JESÚS, LA ALEGRÍA DE LOS CIELOS Marcos Moraes



En el cielo hay un Dios plenamente justo, absolutamente detallista en sus exigencias, “Si aún una bestia tocare el monte, será apedreada” (Hebreos 12:20) Un Dios cuyo corazón sintió pesar y arrepentimiento por haber creado al hombre (Génesis 6:6) Este es el Dios que habita en los cielos. Por siglos intentó satisfacer su corazón santo con algunas manifestaciones aisladas del carácter humano. La integridad de Job, que luego tuvo que ser reprendido por Dios (Job 38: 1-2), la mansedumbre de Moisés, el hombre más manso de toda la tierra (Números 12:3) a quien luego se le prohibió entrar en la tierra prometida a causa de un ataque de ira; el corazón de David, que era un hombre según el corazón de Dios (Hechos 13:22) y después tuvo que ser castigado por su escandaloso pecado.
Era grande el deseo de Dios encontrar a un hombre que fuera en todo conforme a su propio corazón. Esa alegría la tuvo en su Hijo Amado. El Padre ya no se alegraba solo con el acto de vaciamiento y de encarnación de su Hijo, sino que comenzaba a sentir una alegría creciente en su corazón al poder comprobar los resultados prácticos de ese vaciamiento en la vida de Jesús.
En el bautismo de Jesús, la satisfacción del Padre fue suprema. La Biblia nos dice que en ese momento el Padre nos se contuvo. Su corazón santo estaba feliz y satisfecho. Imagino que se habrá levantado del trono. Y entonces, desde el cielo habló. Y todos conocemos su expresión de alegría: “Este es mi Hijo amado en quien tengo complacencia”. El Padre no solo estaba dando testimonio acerca del Hijo, sino también mostraba satisfacción por su vaciamiento, que se comprobaba a través de su obediencia y humildad incomparables.

Sí, mi querido Johan Sebastián Bach, Jesús es la alegría de los hombres. Pero hay algo mucho mayor y sublime. Jesús es la alegría del Padre. Jesús es la alegría de los cielos. Si estuvieras en los cielos estarías cantando esto.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ