YO SOY LA LUZ DEL MUNDO Claudio Lancioni

Jn. 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Como definió John Stott, en su libro Cristianismo básico, o Jesus era quien dijo ser, o su tenía una arrogancia descontrolada, los que somos cristianos nos regocijamos en esta afirmación: Yo Soy la luz del mundo, no nos cabe la menor duda de que así es.

Pero luego al mirar a sus discípulos y afirmar: ustedes son la luz del mundo, nos deja perplejos, y se nos ofrece un saco que nos queda grande por todos lados.

Mt. 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.


El apóstol Juan nos dice que el advenimiento de aquella luz verdadera no sólo no fue celebrada sino que fue resistida y rechazada:

Jn. 1: 9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.

Su palabra, que incomoda el egoísmo de los hombres, siempre será resistida por la naturaleza humana.


Isaías 53:3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.


Lucas 23:31 Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará?
Permitanme interpretar a la luz del Salmo 2  el momento que nos toca vivir en el mundo, en la marcha de la sociedad humana: 

1 ¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas?
2 Se levantarán los reyes de la tierra, Y príncipes consultarán unidos
Contra Jehová y contra su ungido, diciendo:
3 Rompamos sus ligaduras, Y echemos de nosotros sus cuerdas.

El salmo nos  habla de un motín (Revuelta o agitación con la que un grupo más o menos numeroso de personas quiere mostrar su oposición contra una autoridad, utilizando para ello la protesta, la desobediencia o la violencia.)

Reyes y príncipes se ponen de acuerdo contra la autoridad del Dios supremo,

Y DICEN: Rompamos las cadenas, saquémonos de encima las cuerdas…

Liberémonos, ¿para que?, ¡para pecar con toda libertad!, queremos actuar sin sentir ninguna culpa.

SAQUÉMONOS DE ENCIMA EL YUGO DE LA MORAL JUDEO-CRISTIANA.

Esta ruptura con él cristianismo ¿no será el comienzo de persecución?, la historia ha demostrado que perseguir a la iglesia es como soplar sobre el fuego, lo único que consigue es avivarla, los resultados serán los mismos que introducir a los tres amigos en el horno de fuego o meter a Daniel en el foso de los leones.

Otro texto de carácter escatologico:

Mateo 24:12
y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

y por haberse multiplicado la ANOMIA...

La palabra anomia en sus dos significados tiene su origen en el griego. En primer lugar, deriva de ἀνομία  (pr.anomia) que significa falta de leyes o desprecio por las leyes.
Este sustantivo está compuesto por el prefijo α-, αν- (pr.a-, an- que equivale a negación), más νομος (pr.nomos) cuyo significado es ley, y el sufijo -ια  (pr.-ia que significa cualidad). El concepto en este caso, está referido a la ausencia de normas sociales.

Existen en las escrituras otras expresiones en griego para expresar esta palabra maldad (ADIKIA: injusticia, PONERIA: depravación, KAKOETHEIA: malignidad, ASEBEIA: impiedad), pero no se utilizan ninguna de esas palabras en este texto.

Anomia, no expresa solo la transgresión de leyes existentes, sino de normas sociales, de códigos de convivencia, cuando se acusa a alguien de no tener código, no se le reclama la transgresión a una ley del código civil y penal, sino una pauta no escrita, pero si establecida y respetada por los hombres, tiene que ver con estado de indiferencia hacia los demás.

Esto además de las leyes que los hombres establecen en contravención de las leyes divinas, la legalización del aborto, el matrimonio igualitario, como dos expresiones de transgresión descarada.

En medio de una sociedad humana donde los hombres viven aglomerados como un enjambre, en un roce social  constante, y sin embargo la relaciones que se tejen solo son de conveniencia, vínculos utilitarios  en su carácter, relaciones formales, de corte político, donde se actúa según en la superficialidad de las convenciones sociales.

Se intercambian sonrisas y gestos de sombrero mientras el corazón estornuda a bajo cero, nos dice genialmente Marcos Vidal en el cantar de Nuba, el corazón humano languidece, se enfría y se enferma.

¿Será por esa razón que en los últimos tiempo el amor de mucho se enfriará? (Mt. 24:12), como resultado de una sociedad que marcha irrefrenablemente hacia un individualismo hedonista, donde la mente se orienta en pos de la realización personal, pareciera que el alma encuentra verdadero confort en saciar sus apetencias.

En el mundo de la farándula los más atractivos y exitosos, ese pequeños círculo de seres humanos que fueron favorecidos con la belleza física (según los estándares de belleza actuales), se buscan entre sí, seleccionándose desde lo pasional, para luego descubrir que para dos egos gigantescos la convivencia es imposible, y la felicidad tan ansiada huye de ellos, mientras se sumergen paulatinamente en un espiral de confusión emocional.

Para sorpresa de mucho, ahora resulta que los iconos de masculinidad son casi todos bisexuales.

En el mundo de la religión, en el frío cumplimiento de protocolos formales, las relaciones gravitan alrededor de reuniones casi despersonalizadas, solo algunos abrazos y saludos momentáneos con algún gesto cordial parece ser la norma, y una vez terminado el programa regresar a nuestro circuito normal, sumergidos en el mundo de los hombres ,donde la competencia y las hostilidades son las reglas del juego.

Jn. 5:25 La hora viene y ahora es… Se que me expongo a ser considerado como muy negativo o determinista, pero creo que esto es lo que se ve en el escenario social actual.

Podrá nuestra moderna cristiandad ofrecer un modelo de vida que contraste:

Mt. 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Podrá la iglesia del tercer milenio brillar con el fulgor de aquella comunidad primitiva, donde se respiraba el perfume del amor fraternal, en medio de los relatos que describen la realidad de aquella comunidad naciente, donde los problemas no faltaban, aún el pueblo que por temor no se atrevía a juntarse con ellos, los alababa grandemente.

Hechos 5:13-14
De los demás, ninguno se atrevía a juntarse con ellos; mas el pueblo los alababa grandemente. Y los que creían en el Señor aumentaban más, gran número así de hombres como de mujeres;

1.          Una comunidad que vive en pureza.

3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.
4 A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan;

Ya hablamos la última vez de cómo la mente está atacada, charlando con un discípulo me confesaba como un pecado y un problema, mirar el diario por la web, las imágenes que aparecen, sin ser explícitas, roban la pureza, la expresión fue esta: me mantiene en un estado de impureza.

Cuanto mas la sociedad se degrada moralmente nos vemos obligados a distanciarnos mas de sus modas, valores y costumbres.

Salmos 24:3-4
¿Quién subirá al monte de Jehová?
¿Y quién estará en su lugar santo?
El limpio de manos y puro de corazón;
El que no ha elevado su alma a cosas vanas,
Ni jurado con engaño.


No sera posible ser receptores de la revelación si vivimos en un estado de contaminación, Jesús nos dice que solo los de limpio corazón verán a Dios.

2) Una comunidad que vive en amor.

14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas,
15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;

A modo de instrucción apostólica, Pablo les hace a los hermanos de Filipos  un requerimiento: todo lo que hagan, que este libre de murmuraciones y contiendas, es interesante detenernos en el contenido de estas dos palabras griegas utilizadas por el apóstol:

MURUMURACION: γογγυσμος goggusmos,  murmullo, gruñido , debate secreto, desagrado no declarado abiertamente.
Para decirlo de modo más actual, rezongo entre dientes.

CONTIENDA: διαλογισμος dialogismos , pensamiento de una persona que delibera consigo misma, razonamiento  interior, vacilación, duda, argumentación.

Las dos palabras parecen describir un estado interior de disconformidad y agitación, un corazón así será manifestado por un comportamiento tenso y quejoso, que es normal en el mundo pero no debe serlo en la iglesia.

La conducta de los santos debe contrastar tan fuertemente como para alumbrar a un mundo que vive, actúa y se desenvuelve en medio de disputas y rivalidades, ni siquiera los ambientes familiares están libres de estas cosas.

Filipenses 2:15
para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;

Las las tensiones interiores que generan diputas  silenciosas o solapadas, aunque tengan como tema dominante cuestiones de orden eclesiástico, o "espiritual", son patrimonio de la carne (Ga. 5:20 ... enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones) y Pablo es claro para identificar y anticipar estos problemas que le roban a la iglesia su color de familia, y  le pide a los hermanos una actuación responsable, entendiendo y honrando la voluntad de Dios, que quiere una iglesia con calor de hogar.

El pedido esta en medio de una advertencia acerca del cuidado de nuestra salvación:
Fil 2: 12-14 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Haced todo sin murmuraciones y contiendas...
Mr. 9:50 Buena es la sal; mas si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros mismos; y tened paz los unos con los otros.

Cuidado con el chisme y la murmuración...

3) Una comunidad que sale el espíritu individualista y entra en una conciencia colectiva.

Gal. 6:2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.

La oración de todos los días, Jesús la diseñó para orar con una conciencia colectiva:

9 Vosotros, pues, orareis así:Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.
14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;
15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Que intensamente se vivió este espíritu fraternal en la iglesia de Jerusalem, nadie decía ser suyo propio lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.


Hch. 4;34 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido...
4) Un ambiente que sacia profundamente:

Las  4 practicas de Hch. 2:42
Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

1.                Verdad que ordena la mente y enseña a vivir, estos cuatro puntos no tienen un orden aleatorio, la verdad siempre va delante, es la que da sentido y dirección a todo lo demás
2.                Comunión profunda, verdadera, conocimiento de las realidades de los hermanos, la práctica de la mutualidad (unos a otros: amarse, servirse, instruirse, honrarse, animarse, edificarse, etc) P.C.M. - La relación fraternal - 1ra. Lección: la naturaleza de nuestra relación.
3.                La intimidad de la cena, la iglesia y los catecúmenos. La comunidad naciente estaba conformada por discípulos que perseveraban bajo persecución, esta situación vivida por la iglesia constituía un  desafío que definía ser o no ser, muchos simpatizaban pero no querían exponerse al sufrimiento así que elegían no bautizarse, ellos solo podían participar de un segmento de la reunión, se los llamaba catecúmenos (por catequesis: repetición de la verdad), luego los verdaderos discípulos partían el pan en un ambiente de intimidad y adoración.
4.                La oración y la espiritualidad profunda donde la voz de Dios se hace presente para edificación, consolación y exhortación. Para que esto ocurra necesitamos el espacio de tiempo necesario para que el corazón se aquiete, la mente salga de toda distracción, la oración pase de aquel plano mas superficial donde interviene mas el intelecto, hacia una expresión de oración mas centrada en Dios, mas receptiva a la voz del Espíritu, una oración que posee un componente profético, donde tanto el que ora como los que escuchan son beneficiados.

Que triste es retirarse de un restaurante luego de pagar, con una comida que no nos sació, y que no nos gusto demasiado...

5) Una comunidad donde sentirse representado:

Hace un tiempo encontré a un muchacho apartado, luego de charlar de muchas cosas fuimos entrando en una conversación más íntima y personal, me contó que estaba de novio pero que no se animaba a llevar a su novia a su casa por temor al ambiente familiar.

Existe una profunda relación entre el sentido de pertenencia y la fuerza de nuestra evangelización.

Nos dice Henri Nouwen en un de sus libros: al dar testimonio del evangelio, también lo hacemos de comunidad de la que somos parte.

1 Juan 2:7-8 El nuevo mandamiento

Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio.

Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra.


Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ