REUNIRNOS EN LAS CASAS COOPERA CON LA AUTENTICIDAD Marcos Moraes


¿Por qué el Espíritu Santo condujo a la iglesia a las casas y no a los templos?

1. Porque Dios no habita en templos hechos por manos humanas.

2. Porque Dios reveló que no hay más un único lugar de adoración.

3. Porque Dios quiere verdadero amor entre sus hijos. Los templos son impersonales. Las personas se reúnen allí y después retorna a sus casas, sin participar de la vida unos de los otros. Ninguno sabe cómo los otros están viviendo, sus problemas, aflicciones, necesidades. No hay ningún servicio de unos para con los otros, oración, amparo, socorro a los necesitados. Cada uno se encuentra en aquel lugar, tiene momentos de vida muy “espiritual” y luego retornan para sus casas y a su vida independiente. Cada uno para sí mismo. Cuando la iglesia se reúne en las casas, los grupos son obligatoriamente pequeños. Por lo tanto hay verdadera comunión, conocimiento, participación, mutua dependencia, socorro, enseñanza para cada situación particular y decenas de otras cosas más.

4. Porque en los templos ninguno conoce como es la vida de cada uno. Es demasiado fácil  ser espiritual allí. Mas ninguno sabe cómo está cada uno, con su esposa, sus hijos, sus padres. Se desarrolla o se desenvuelve una vida espiritual de fachada. Los templos traen la vida de fe hacia fuera de la realidad diaria de las personas. Generan una dicotomía entre la vida espiritual y dominguera y la vida diaria y secular. Cooperan con la formación de “fariseos”. A reunirnos en las casas estamos pasando el día a día con el culto a Dios, la vida real con la espiritual. Reunir en las casas coopera con la autenticidad.

5. Porque los templos son formales y fríos. Las casas son acogedoras, lugar normal de la vida, lugar donde Dios bendice todos los días y no solamente en la reunión.

Los templos exigen un gasto irracional. No sobran recursos para ayudar a los necesitados (como vemos en Hechos). Las casas, por otro lado, ya están construidas. Hay ya un baño, un lugar para dejar a un bebé durmiendo, sillas, sofás, agua para todos, etc. Y los recursos pueden entonces ser canalizados para necesidades reales y justas.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ