¿PARAÍSO FISCAL O PARAÍSO CELESTIAL? Editorial



"Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. 16 También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. 17 Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? 18 Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 19 y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. 20 Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? 21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios" (Lucas 12: 15 al 21)

Estos días, en casi todo el mundo y, especialmente en nuestro país, se habla de aquellos que han amontonado riquezas, algunos producto del saqueo a gran escala del patrimonio del pueblo y, otros, como consecuencia de su desproporcionada prosperidad económica, muchas veces potenciada por la evasión fiscal. La cuestión que unos y otros, sea el color político que representen, se encontraron en un mismo lugar, en los así llamados "paraísos fiscales" o mejor dicho "cueva de Ali babá". Creo que hay un profundo anhelo en nuestros compatriotas que en algún momento seamos gobernados por hombres honestos que desprecien el soborno y se cuiden de la avaricia. Dios quiera que hoy podamos ver que se haga justicia por los groseros actos de corrupción que privaron a nuestra nación de un mayor desarrollo.
Sobre particular, la voz menos escuchada es la de Jesús quién nos enseñó a guardarnos de toda avaricia "porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee". El mismo Señor calificó como "Necio" a aquel que acumula riquezas y su único pensamiento es lo que hará con sus bienes. Aún más, a éste le pronuncia una advertencia: "Esta noche vienen a pedirte tu alma y lo que has provisto, ¿De quién será?". 
Por último, Jesús nos recomienda que seamos ricos para con Dios haciendo tesoros en el único lugar seguro: "el paraíso celestial"

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ