LA HERMANDAD NOS ESTÁ ENVIANDO UN MENSAJE



Estos días miles de calamares aparecieron muertos en una isla situada frente a las costas de Chile, suceso que provocó alerta sanitaria. Hasta ahora no se han podido determinar las causas de este incidente. “El Pacífico nos está enviando un mensaje que debemos descifrar” aseveraron los expertos.
Al observar la forma displicente en que una buena parte de la iglesia hace frente a los compromisos básicos, me parece que está enviando un mensaje que el liderazgo -como esos oceanógrafos- tendrá descifrar. Responsabilidades que no se afrontan, tareas asignadas que no terminan de cumplirse, la poca importancia a las actividades dispuestas y horarios establecidos para los distintos encuentros, el desgano por ejercer la paternidad espiritual y, a la vez ser discipulados son, entre otras, algunas de las señales más evidentes.
¿Cuáles son los motivos de esta conducta? No lo sé, habrá que descifrarlos en oración y reflexión delante del Señor. Dios le mostró el diagnóstico y el remedio a Ezequiel a través de la visión del valle de los huesos secos (Ezeq. Cap. 37). Isaías entendió la realidad del pueblo mediante una revelación de la gloria de Dios y la profundidad de su pecado (Isaías cap. 6).
Más allá de no comprender cabalmente las causales de este deterioro, dos cosas quiero expresar. En primer lugar la necesidad que tiene la iglesia del ministerio profético que, con luz divina, alcance a entender el problema y proveer la solución, y, segundo, tiene que ver con la respuesta del Emperador romano al senador Brutus. Este alto funcionario preguntó: “¿Excelencia, qué le pasa al imperio que está decayendo?” Entonces, el emperador respondió: “Brutus, la falta está en nosotros”.





Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ