SEIS INSTRUMENTOS DE DIOS PARA NUESTRO CRECIMIENTO Jorge Himitian




1.     LA CRUZ

La respuesta de Jesús a Pedro fue: “Tome su cruz…” (Mateo 16.24).
Si no hay cruz en nuestra vida llegamos a un techo y no logramos crecer.
La cruz sobre toda ambición carnal. Sobre toda carnalidad, soberbia, creerme mejor que los demás, considerarme más importante, ser sabio en mi propia opinión, querer ser el primero, querer ser reconocido, honrado, mencionado…
La peleas entre los discípulos fueron todas antes de la cruz, peleas pre-pentecostés. El Espíritu Santo hizo real en la vida de los apóstoles de la iglesia la operación de la cruz. En hechos 2 el que predicó fue Pedro. En Hechos 3, también Pedro. Juan no tuvo celos de él. No le dijo: ahora me toca a mí…

2.     LA PALABRA

La ley de Jehová es perfecta que convierte el alma. (Salmos 19.7-13). Debemos entrar al quirófano de Dios, y dejar que él nos examine (Salmos 139.23-24); y corte con el bisturí de su palabra, y quite todo tumor de ambición de nuestro corazón. Necesitamos ser traspasados por la palabra. (Hebreos 4.12-13).

3.     LA CORRECCIÓN FRATERNAL

Este es otro recurso valioso de Dios. Debemos estar abiertos a la corrección de parte de nuestros hermanos. Otros ven en nosotros lo que nosotros no alcanzamos a ver. Debemos tener la humildad de someternos a la reprensión o amonestación de nuestros hermanos.
A la vez, debemos estar dispuestos a corregir a otros con amor y verdad. Si alguien nos reprende o corrige, no reaccionemos en el momento. Agradezcámosle y tomémonos un tiempo para orar al respecto y luego dar una respuesta si fuera necesario.

4.     EL FUEGO

Hay cosas que son limpiadas por la sangre de Jesús, los pecados. (1 Juan 1.7 y 9).
Hay cosas que son purificadas por la palabra. (Efes. 5.26).
Hay cosas que son purificadas por el fuego de la prueba, o del sufrimiento. (1 Pedro 1.6-7). Como sucedió con Job. (Job 42.5-6).

5.     CRECER EN LA UNIDAD

Dios nos levantó como una comunidad profética en medio de la iglesia en general. Es muy importante  que estemos bien insertados en la comunión con todo el cuerpo de Cristo, con otros grupos, en el Consejo de Pastores de nuestra ciudad.  Dios nos llama a ser levadura. A la vez, recibir de otros lo que Dios está dando a su iglesia. Muchos de los que están aquí son presidentes de los Consejos de pastores en su ciudad, o están muy metidos en la comisión.
Comunión es dar y recibir. Tenemos importantes cosas que dar que hemos recibido de Dios. Tenemos que recibir la gracia que Dios ha dado a otros.
Keith Bentson dijo: El futuro no es la Comunidad Cristiana, el futuro es el cuerpo de Cristo.

Esto requiere:
Fe. Creerle a Dios, creer que él lo hará.
Amor. Amar de corazón. Interesarnos por el otro. Ayudarlo en lo que necesite.
Paciencia. Esperar el tiempo de Dios. Aprender a callar. Y hablar cuando Dios diga.
Oración. Dios responde. Dependencia del Espíritu.
Sembrar la palabra. Sembrar la verdad.
Sacrificio de tiempo, dinero, servicio.
Humildad para recibir.
Integrar los Consejos de Pastores.
Interesarnos por algunos. Juntarnos desinteresadamente para ayudar en lo que necesiten y  podamos suplir. Reunirnos a orar con algunos.
Pastorear pastores. Empezar teniendo comunión.
Plan de Misión Unida: “La Argentina que Dios quiere”
La sinergia en cada ciudad.

Nuestra proyección para los próximos años.
Creceremos en la unidad del Espíritu.
Creceremos en la unidad de la Fe.
Creceremos en la unidad del Cuerpo.

Soñemos despiertos los sueños de Dios. Creamos lo que él prometió en su Palabra. Y así será.

6.      CRECER EN CANTIDAD

 Hay una plaza a dos cuadras de mi casa (Juan B. Justo y Boyacá), donde suelo -cuando puedo- ir a caminar, y de paso me dedico a la oración y a aprender la palabra de memoria.  Como estamos en vísperas de elecciones,  han puesto muy bonita la plaza, con una fuente de agua que salta en su centro…Hace unas semanas caminando por allí e inspirándome en la fuente de agua, oraba así: Señor, haz que mi vida sea como esta fuente que salta permanentemente… De repente el Señor me dice: No quiero que sean como esta “fuente ornamental” que restauraron en la plaza, que recicla para sí misma toda el agua. Yo quiero que sean como la visión de Ezequiel 47, que se transformen en un río para llevar sanidad a las naciones…” 

En Ezequiel 43. 1-5, la gloria de Dios vino del oriente y llenó la casa. En el v.7 dice: “Este es el lugar de mi trono… el lugar donde posaré la planta de mis pies, en el cual habitaré…”.

En Ezequiel 47. 1-12, “las aguas salían debajo del umbral de la casa hacia el oriente… y las aguas salían y salían, no eran recicladas como la fuente ornamental de la plaza que está en mi barrio. Las aguas seguían corriendo sin parar y se hacían un río, cada vez más profundo, hasta los tobillos, las rodillas, los lomos y ya no hacía pié.
Vers. 8 dice: “Esta agua salen a la región del oriente, y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas.”
En los versículos 9  al 12, habla de muchísimos peces, de vida, sanidad, de árboles frutales, de fruto…
Este río coincide con el de Apocalipsis 22: 1 y 2.  “Las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones”.

Este es el propósito de la visitación de Dios. Este río no es para que lo reciclemos para nosotros, es para llevarlo a toda nuestra nación, con el PROYECTO 2.020, y a todas las naciones del mundo con el PROYECTO 2.050…

Revisemos nuestras agendas, nuestros programas, el uso de nuestro tiempo, de nuestros dones, de nuestros recursos humanos, de nuestro dinero, de nuestras actividades, de nuestras reuniones, de nuestros retiros, de nuestras predicaciones, de nuestras enseñanzas, y veremos que el 90% de todo eso lo estamos reciclando para nosotros mismos.  NO QUIERO QUE SEAN COMO ESTA FUENTE ORNAMENTAL QUE RECICLA PARA SI MISMA TODO EL AGUA QUE SALTA DE ELLA…QUIERO QUE SEAN COMO EL RÍO DE EZEQUIEL 47. Que así sea.

¡Dios nos ayude a cambiar!  


Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ