Ir al contenido principal

DIACONÍA MAYOR Un llamado a los solteros. Keith Bentson



El espíritu de servicio –con sus consecuentes obras- determinarán hasta donde Dios será glorificado en nuestras vidas y en la iglesia. Jóvenes, los próximos cincuenta años son vuestros. No esperen hasta que sean grandes, o que hayan terminado los estudios, o se hayan casado. Hoy es día de la salvación, hoy es día de hacer las obras de Dios; la noche viene cuando nadie podrá trabajar. Mientras sean solteros y sin ansiedad por cambiar el estado civil, descubran y pongan por obra la vocación universal: El servir a Dios a través del servicio a los semejantes.
Aunque no viene del todo el caso para ustedes, deseo adelantar una advertencia. Cuando sean viejitos y jubilados, no se fosilicen pasando el tiempo en colas largas para cobrar la jubilación. Encuentren donde servir y confíen en Dios. Cuando sean abuelos, no dediquen su tiempo libre a los nietos propios, hay niños que no cuentan con abuelos ni padres. Hasta el fin de vuestras vidas, piensen en otros, vivan para otros; y descubrirán que a su lado está el Hijo de Dios.
Mi pensamiento no es una sugerencia, y menos un proyecto, pero quiero dejar con ustedes una inquietud mía y de otros, acerca de la necesidad y la factibilidad de crear una “Diaconía Mayor” (lo llamo así por falta de otro término), dentro de la cual solteros y solteras podrían trabajar en forma permanente, prácticamente de por vida, dedicados a una vida de servicio. No recibirán gran remuneración, trabajarían bajo un auspicio apostólico; serían asignados a un lugar y una función, pertenecerían a ese cuerpo de “Diáconos Mayores”, donde alcanzarían identidad y honra.

¿Para qué vivimos?

Por lo general, el joven trabaja en una oficina o tiene una profesión propia para ganarse la vida; al final de la jornada regresa a su departamento para vivir solo o con los padres ancianos. Ahora bien ¿Para qué vivimos? Vivimos para servir al Señor y para servir a otros. No pretendo ser negativo, pero no todos están felices en el matrimonio, tal vez, algunos no deberían haberse casado. Pero, en nuestros círculos, si uno no se casa ¿qué hace? Hace lo que dije antes, pasa su vida en algún trabajo o profesión, luchando para no aburrirse.
Es larguísima la lista de hombres y mujeres que a través de los siglos han sido ejemplo, sumamente útiles, que ha logrado metas y hecho hazañas, que si hubiesen estado casados y con carga de familia, difícilmente podrían haber logrado lo que hicieron. En su humanidad, nuestro Señor Jesús fue ejemplo, más los apóstoles Bernabé y Saulo de Tarso. También otros misioneros –tanto hombres como mujeres- que desde los albores de la extensión del evangelio salieron para lograr avances para el reino de Dios, quienes nos llaman para imitar su ejemplo. Un caso: Amy Carmichael, en el año 1901, inició una obra de rescate a favor de las niñas en el sur de la India que fueron escogidas para casarse con los dioses y luego degradadas como prostitutas. Amy tuvo que luchar contra misioneros y gobernantes, pues su amor y pasión sobrepasaron el celo de otros.
No todo el avance del evangelio se debe a los apóstoles y evangelistas. Verdaderos ejércitos de jóvenes han salido para servir, ayudar, educar, curar, testificando así de su fe y amor. En vez de tener tres o cuatro hijos, han engendrado para el reino de Dios docenas y centenares de hijos. El mundo no es digno de estas personas.
Alguien tiene que hacerse pobre para que otros sean enriquecidos, alguien tiene que ignorar para educar a otros, algunos tienen que enfermar para poder sanar, cansarse para que otros descansen, negarse una familia para que otros tengan buenas familias, sacrificarse para que otros disfruten de una vida normal. Esta es la gloria de los que escogen, bajo la guía de Dios, una vida de servicio.


Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…