EDITORIAL


"Lo que hablé delante de muchas personas es lo que te pido que hagas hijo Timoteo: Confía los nuevos discípulos a hombres fieles que estén plenamente capacitados para enseñarles" (2da. Tim. 2:2)

Tenemos una gran responsabilidad de preparar a los hermanos de tal manera que en algún momento ellos puedan comenzar a discipular a otros ¡Este es el punto medular en la obra de Dios! No olvidemos que la iglesia logró subsistir por más de veinte siglos gracias a aquellos que se dedicaron a hacer discípulos.
La formación de vidas tiene que ser prioridad número uno en nuestro servicio al Señor, de esta manera veremos con el tiempo el fruto de preciosos obreros preparados y, aún más, la extensión del reino no será una utopía sino una realidad.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ