Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 23, 2015

EL PELIGRO DE LAS SIMILITUDES Por Simon Desjardins

Los colores pueden confundir una sustancia por otra parecida induciéndonos al error pues pensamos que es original. Esto ocurre regularmente con los componentes de una comida, luego de degustarla nos enteramos que no contenía lo que creíamos. Esta similitud puede ser peligrosa o inofensiva. Los incidentes que resultan de similitudes oscilan de la diversión a la frustración, produciendo risa o desastre.No es de extrañar que Dios nos exhorta a no apoyarnos en nuestra propia prudencia (Prov.3:5).Porque si Jacob utilizó una falsificación para engañar a Isaac, y Tamar engañó a Judá por medio de la apariencia, el diablo puede conseguir engañarnos magistralmente a menos que actúe el discernimiento que proviene de Dios. Supuestos Destructivos
De todos los engaños que causan las similitudes, el autoengaño es el más popular.Hacer que otros crean que somos lo que no somos actuando de una manera sugestiva es pecado; pero lo peor es creer lo que no somos, y más aún, nos comportamos como los que son de…