Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 29, 2015

EL SÍNDROME DE ANA Oscar Gómez

La esterilidad espiritual es una constante en el cristianismo actual. ¿Frutos? ¿Discípulos? ¿Paternidad? ¿Qué es esto? Me llama poderosamente la atención la falta de conciencia que tenemos sobre estas cosas.        
Ana era una mujer del Antiguo Testamento que fue estéril hasta que Dios en su misericordia le dio hijos. Los cristianos afectados del síndrome de Ana son aquellos que todavía no engendraron para Dios, no forman discípulos, tampoco cuidan otras vidas.
   Sintomatología del síndrome
·El que sufre del síndrome de Ana se congrega con regularidad, da sus diezmos pero por el momento no  tiene  hijos espirituales.
·Muchos no se dan cuenta que están afectados por este síndrome,  desconocen que cuidar a los nuevos en la fe  es una responsabilidad ineludible que trae gozo y alegría. Otros sí lo saben, sin embargo no toman ninguna determinación para revertir su condición.
·Este síndrome no debe estar presente en el liderazgo. Es más, los dirigentes tienen que procurar por todos los med…

¿TIEMPO DE LA IGLESIA? Oscar Gómez

“Nunca digas: ¿Cuál es la causa que los tiempos pasados fueron mejores que estos? Porque nunca de esto preguntarás con sabiduría” (Eclesiastés 7:10)
“Hoy es tiempo”, “Vienen tiempos” son declaraciones muy comunes cuando se habla de evangelización. Muchas de estas expresiones con tinte profético dan a entender que es el tiempo quien le marca el paso a la iglesia. En la actualidad se organizan innumerables  congresos con pancartas que declaran: “Tiempo de Cosecha”, “Tiempo de anunciar el evangelio” “De cara a la gente”, etc.
   Responsabilidad ineludible y permanente
Al observar las sagradas escrituras encontramos que el anuncio del evangelio fue constante, intenso y ofensivo desde que Jesús comenzó su ministerio (Mateo 4: 17) hasta el final del Libro de los Hechos (28: 30 y 31) Durante ese periodo los discípulos no esperaban que alguien les dijera “Ahora es tiempo” “Vienen tiempos” o algo parecido. Estas afirmaciones no se hallan en el Nuevo Testamento.   Para que la fuerza evangelizadora …