Ir al contenido principal

VISIÓN Y TRANSFORMACIÓN Jorge Himitian



Desde los primeros años de nuestra experiencia como movimiento de renovación Dios nos ha dado una nueva visión de sí mismo, de su reino, de su iglesia, etc. ¡Cuánto bien nos ha hecho tener una visión clara!
Pero no es suficiente tener una visión correcta de Dios y de su iglesia. Necesitamos también una actitud correcta. Es decir una actitud coherente con la visión. Esa actitud correcta, a su vez, se traducirá en una conducta correcta. Jesús dijo:”Yo soy el camino, la verdad y la vida”. El camino es la
conducta, la verdad equivale a la visión. La verdad no es un concepto, es una persona. Alguien puede haber captado el concepto de la visión, sin tener la visión ¿Cómo podemos saberlo? Por su actitud y
conducta.
Por ejemplo, si yo digo tener la visión de la unidad de la iglesia, pero no tengo una actitud de unidad con mi hermano, esto significa que mi visión es un mero concepto intelectual y, por lo tanto, mi conducta seguirá siendo individualista, sectarista, despectiva hacia mi hermano. “El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor” (1ª Juan 4:8) La verdadera visión viene por revelación y la revelación produce  transformación. Nuestra actitud y conducta deberá ser coherente con nuestra visión.

Renovación y cambios

Pablo dice en Romanos 12:2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”

La revelación que hemos recibido en estos años, por la gracia de Dios ha producido en nosotros la renovación de nuestro entendimiento. Ha venido luz sobre la adoración, el culto a Dios, el señorío de Cristo, el evangelio del reino, el arrepentimiento, el bautismo en agua, el fundamento de Dios, el kerigma y la didaché, el discipulado, la unidad de la iglesia, el orden de Dios para a familia, el propósito eterno de Dios, la relación entre hermanos, el vivir en luz, las buenas obras, el andar en el Espíritu, la indisolubilidad del matrimonio, la sanidad interior, la rectitud moral, la pluralidad del ministerio pastoral, la restauración del ministerio apostólico y profético, etc. Pero según este
texto de Romanos 12:2, la renovación de nuestro entendimiento no es un fin, sino un medio; el fin es nuestra transformación. En Río Hondo, el hermano Afif Chaik, en su mensaje sobre Renovación y Coherencia nos decía:

“La renovación debe afectar profundamente toda la vida…debe proyectar la vida a niveles cada vez más altos y a esferas cada vez mayores del servicio cristiano en respuesta al propósito de Dios, que
siempre apunta a producir cambios que traigan consecuencias, que logren resultados. ¿Qué clase de cambios? No sólo cambio de ideas, sino cambio de alcance con resultados concretos. Esto es cambiar nuestra manera de pensar para cambiar nuestra manera de vivir”

Considerando nuestra trayectoria, podemos decir con gratitud que la luz de Dios alumbró nuestras mentes y renovó nuestro entendimiento, pero debemos reconocer con humildad que nuestro estilo de vida, aunque con mejoras, aún sigue estructurado y conformado a un nivel muy inferior a la luz recibida. Por esta razón Dios nos habló hace unos años de “desacampar”. Y, el año pasado, nos llamó a ser coherentes. Sí, la renovación de nuestro entendimiento debe producir en nosotros transformación. Y la transformación, plasmarse en una nuevo estilo de vida, tanto en lo personal, como en la familia, como en lo que hace a la comunidad eclesial.

(Extracto del mensaje “Coherencia” compartido por el autor en el Retiro de
Pastores, O`Higgins, Bs. As., del 19 al 22 de otubre de 1989)

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…