jueves, 31 de diciembre de 2015

RELACIÓN ENTRE PASTORES Keith Bentson


En el fondo, todos creemos que Dios es uno, que el evangelio es uno, que lo mismo sucede con la enseñanza moral y espiritual del Nuevo Testamento, como también en lo que se refiere a la misma esencia de la iglesia. Unidad, no división, es el hábitat natural de la iglesia del Señor. 
Sin embargo, en rigor de verdad, hemos heredado de otras generaciones -y nosotros también hemos producido- diferentes costumbres, prácticas, énfasis y estructuras de gobierno que hacen harto difícil que el pueblo del Señor en una localidad dada viva y funcione como una iglesia unida.
De ahí, como mínimo, hace falta elaborar una ética pastoral o una ética de denominaciones, si se quiere. Y no solamente entre pastores de diferentes agrupaciones ó denominaciones, sino entre los que trabajan bajo la misma consigna, a fin de que cada uno pueda saber lo que se espera de él y lo que él puede esperar del otro.
Elaborar una ética pastoral no significa inventar algo nuevo, sino tomar conciencia de principios morales que ya existen, ahondar las convicciones personales sobre los mismos, para luego entrar en una especie de convivencia con las personas involucradas ó aludidas. Siempre habrá diferencias de criterio sobre ciertos puntos, y debemos dejar un margen de libertad a unos y a otros. Pero de hecho somos hermanos, y nuestro santo deber es vivir como tales.

Un buen punto de partida en nuestras consideraciones es 1ª Timoteo 5: 1,2:

"No reprendas al anciano; al contrario, aconséjalo como si fuera tu padre; y trata a los jóvenes como si fueran tus hermanos. A las ancianas trátalas como a tu propia madre; y a las jóvenes, como si fueran tus hermanas, con toda pureza".

El trato personal del pastor hacia los miembros de la congregación determina en gran parte la medida del desarrollo de la obra. Establece, también, el enfoque y espíritu que el pastor debe mostrar hacia otros colegas pastores y obreros. Debemos entender -así canalizar nuestros pensamientos y acciones- que la iglesia es una familia, tanto en su expresión congregacional como en la zonal, regional, nacional y universal.

Hay ciertos principios y factores que hay que tener en cuenta al considerar una relación ética entre pastores é iglesias. Entre ellos figuran:

La verdad del evangelio

La edificación tanto del individuo como de la congregación

La misericordia y la paciencia

La autoridad espiritual

El testimonio ante el mundo

A continuación presentamos una serie de situaciones que requerirían un tratamiento ético de parte de los pastores para solucionarlos:

1. ¿Cómo debe mirar el pastor a un grupo de personas que deja la congregación para unirse a otra? ¿Debe tomar la iniciativa para hablar con el pastor de la otra congregación? Piense en las diferentes posibilidades de tratar con justicia y equidad esta situación.

2. ¿Qué hacer cuando el grupo sale con el fin de formar su propia congregación? ¿Cuál debe ser la postura de uno hacia ellos? ¿Podría haber circunstancias en que semejante acción fuera justificable? ¿Cómo proceder?

3. Cuando una, ó varias personas, vienen de otra congregación para unirse a la de uno, ¿cuál debe ser la actitud y postura del pastor hacia ellas? ¿Hasta qué punto debe averiguar los móviles? ¿Cómo proceder? 

4. ¿Qué debe aconsejar un pastor cuando una de las familias de su congregación se traslada a otra localidad donde -según ellos- no se encuentra una congregación aceptable? ¿Cuáles factores incidirían para darles un consejo sabio?

5. ¿Cómo debe actuar un pastor si viene a su congregación una persona que estaba bajo disciplina en otra congregación? ¿Cómo proceder?

6. ¿Qué responsabilidad pesa sobre un pastor u obrero si oye decir que tal o cual  pastor tiene mal testimonio por motivos de índole personal, financiera, moral, etc.? ¿Cómo proceder?

7. ¿Qué le corresponde hacer a un pastor cuando se entera de algo muy positivo realizado por o a favor de otro pastor?

8. ¿Qué constituye un "robo" de ovejas? ¿Cómo se debe proceder cuando se le acusa a uno de robo, o cuando uno mismo juzga que otro le ha "robado" a él? 


A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...