CUANDO IGLESIA CRECE CAMBIA SU COLOR



“Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios a gente de toda raza, lengua, pueblo y nación”  (Apoc. 5:9)


Por estos días está en Rosario nuestro hermano Ricardo Retondaro, quien hace algunos años recibió el llamado del Señor a la misión trascultural y actualmente reside en Australia. Él nos comentaba que la congregación a la cual asiste experimentó un notable crecimiento como consecuencia de los refugiados e inmigrantes, la iglesia se pobló de afganos, chinos y de otras nacionalidades. Dijo “La iglesia cambió su color”. 
Esto es precisamente lo que sucede cuando una comunidad cristiana crece. Aquellos que por tendencia natural acostumbraban a reunirse con gente parecida se verán invadidos por el crecimiento e inexorablemente tendrán que abrirse a nuevos hermanos provenientes de otras razas y otros segmentos de la sociedad. 
Desde hace tiempo las distintas congregaciones están siendo transformadas para su bien y desarrollo por este bendito fenómeno provocado por Dios. Las iglesias reciben gente distinta a su núcleo humano primario.

Por Oscar Gómez

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ