CIUDAD INSEGURA Editorial



Los hechos luctuosos que se vienen registrando en los últimos tiempos convirtieron a Rosario en una ciudad insegura, con una realidad compleja y creciente. Se trata de un fenómeno que involucra principalmente a los jóvenes. Algunos sucesos fueron en ocasión de robo, en otros, los ejecutores gritaron el nombre de la víctima antes de tirar. Lo conocían, algo que es habitual entre víctima y victimario. La mayoría de estas muertes están incluidas en el universo de los conflictos interpersonales. Se trata de un “intercambio violento” entre jóvenes que forman bandas que se identifican con plazas, calles o esquinas. Con esta barbarie buscan la “construcción de identidad, respeto y reconocimiento” en el barrio. “La violencia es casi la única propuesta disponible para construir status en el barrio, para ser alguien”, planteó Francisco Broglia, Licenciado en criminología. Participar de economías delictivas es otro elemento para ganarse el respeto.
El perfil de las víctimas resalta algunos rasgos comunes: son expulsados tempranamente del ámbito escolar, no tienen chances de insertarse en el mercado laboral y quieren progresar económicamente. Los jóvenes se manejan sin tener en cuenta barreras a las que traspasan permanentemente.
Ante este cuadro sugiero algunas cosas que como discípulos de Cristo tenemos que hacer con mayor intensidad y cuanto antes.

1. Orar por nuestra ciudad y alrededores. Clamar por nuestros jóvenes y familias.
2. Revitalizar el testimonio de Cristo a nuestros cercanos y contactos naturales.
3. Movilizar a los grupos caseros a fin que se transformen en verdaderos grupos de acción.
4. Apuntar al blanco. Si hacemos muchas cosas, la mayoría quedarán inconclusas. Dedicarnos y concentrarnos de manera específica en lo que tenemos a la mano y creemos que es prioritario.
5. Creer y proclamar las promesas de Dios:

“Que no tengamos asalto, ni que hacer salida, Ni grito de alarma en nuestras plazas” Salmo 144:13.


Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ