijo: "Te alabo, oh Padre y Señor del cielo y de la tierra” y se gozó en el Espíritu. Esta palabra en las Escrituras (y se gozó en el Espíritu), es una expresión idiomática del griego que significa: "se alegró con saltitos y vueltas": saltaba, brincaba y decía “te alabo, Padre”
¡¡Te alabo Padre!! Podía hacerlo en alta voz delante de la gente, a campo abierto, y en el campo abierto luego El habla a sus discípulos y dice: "que los campos están blancos para la siega". ¡Oh, alabar a campo abierto!, el pecador no tiene ningún problema en ser pecador a campo abierto. Esta mañana cuando veníamos, tuve que llevar a mi hijo muy temprano, porque con la escu…

LAS PAREDES SIEMPRE CORTAN LA VISIÓN Néstor Scansetti

Salmos 126: 6 “Ira andando y llorando....” 
Hay algo adentro del que lleva la preciosa semilla; algo tan valioso, que no puede llevarlo así, una carga que lo hace llorar, hay una pasión que arde, hay un mover el Espíritu que lo hace llevar esa semilla con lágrimas, (no siempre son lagrimas físicas, también se refiere a las lágrimas el alma, lágrimas de compasión) El que anda en el Espíritu anda con esta carga,
La carga por las almas se recibe en la cercanía con Dios.
Si no está la carga, la evangelización no es más que una actividad, o una obligación; pero cuando está la carga, la evangelización se convierte en un estilo de vida, soy un testigo. Necesitamos volver al primer amor, volver a arder y recibir la carga del corazón de Dios. Mirando a los hermanos de Jerusalén me siento un “tibio”. A veces estoy tan tranquilo, al ver a mi ciudad entregada a la idolatría. Que me parece que tengo el corazón frío y no ardiente. (Si tranquilo porque El me lleno de paz)
Pero el amor de Cristo me debe …

UNA GENERACIÓN DE ROBOTS Marcos Moraes

El ídolo del siglo XXI no es el celular, el ídolo del siglo XXI es la Tecnología y la capacidad de información instantánea, y comunicación instantánea. Este ídolo tiene un potencial de hacer un daño inmenso, Roberto Santos que fue reconocido ayer, muchos de ustedes estaban allí, Roberto Santos me contó hace un tiempo atrás, que un día llegaron cuatro jóvenes aquí en casa, los cuatro son de lo mejor dentro de un grupo, son de la gente top en la iglesia, son los exigentes, disciplinados, aplicados, se sentaron los cuatro aquí y se quedaron un tiempo largo, sin conversar, cada uno con sus Smartphone, “chiquichiqui”, tecleando, alienados de los demás, indiferentes a los demás, y sumergidos en sus smartphones, ¿qué piensa usted sobre eso?, la comunicación moderna puede ser una bendición, y muchas veces lo es, pero pocos están entendiendo y sabiendo usarla como una bendición, pocos, estos cuatro por ejemplo, están subyugados debajo de la pata de la tecnología, colocan su cabeza ahí en el pis…

EL DISCÍPULO DEBE FRUCTIFICAR Marcos Moraes

El fruto es el resultado de estar en la vid.
El discípulo permanece en Jesús La palabra permanece en el discípulo El discípulo da fruto El fruto permanece.
Fructificar es la consecuencia de tener una vida bajo el gobierno de Jesús. Seremos verdaderos discípulos si permanecemos en él. Obedeciéndole, sirviéndole e involucrados con Él.
Fructificar (hacer discípulos) es una orden expresa de Jesús.
La orden que Jesús nos dio. (Mt 28:18-20) "Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo".
Esta fue la última palabra de Jesús a sus discípulos. Parece que este es el punto más alto en el Nuevo Testamento. Es como si el Señor hubiera estado todo el tiempo preparando el terreno para dar esta palabra. D…