UN LLAMADO FINAL Frank Viola


(Extracto del libro: "Reconsiderando el odre" del mismo autor)

Vivimos en una hora en que el Espíritu de Dios está llamando por señas a su pueblo, para que vea y cumpla su propósito eterno relativo a la iglesia de Jesucristo. Este propósito descansa sobre la formación de un pueblo que esté lleno del vino nuevo del Espíritu Santo, con el único propósito de transformarlo en una Desposada idónea para la complacencia del bendito Hijo de Dios. Pero, dentro de este contexto, Dios está apercibiendo a su pueblo a que reexamine el viejo odre de la práctica de la iglesia. Por lo tanto, la necesidad de esta hora es que el Señor levante multitudes de creyentes que tengan el espíritu de los hijos de Isacar, que eran "entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel (el pueblo de Dios) debía hacer" (1 Crónicas 12:32). En este sentido George Moreshead explica: 

En estos tiempos en que ‘hacer’ —aun si es hacer ‘para Dios’ y ‘para su gloria’— es necesario e importante tener a cristianos con entendimiento y discernimiento espirituales, que sepan ¡qué hacer y qué no hacer  en la iglesia, la ‘Israel’ neotestamentaria! aquellos que ven desde el cielo —con una excepcional estatura espiritual y de una comprensión de estos tiempos enseñada por el Espíritu, para la edificación del Cuerpo de Cristo ¿De qué otro modo pueden los ‘ancianos’ de la nueva ‘Israel’ unirse a sus hermanos más jóvenes en el cántico de victoria y el grito de triunfo sobre la compleción de la casa de Dios? ("Understanding the Times" [Entendiendo los tiempos], artículo inédito —ligeramente parafraseado). 

En conclusión

Confío en que lo que he expuesto provocará a mis lectores a no diluir ya más el vino de la vida espiritual ni confinarlo en odres viejos. Que el Señor transforme radicalmente nuestro corazón mediante una fresca revelación del Espíritu Santo en mostrarnos un Jesucristo más pleno, capacitándonos a captar la visión inflamada por la iglesia neotestamentaria. Y que permitamos que el dulce vino del Espíritu se derrame a través de nosotros tan poderosamente, que los odres de nuestra hechura —que han oscurecido el liderazgo de Jesús (como Cabeza) y desarmado el sacerdocio de los creyentes— se revienten irremediablemente. 
Mi oración final es que quiera Dios levantar innumerables expresiones locales de vida espiritual dinámica en todo el mundo —expresiones que vivan sencillamente y sirvan sacrificialmente por la realización de su propósito eterno ¡Qué Dios nos ayude!

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ