Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 27, 2015

UN CORAZÓN QUEBRANTADO Claudio Lancioni

Is. 57:15 “Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para Vivificar el corazón de los quebrantados”

¿Qué significa estar quebrantado? ¿Qué es algo quebrantado? La respuesta es simple algo quebrantado es algo roto, sin atractivo, sin utilidad, sin belleza. ¿Quién compra algo roto? Si estamos eligiendo cualquier bien para comprar, lo despreciamos inmediatamente si tiene alguna fractura, o defecto. Sin embargo el más exigente no busca adornar su casa con elementos quebrantados. Qué problema es un hombre no quebrantado, cuando es seguro de sí mismo, tiene iniciativa, fortaleza de carácter, no pide ayuda pues siente que no la necesita, él puede solo. Así es el orgullo del hombre, incorregible, indomable, auto suficiente, incapaz de reconocer sus fracasos y derrotas, incapaz de pedir ayuda. Isa 57:10 “En la multitud …

¡EL MUNDO NOS ESTÁ ESPERANDO! Jorge Himitian

Romanos 8.19-22 (B.A.):
Porque el anheloprofundo de la creación (humanidad) es aguardar ansiosamente la revelación de los hijos de Dios. Porque la creación (humanidad) fue sometida a vanidad, no de su propia voluntad, sino por causa de aquel que la sometió, en la esperanza de que la creación (humanidad) misma será también liberada de la esclavitud de la corrupción a la libertad de la gloria de los hijos de Dios. Pues sabemos que la creación (humanidad) entera a una gime y sufre dolores de parto hasta ahora…
El mundo está mal. Muy mal. Hay mucho dolor en todas partes. La humanidad gime a una y sufre dolores de parto. Hay sufrimientos inimaginables en el mundo. A pesar de la abundante información internacional que recibimos por los medios masivos de comunicación, para nosotros es imposible conocer todo el dolor y el sufrimiento que existe en el mundo.
Sin embargo, Dios lo ve todo. Él percibe el dolor de cada criatura en cada rincón del planeta, y se conduele con cada uno. Dios llora. Sufre…