jueves, 8 de septiembre de 2016

VENGA TU REINO A MI MANERA DE HABLAR Néstor Scansetti




«Pon guarda a mi boca, oh Jehová; Guarda la puerta de mis labios.  Salmos 141:3

(NVI)   SEÑOR, ponme en la boca un centinela; un guardia a la puerta de mis labios.

Entre todos los pecados, los cometidos con la lengua son los más frecuentes y los más difíciles de evitar

No hay pecado en el que sea más fácil caer ni de peores consecuencias que los pecados de la lengua.

Ezequiel 36:26 y 27  Os Daré Corazón nuevo, y pondré Espíritu Nuevo Dentro De vosotros; y quitaré de vuestra carne el Corazón de piedra, Y OS DARE un corazón de carne. Y pondré Dentro de vosotros mi Espíritu, y Haré Que andéis en mis Estatutos, y guardéis mis Preceptos, y los pongáis por obra.

Cuando nos volvemos sinceramente a Dios hay una operación del Espíritu Santo y se produce un cambio en nuestro corazón, de uno de piedra a uno de carne y como consecuencia lógica se produce un cambio en nuestra manera de hablar. nuestro vocabulario cambia.

“Por  que nuestra manera de hablar es un asunto del corazón”

Lucas 6:45  El hombre bueno, del buen tesoro de su Corazón saca lo bueno; y El Hombre malo, del mal tesoro de su Corazón saca lo malo; Porque de la abundancia del Corazón habla la boca.

ü     Nuestra boca revela la realidad que esta escondida en nuestro interior.
ü     Nuestra lengua demuestra la calidad de nuestro corazón
ü     Nuestro manera de hablar, revela nuestra espiritualidad
ü     Hay una ventana al corazón y es nuestro vocabulario

ü     Se puede ver cómo está el corazón por las cosas que dice. el dramaturgo griego Menandro: «El carácter de una persona se conoce por sus palabras.» Lo que hay en el corazón no puede salir a la superficie nada mas que a través de los labios; y una persona no puede producir a través de sus labios nada más que lo que tiene en el corazón. No hay nada que sea más revelador que las palabras

ü     Hay un dicho oriental que dice: "El hombre vive oculto bajo sus palabras." Así parecían estar viviendo los contemporáneos de Jesús cuando él exclamó: "¡Generación de víboras! ¿Cómo podréis vosotros, siendo malos, hablar cosas buenas? Porque de la abundancia del corazón habla la boca" (12:34)Por eso, al hablar hay que tener en cuenta que:

Una palabra amarga puede crear odio.
Una brutal puede golpear o matar.
Una palabra agradable puede suavizar el camino.
Una palabra a tiempo puede salvarnos la vida.
Una palabra alegre puede iluminar el día nublado.
Una palabra con amor puede curar.

ahora a pesar de ese cambio producido en nuestro corazón, el apóstol Santiago hace a la iglesia una seria advertencia, en el capitulo 3 de su epístola (y esta mañana me hago y les hago esa llamada de atención)
“Una cosa es tener el concepto del reino de Dios y otra es la aplicación de esas verdades a las distintas áreas de nuestra vida,

"por eso esta mañana podamos orar así venga a nosotros esa aplicación del reino a nuestro vocabulario”

"No alcanza con el concepto, nesecitamos la incorporación de la verdad"

Proverbios 10:19 En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.

“ la Biblia está llena de advertencias contra los pecados de la lengua. Tan sólo el libro de Proverbios contiene unas 60 amonestaciones. Por otra parte, Jesús advirtió que daremos cuentas a Dios de toda palabra ociosa que salga de nuestra boca”

Santiago 3:1al 10
Stg 3:1    Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.
Santiago  se dirige, muchos maestros (v.1). Parece como si quisiera reaccionar contra la búsqueda ambiciosa del título de maestro. Es bien conocido el prestigio de que gozaban los rabinos entre los judíos. eran colmados de honores y  los apóstoles tuvieron que combatir en las comunidades cristianas la ambición de querer tener un lugar de privilegio
Stg 3:2   Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.
varon perfecto: El unico perfecto es Jesús, pero la perfeccion que
habla aquí es: Madurez, (Completo), totalmente disciplinado (v.2).
Santiago 3:2 (BLS)   Todos cometemos muchas faltas. ¿Quién, entonces, es una persona madura? Sólo quien es capaz de dominar su lengua y de dominarse a sí mismo.
Stg 3:3   He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo.
Stg 3:4   Mirad también las naves; aunque tan grandes, y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un muy pequeño timón por donde el que las gobierna quiere.
Stg 3:5   Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!
Hay 3 figuras (Similares) de lenguaje o lengua:
1)  (v.3) Freno- tal herramienta esta colocada en la boca del caballo, y por medio de ella quien le monta gobierna la conducta del caballo, controla su cuerpo. Así la lengua, puede dirigir una vida para bien o para mal.
2)  (v.4) Timón- es pequeño en comparación a la nave. Cuando se gira el timón se controla la dirección de la nave. La lengua es un miembro pequeño y oculto, pero puede jactarse de grandes enseñanzas para Bien o para mal. Conforme lo que enseña dirige a otros para edificación o destrucción.
3)  (v.5-6) Fuego- una pequeña chispa si cae en un matorral puede causar un gran incendio. Aquí puede prender un bosque, y dejar devastación a su paso, su potencial para el mal es devastador y causa ruinas –

Stg 3:6   Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.

Santiago 3:6 (BLS)   Las palabras que decimos con nuestra lengua son como el fuego. Nuestra lengua tiene mucho poder para hacer el mal. Puede echar a perder toda nuestra vida, y hacer que nos quememos en el infierno.
(BL95)   La lengua es un fuego, y es un mundo de maldad; gobierna nuestro organismo y mancha a toda la persona: el fuego del infierno se mete en ella y lo transmite a toda nuestra vida.


un mundo de maldad:  causa inmensidad de problemas. La lengua puede contaminar todo el cuerpo, una persona puede corromper toda su personalidad empleando la lengua para calumniar, insultar, maldecir al prójimo.
Stg 3:7   Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana;
Stg 3:8   pero ningún hombre (refiriéndose al esfuerzo humano, pero sí lo logramos entregando nuestro corazón al E. Santo ejercitando el dominio propio, que es fruto del Espíritu)) puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal.
Stg 3:9   Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.
Stg 3:10   De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.

Algunos pecados de la lengua

Jer 6:27-28 Cuando Dios prueba a su pueblo, examina el chisme .«El Señor me dijo: «Te encargo que pongas a prueba a mi pueblo. Examínalo, para ver cuál es su conducta. Todos ellos, Señor, son muy rebeldes; son gente chismosa y pervertida"

Son lo peor de los rebeldes, y todos corruptores. Los pecadores pronto se convierten en tentadores. Son comparados con el fierro que se supone de buen metal en sí, pero resulta ser todo escoria.

1) El chisme

El chisme: es contar información o noticia acerca de alguien con el objetivo de destruir o dañar, ya se falsa o verdadera.

Tiene su raíz en el Hebreo raquíl = que critica, que viaja por todos lados / calumniador, murmurador (del griego diabolo),  

El chisme es aquella información que viaja de oído a oído, viaja tan rápido como las telecomunicaciones, el chisme tiene la característica que va aumentando el contenido de la información a medida que pasa de boca a boca, el chisme destruye todo a su paso dejando victimas, y muchas veces el daño que causa es irreparable (a menos que Jesús sane el corazón de la persona herida)

¿Cuándo estamos chismeando?

El chisme sucede cuando compartimos algo con alguien que no tiene por qué saberlo,

Una buena prueba es ésta: ¿le diríamos en la cara de la persona lo que estamos contando detrás de sus espaldas? Si no, se trata de un chisme.

“Acuérdate del poder de tu lengua. Con tu lengua puedes destruir o edificar. Si escuchas y participas en el chisme, date cuenta del daño que estás haciendo. Dios te llama a usar tu lengua para edificar, no para destruir.”

Muchos confunden el chisme con la calumnia. La calumnia es un reporte dañino y falso acerca de una persona. el chisme es propagar cualquier reproche o cosa dañina acerca de una persona, ya sea falsa o verdadera, cuando no hay razón bíblica para que los demás se enteren.

Chisme:  significa hablar de una manera que levanta preguntas y dudas acerca de otras persoana o de su carácter
Chisme: es hablar a espaldas de alguien, colocandolo bajo una luz de sospecha, dañando su reputación.


Nota importante “Cualquier discípulo que su boca esta fuera de control no tiene una fuerte relación con Dios”

 

7 cosas aborrece Jehová: 3 tiene que ver con el mal uso de la leng

Prov 6:16-19.  Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma:

Los ojos altivos, la lengua mentirosa, Las manos derramadoras de sangre inocente, El corazón que maquina pensamientos inicuos, Los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, (la séptima)  Y el que siembra discordia entre hermanos,

 


Prov. 11:13 El que anda en chismes descubre el secreto;  Mas el de espíritu fiel lo guarda todo”.


El chismoso revela los secretos. La persona chismosa no es digna de confianza.
¿Alguna vez has compartido un sabroso chisme con otra persona acerca de una persona tercera? Luego, quizás te has puesto a pensar: Si fulano es capaz de decir esas cosas de mengano, ¿qué andará diciendo de mí? Es que el chisme es un hacha de dos filos: corta por ambos lados.

SI PRESTAS ATENCIÓN A UN CHISMOSO PREPÁRATE PARA SER SU PRÓXIMA VÍCTIMA


Prov. 20:19  “El que anda en chismes descubre el secreto. No te entremetas, pues, con el suelto de lengua.”
Otra versión El chismoso traiciona la confianza; no te juntes con la gente que habla de más.
Cualquiera puede involucrarse en el acto del chisme, simplemente con repetir algo que escuchó en confianza.

Prov. 13:3   (Biblia siglo de oro) El que guarda su boca guarda su vida; Mas el que mucho abre sus labios acaba en desastre. VIDA O RUINA, el que tiene dominio sobre su boca guarda su vida.

Prov. 21:23 El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustias.” Afecta nuestras emociones y estado de ánimo

Prov.18:7-8. La boca del necio es quebrantamiento para sí, y sus labios son lazos para su alma. Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas.”  Se hace mal  así mismo, se autodestruye, el que no aprendió a hablar se hace mal así mismo, siempre esta en problemas siempre tiene que estar arreglando algo,

Prov. 15:4   La lengua apacible es árbol de vida, pero la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu. Hermanos es depresión, salud o depresión 

Prov.16:28 “El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta a los mejores amigos.”. la lengua rompiendo la unidad del cuerpo de cristo, Muchas amistades han sido arruinadas por un malentendido que comenzó con un chisme.  Se provoca dificultades y causa enojos y amargura, sin mencionar las heridas entre amigos.
Aquí descubrimos el poder destructor del chisme. El chismoso es capaz de dividir hasta a los mejores amigos.


Prov.18:21  La muerte y la vida están en poder de la lengua; el que la ama, comerá de sus frutos.
La muerte y la vida en donde la tenés metida ??  en tu lengua!!
Esta en tu poder, cuando hablas o das vida o das muerte, cuando hablas o sale cristo o sale Satanás, ¿quien sale cuando hablas? Más de lo que nos damos cuenta, las palabras  que hablamos afectan la vida y el destino tanto en nosotros como en aquellos a quienes las hablamos. La palabra hablada no solo lleva significado, también libera poder; poder para bien o poder para mal.

Levítico 19:16, “No andarás chismeando entre tu pueblo ni atentaras contra la vida de tu prójimo, yo Jehová”

El chisme es la conversación que hiere a otros.


Prov. 26:20, “Sin leña se apaga el fuego,  Y donde no hay chismoso, cesa la contienda.



2- Palabras hirientes

Prov. 12:18  “Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada”.


(BLS)  “El que habla sin pensar hiere como un cuchillo, pero el que habla sabiamente sabe sanar la herida”palabras que lastiman”  Lo que yo digo hiere o cura, algunos prefieren la espada y dicen ”prefiero tener razón a callarme” optan por la espada y destruyen a los demás, ganaron la discusión pero lastimaron al hermano. Ganan la charla a costa de la paz.


3- La murmuracion

Rom. 1:30, KATALALOUS, hablar detrás, habladores detrás, sea secreta o abiertamente (Sant. 4:11; 2 Cor. 12:20); “backbiters” muerde espaldas. Repetir rumores no confirmados. Los que repiten rumores hablan con conocimiento limitado, con información dudosa y no del todo clara. Son los murmuradores

Murmurar: Es toda conversación en perjuicio de una persona. Es quejarse entre diente o en voz baja, refunfuñar, criticar. Es desacreditar a alguien.

Murmurar: sig. Hablar mal de alguien a sus espaldas, hablar entre dientes manifestando disgusto o queja; Heb. dibbá=calumniar, desacreditar, hablar mal, mala fama, infamia, oprobio (deshonra)

Éxodo 16:8b El murmurador en realidad contra Dios mismo murmura. “porque Jehová ha oído vuestras murmuraciones con que habéis murmurado contra él; porque nosotros, ¿qué somos? Vuestras murmuraciones no son contra nosotros, sino contra Jehová.” 


4- Calumnia:

calumnia sig. Atribuir a alguien falsamente actos o intenciones deshonrosas con malicia de palabras. Tiene 3 raíces: gr. Diábolos = Satanás, el calumniador, el difamador / gr. Blasfeméo = hablar mal, injuriar, decir mal, difamar / heb. Diva = calumniar, desacreditar, hablar mal, mala fama, infamia

Prov.10:18  Difamar: sig. Desacreditar a una persona publicando cosas en contra de su buena fama. Heb. Kjaráf=desnudar, el que expone tus vergüenzas, blasfemar, desafiar, vituperar

ü      “El difamador es aquel que expone tus secretos públicamente, es aquella persona en la que has confiado y te ha expuesto delante de todos.”


  
LA PALABRA OCIOSA

Mateo12.36 “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ellas darán cuenta en el día del juicio.

Ociosa se usa para designar a un árbol estéril, a una persona perezosa, etc..
La palabra gr. (argós) traducida aquí vana, básicamente significa “inútil”, pero en este contexto se refiere a las palabras imprudentes que hieren a otras personas.

(BLS)   Les aseguro que en el día del juicio final todos tendrán que explicar por qué hablaron para hacerles daño a los demás.


Mateo 12:37 "Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado". ¡Por nuestras palabras!

Nota Parece que nosotros pensáramos que nuestras palabras simplemente caen en la tierra y mueren, o que se desvanecen en el aire y se disuelven en la nada. ¡Pero no es así! Nuestras palabras siguen vivas - ¡Ellas no mueren! Cada palabra que pronunciamos es grabada, escrita en la eternidad - .


1- LOS TRES FILTROS
Un discípulo llego muy agitado a la casa de su maestro y empezó a hablar de esta manera
– “¡Maestro! Quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando mal de ti …”
Sócrates lo interrumpió diciendo:
-“¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de los Tres Filtros lo que me vas a decir?
-“¿Los Tres Filtros…?”
-“Sí” – replicó Sócrates. -“El primer filtro es la VERDAD. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?”
-“No… lo oí decir a unos vecinos…”
-“Pero al menos lo habrás hecho pasar por el segundo Filtro, que es la BONDAD: ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?”
-“No, en realidad no… al contrario…”
-“¡Ah!” – interrumpió Sócrates.- “Entonces vamos a la último Filtro. ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?”
– “Para ser sincero, no…. Necesario no es.”
“Entonces -sonrió el sabio- Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario… sepultémoslo en el olvido…”

¿Tienes algo que decir a otra persona?. Recuerda pasarlo por la VERDAD, la BONDAD y la NECESIDAD antes de decirlo.


Conclusión y oración final

Aprendamos a domar nuestra lengua, y agrademos a Dios
en tu casa Dime: si alguien te pagara 10 pesos  por cada palabra de ánimo y cariño que has dicho y te quitara 10 pesos por cada palabra áspera y cruel, ¿serías rico o pobre?

El poder de la palabra hablada es un arma poderosa. Con ella podemos crear un infierno o un cielo. Podemos hablar cosas odiosas, acusadoras, mentirosas y traidoras, que desgarran y destruyen; palabras que ministran muerte para nosotros si las hablamos y para los que van dirigidas. O podemos hablar palabras que consuelan, sanan, bendicen, animan; palabras de fe, de perdón, redención y restauración; palabras que ministran vida tanto para nosotros que las hablamos como para aquellos a quienes las dirigimos.
La elección es nuestra. Que Dios nos dé un conocimiento fresco del poder y del significado de nuestras palabras.


Conclusión

1. ¡Una Lengua Sin Reglas, Negligente, Niega Todo Lo Espiritual En Su Vida!

Puede volver su propia espiritualidad absolutamente inútil ante los ojos de Dios:

"Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana". (Santiago 1:26)
Santiago está hablando acá de aquellos entre ustedes - esto es en la iglesia.  ellos son parte del cuerpo de Cristo, que parecen espirituales. Ellos están activos en la obra del Señor. ¡Pero sus lenguas están desenfrenadas, fuera de control! Santiago está dirigiéndose a aquellos que parecen ser santos, amables, gentiles, amorosos - sin embargo se mueven en la iglesia, o en sus trabajos o en sus familias con lenguas ácidas, siempre escuchando y hablando chismes. Ellos no piensan nada acerca del murmurar y quejarse. Dios dice que su religión -¡Toda su muestra de espiritualidad - es en vano, no tiene valor, es inservible!

Hay gran consuelo y ánimo en la promesa de Dios que se encuentra en Proverbios21.23: El que guarda su boca y su lengua, guarda su alma de angustias.

 1º Pedro 3:10 Porque: El que quiere amar la vida, y ver los días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño;”

Si han hablado mal de ti, aprende a perdonar, el número de veces que te ofendan, pero en cuanto dependa de ti, estad en paz con todos los hombres. Si tú has hablado mal de otros, ve y pídele perdón a tu hermano y apártate del chisme; pídele fuerzas a Jesús para que ya no caigas en ese pecado tan horrendo delante de Dios.


Quien habitara ?

Salmos 15:1-3  Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? 2 El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. 3 El que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni admite reproche alguno contra su vecino.



Nota adicional
Barkley De todos los sabios judíos, Jesús Ben Sirá, el autor del Eclesiástico, era el que más impresionado estaba con las potencialidades aterradoras de la lengua.
«La honra y la vergüenza están en la conversación; y en la lengua del hombre está su caída. (Eclesiástico 5:13 ).
«Bendito sea el hombre que no resbala con la boca» (14:1).

Tiene un pasaje extenso que es tan noble y apasionado que vale la pena citarlo completo:
¡Maldito sea el murmurador y el de doble lengua! Porque han destruido a muchos que vivían en paz. Una lengua de víbora ha robado la tranquilidad a muchos, Enterrándolos de nación en nación; ha derribado fuertes ciudades, y arrasado las casas de grandes hombres. Ha descuartizado las fuerzas del pueblo, y destrozado naciones fuertes. Una lengua no controlada ha desechado a mujeres virtuosas.
Quienquiera que le preste atención, no conocerá el reposo, ni vivirá nunca ya tranquilo, ni tendrá un amigo a quien pueda confiarse. El latigazo deja una cicatriz en el cuerpo; pero el golpe que se da con la lengua rompe los huesos.


Muchos han caído afilo de espada; pero no tantos como los que han sido víctimas de la lengua. Bien se encuentra el que está a cubierto de ella, y no ha pasado por su veneno; mejor sería la tumba que caer en sus manos... cuidate y traba la puerta de tu boca. Manténte en guardia para no resbalar con ella, no sea que caigas y tu caída sea tan irremediable como la muerte (Eclesiástico 28:13-26).

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...