JESUS Y EL JOVEN RICO Oscar Marcelino




De todas las ocasiones en que Jesús dialogó con jóvenes, el episodio más significativo, lleno de contenido y enseñanzas es su encuentro con el joven rico. Su gran importancia está subrayada por el hecho de que está registrado en los tres evangelios sinópticos (Mateo 19: 16-22); Marcos 10: 17-22; Lucas 18: 18-23).

Mediante una detenida reflexión podemos afirmar que lo expresado por Jesús en este breve dialogo constituye un llamamiento a los jóvenes de todos los tiempos. Quisiera tomar el episodio como base y seguir el hilo del pensamiento allí expresado, con la aspiración de conducir al lector a su propio dialogo con Jesús.

Los evangélicos describen al joven que se acercó a Jesús como una persona con muchos bienes materiales. En ello hay algo simbólico: la juventud constituye en sí misma una gran riqueza. En esta etapa de la vida poseemos salud, vigor y todas las posibilidades propias de la vida. Podemos, además, planear y decidir sobre el futuro, lo que significa tener el patrimonio de la esperanza. El despertar de los sentidos y las ofertas de placer que el mundo hace constituyen una gran tentación hacia el pecado y el alejamiento de Dios. La opción del joven rico es la de todos los jóvenes: seguir a Jesús o tomar el camino propio.

Sabemos lo que sucedió con aquel joven. La pregunta es: ¿Deberá la riqueza de tu juventud ser un obstáculo para acercarte a Dios? Creo firmemente que no hay mayor bien que reconocer al Creador en los días de la juventud, cuando uno tiene toda la vida por delante y la posibilidad de invertirla en el reino de Dios.


Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ