domingo, 31 de enero de 2016

LO ÚNICO QUE LE INTERESA A JESÚS ES EL REINO Daniel Divano


Jesús vino a traernos un reino, el reino de Dios. Cuando aparece en la historia de la humanidad él irrumpe con esta palabra: "El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado"

Jesús no vino a formar una iglesia o fundar una nueva religión, no le importa si sos evangélico o protestante, católico u ortodoxo, a Jesús le interesa el reino, solamente el reino. Lo que Jesús vino a darnos es el reino, y nunca denominaciones ni grandes iglesias o corporaciones. Alguien me dijo alguna vez: Bueno, la cristiandad se divide en tres grandes grupos, los protestantes que abarcan a todas las denominaciones, los católicos y los ortodoxos. Yo digo que a Dios no le interesa ningunos de los tres grandes círculos, le interesa un solo círculo, el reino de Dios, eso es lo que vino a establecer Jesús a la tierra, su reino.

Y cuando Jesús predica el evangelio, y los discípulos comienzan a seguirle, lo que sucede con sus vidas es lo mismo que sucede con la tuya y con la mía, hemos cambiado de reino, si tu pensabas que habías cambiado de religión, tengo una mala noticia para darte, no eres salvo. La única forma de ser salvo es entrar al reino de Dios, al gobierno de Dios, tienes que entrar bajo su autoridad,.

La ley del reino (Mateo 5, 6 y 7)

Jesús vino a traernos un reino, y aquellos que ya estaban en su reino, Jesús los junta en el monte y les dice: Bueno, ustedes viven en mi reino, ahora les voy a dar la ley del reino de Dios, cómo se vive en el reino de Dios, todo país tiene una ley que rige toda la vida del país, el reino de Dios también tiene una ley, y lo que Jesús me mostró es que el sermón del monte es la ley del reino de Dios. Esto es como se tiene que vivir en mi reino.

Y tu estás en el reino de Dios y yo estoy en el reino de Dios, no porque manejamos un lenguaje particular desde hace años, no es porque venimos a este culto o somos de Comunidad Cristiana, cantamos, etc. Estamos en el reino porque reconocimos la autoridad de Jesucristo, que es la única forma de ser salvo, estar bajo su autoridad.

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...