Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 12, 2015

¡JESUCRISTO ES EL SEÑOR! Gustavo Leegstra

"Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre" (Filip. 2:9-11) 
Al llegar al final de este pasaje de Filipenses, nuestro corazón se llena de fe y de valor. Vemos lo que ocurrió en los cielos cuando el Padre y los ángeles recibieron a Jesús, luego de que acabara su obra de redención aquí en la Tierra: El Padre lo exalta al grado máximo, le entrega toda autoridad sobre todo lo creado, le da un nombre sobre todo nombre: o sea ¡no hay nada por encima de Jesucristo! Él se había humillado a sí mismo hasta lo sumo, y el Padre lo exaltó hasta el lugar supremo.  Pero, este no es el final. Un día, y tal vez sea más pronto de lo que pensamos, los vivos, los muertos, los demonios, ¡todos! se arrodillarán y reconocerán a Jesucristo como el Señ…

COMUNIÓN VS. INDIVIDUALISMO Víctor Rodríguez

Leamos 1° Cor. 10:15. 
La comunión nace de la cena del señor, no nace como un ritual, nace del hecho de Cristo en la cruz del calvario. En 1 Cor. 10:16 dice: la copa que bendecimos ¿no es la comunión de la sangre de Cristo?... por eso la comunión del cristiana nace en allí, en la cruz.  Tenemos comunión entre nosotros y con el Señor, esa comunión antes no podíamos tenerla, solo después que aceptamos a Cristo como Señor de nuestras vidas. La palabra comunión en el nuevo testamento es koinonía que significa compartir, pero compartir el Hecho de Cristo.  Comunión Cristiana es compartir a Cristo, compartir la vida práctica que Cristo puso en nosotros por Espíritu Santo. Compartir todo aquello hasta donde llegó Cristo, todo lo que tocó Cristo es para compartir. Si Cristo tocó nuestro sueldo es para compartir, si Cristo tocó nuestra casa es para compartir, si Cristo tocó nuestro auto tendremos que compartirlo, si Cristo tocó nuestro tiempo debemos compartirlo, si Cristo tocó nuestra profesión …