ARREPENTIMIENTO: LA CONDICIÓN INDISPENSABLE PARA VOLVER A DIOS Jorge Himitian





La Palabra de Dios es muy clara cuando señala que el arrepentimiento es condición indispensable para recibir el perdón de los pecados y la salvación. (Marcos 1.14-15; Lucas 13.3; Hechos 2.38 y 3.19; etc.) Pero ¿Qué es arrepentimiento? Arrepentirse en mucho más que pedir perdón sintiendo contrición por haber ofendido a Dios. El verdadero arrepentimiento (del griego metanoia) significa un cambio de actitud hacia Dios. Nuestra actitud interior es la que produce un determinado modo de pensar, de sentir y de actuar. Todo hombre tiene, básicamente, una de estas dos actitudes delante de Dios: REBELIÓN o SUMISIÓN.  La actitud natural del ser humano ante Dios es de rebelión. Decimos natural porque la heredamos de nuestros primeros padres, Adán y Eva. La rebeldía hacia Dios no siempre se manifiesta de un modo abierto y agresivo. Generalmente se expresa de manera más sutil: en independencia de Dios, en indiferencia ante sus leyes, en vivir como uno quiere. Dicho de otra forma en vivir como a uno se le da la gana. La actitud de rebeldía hacia Dios es la raíz que genera todos los otros pecados que se cometen. Si el arrepentimiento es un cambio de actitud ante Dios, entonces, arrepentirse significa deponer la rebeldía y sujetarse definitivamente al Señor.  La nueva actitud de SUMISIÓN a Cristo equivale a estar sujeto a su Palabra. Si no hay sujeción, aún no ha habido arrepentimiento; y sin arrepentimiento no hay salvación.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ