Víctor Rodríguez PEDILE A DIOS UNA PERSONA A QUIEN PREDICAR



Cada uno pídale al Señor una persona para predicar,  "Señor este día dame una persona para predicar", y el Señor te la va dar, y entonces estaré atento, puede ser inmediatamente en la mañana o puede ser en la última hora.

Charles Spurgeon, un tremendo hermano de hace dos siglos, tenía esta costumbre, y como había sido un día muy lluvioso y tormentoso, él no salió de su casa, y por allí se acordó de que cada día tenía que predicarle a una persona, y era las once de la noche, y no había nadie en la noche; entonces se asoma por la ventana y llovía, y entonces vio en la parada algo que pasaba por ahí, se trataba de una persona que se estaba mojando, él sacó el paraguas, se arrimó y lo cubrió, y esa fue la persona que él predicó.

Pídale a él cada día uno a quien predicar, porque vamos a crecer, van a crecer hermanos. Nuestros lugares tienen que quedar chicos porque vamos a crecer, cada uno va a crecer, y especialmente los jóvenes, los jóvenes cada uno crecerá y se multiplicará, Digan "Señor dame la persona que ya tienes" y van a ver como aparece.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ