Ir al contenido principal

PREDICAMOS UNA PALABRA QUE CALA HONDO Keith Bentson


Vivimos en una época en que todo tiene que ser rápido, instantáneo, y parece que las conversiones no escapan a esa corriente. Nos agrada una conversión rápida, y lógicamente las hay. Predicamos el evangelio y hacemos un llamado. Yo fui criado en círculos donde hasta se ha dicho que si no se hacía el llamado al final de la reunión se cerraba la puerta del cielo a los pecadores, es decir que se le daba una importancia grandísima al llamado.

No hace falta mencionar que es muy importante que haya una oportunidad para que los que oyen el evangelio se expresen y podamos tener contacto con ellos. Pero mi observación es cuando el llamado se transforma en una costumbre, sin querer, tanto los que hacemos el llamado como la congregación, esperamos resultados instantáneos.
Me alentó mucho escuchar, por primera vez en mi vida, las instrucciones que Carlos Annacondia dio a las iglesias en San Juan, él dijo que no pensáramos que la gente que pasa adelante está convertida. Escuchar algo así de un evangelista es para sacarse el sombrero. Popularmente para los evangelistas el punto fuerte son los que pasan adelante. Sin embargo, no hace falta mencionar otra vez que hay conversiones rápidas.
Pero lo que me hizo pensar en este otro aspecto fue Jesús. ¿Cómo predicaba Jesús? Él tenía fe en la semilla, creía en la vida contenida en la semilla y que llevaba tiempo que ésta germinara. No veo que estuviera apresurado para que la semilla prendiera. Vaya a saber, tal vez el joven rico haya terminado en el cielo, no sabemos si después decidió obedecer. No sabemos cómo obró la Palabra de Dios en él.


En definitiva, si pasan o no adelante, es secundario, lo que tenemos que entender que estamos predicando una palabra que cala hondo. Normalmente lleva tiempo para que esa palabra trabaje, quiebre y regenere.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…