Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 19, 2015

JESÚS SIEMPRE SABE QUE HACER Simon Desjardins

"Ahorala Pascua, la fiesta de los Judíos, estaba cerca.Entonces Jesús levantó los ojos, y al ver una gran multitud venía hacia El, dijo a Felipe: "¿Dónde compraremos pan para que coman éstos?" Pero esto decía para probarle, porque él sabía lo que iba a hacer "(Juan 6: 4-6).
Dios nunca está desprevenidoMientras lo que no esperamos a menudo nos invade, Dios nunca se siente abrumado por las sorpresas.Él es el Alfa y la Omega, y como tal, Él conoce el futuro tan a fondo como el pasado.En consecuencia siempre está avisado.En el ámbito del conocimiento, como en cualquier otro ámbito, Él es la realidad pura, es decir, no hay una potencialidad en Dios.Como James declara, Él no puede llegar a ser diferente de lo que ha sido siempre, porque en élno hay mudanza ni sombra de variación (Santiago 1:17).Por lo tanto su conocimiento no se puede mejorar ni disminuye. Sumado a ello, Dios es omnipotente.Él puede hacer todas las cosas.Este atributo lo hace autosuficiente.De ahí que Él p…

LA 4º REVELACIÓN Ángel Negro

RETIRO LATINOAMERICANO DE PASTORES  Tanti, Córdoba Octubre 2015
Las tres revelaciones que vinieron con el derramamiento del Espíritu en la década del 60.
Lo 1º que nos reveló el Espíritu Santo fue a Jesús. El Espíritu descorrió el velo para ver al Señor sentado en el trono de gloria. Esto derivó en un profundo amor hacia Él, que comenzó a fluir en la adoración. Antes cantábamos himnos, verdades, pero no sabíamos adorar. El Espíritu Santo nos llevó a adorar: parados, arrodillados, sentados, con lágrimas, con cánticos espirituales en lenguas o en castellano. Nos llevó a quebrantar el corazón delante del trono de nuestro Dios y Señor. La revelación del Señor derivó en un profundo amor hacia Él. Para amar y adorar necesitamos ver con los ojos del Espíritu. Juan 14:19  Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros, pero vosotros, pero vosotros me veréis... Lo primero que el Espíritu nos reveló fue la persona de Jesús, para conocerle en una nueva dimensión, como  no le habíamos conoc…