LOS HERMANOS SON NUESTRA ALEGRÍA Jan Gottfridsson



“Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida? ¡Vosotros sois nuestra gloria y gozo!” (1 Tesalonicenses 2.19,20)

“No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad.” (3 Juan 4)

La mejor forma de inversión de nuestra vida terrenal (70 u 80 años – Salmo 90.10) es viviendo el propósito eterno de Dios, siendo sus cooperadores, invirtiendo, buscando y pensando en las cosas de arriba (Mateo 6.19,20; Colosenses 3.1-3).

Nada da más alegría que ver el reino de Dios manifestándose día a día en un discípulo que crece a la imagen de Jesús. ¡Que tremendo privilegio es formar parte de esta obra maravillosa! ¡Cuán BUENO ES DIOS!

No hay alegría y realización mayor en esta vida que aquella en que tenemos certeza de estar edificando vidas para toda la eternidad; hombres y mujeres, jóvenes, adolescentes, viejos y niños, en fin, una familia gloriosa “con la cara de Jesús” ¡para la gloria de Dios Padre!

“Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas.” (2 Corintios 12.15)

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ