domingo, 13 de diciembre de 2015

LA IMPORTANCIA DE LA PALABRA Víctor Rodríguez


(San Juan 1:1 y 14) 
La palabra tiene poder, siempre produce algo. Hay un dicho popular que expresa "las palabras se las lleva el viento" pero esto no es verdad, las palabras tiene en sí poder para provocar y producir cosas. (Proverbios 15:4) La lengua que no habla bien produce depresión y tristeza, destruye y acarrea quebranto no solo en el que habla sino también en quien oye.
Existe un vocabulario que podemos denominar "de muerte" que contiene chismes, malas palabras, detracciones (desacreditar), murmuraciones. No obstante, los cristianos tenemos que saturarnos del vocabulario del reino de Dios. Nuestras palabras crean un estilo de vida, lo que diga será hecho. Hoy somos el producto de lo que declaramos a lo largo de nuestros años. El carácter de una persona es consecuencia de sus palabras. Debemos llenarnos de la Palabra de Dios (Colosenses 3:16)
Cuando creemos y pronunciamos la Palabra Dios, él nos ministra. Asimismo toda experiencia que tengamos con Dios traerá como resultado una nueva forma de hablar.
En última instancia, tomemos el arma de la Palabra del testimonio para salir victoriosos, de la misma forma que
los primeros cristianos.
(Apocalipsis 12: 10-12)

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...