RESUMEN DEL ENCUENTRO LATINOAMERICANO EN TANTI (CBA) 2015


Conceptos y principios destacados

Quiero compartirles algunos enunciados del retiro que fueron muy profundos e inspirados, los cuales tenemos la gran responsabilidad de aplicarlos cuanto antes entre nosotros.

Jorge Himitian: Oración inicial: Nos hemos congregado con expectativa y fe. A la vez con temor y temblor, preguntándonos, o preguntando en oración: Señor, ¿cuál es la iglesia que tú quieres? ¿Cómo debe ser? ¿Cuáles son sus principales características? Queremos oírte. Queremos que tú nos hables, que te reveles en nuestro medio en estos días.
El lema: “LA IGLESIA QUE DIOS QUIERE” Una iglesia “extra-muros”; una iglesia que sale, que va, que recorre, que predica, que sana, que sirve, que se mueve en el poder del Espíritu a fin de cumplir su misión en el mundo” “La iglesia potencial  y la iglesia real” La iglesia real es la que ya existe. Es el cuerpo de Cristo, formado por todos aquellos que han nacido de nuevo y se han bautizado. No obstante, la iglesia potencial es la que aún no existe pero que va a llegar a ser, o puede llegar a ser. Abarca a todos aquellos que aún no se han convertido, pero que se han de convertir por medio del testimonio permanente de los discípulos. Debemos trabajar en el presente para la iglesia del futuro, para ello hace falta visión, fe y movilización. En este tiempo Dios quiere catapultarnos hacia afuera. En su segundo mensaje nos dijo que para ser la iglesia que Dios quiere necesitamos mirar atentamente a la iglesia de Jerusalén que está registrada en los Hechos.
*La iglesia que Dios quiere es una iglesia visible, accesible a la gente. No enclaustrada en los “templos”. Los católicos han encerrado a “Cristo” en el sagrario. Lo tienen bien escondido, bien guardado. Los evangélicos han encerrado la presencia de Cristo en sus lugares de culto, en sus reuniones.
*La iglesia que Dios quiere es la que se mueve en los dones del Espíritu pero principalmente en la calle, en medio de la gente. Es allí donde están los endemoniados, los enfermos. Los prodigios y milagros sucedían generalmente en la calle, no en el “templo”.
*La iglesia que Dios quiere es la iglesia que está donde Dios quiere estar, cerca de los pecadores, de los extraviados, de los que sufren; cerca del dolor, de la necesidad, de la enfermedad. Es la iglesia que está cerca de la gente, que se arriesga, que responde a las preguntas difíciles; que no se calla, qué proclama y exalta a Cristo; que predica su crucifixión, que anuncia su resurrección, que presenta a la gente a un Cristo vivo, que proclama su señorío. Es la iglesia que denuncia el pecado; que llama a los pecadores al arrepentimiento, al bautismo para perdón de los pecados.
*La iglesia que Dios quiere es la iglesia que discipula a los bautizados; que persevera en la doctrina, en las oraciones, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan. No lo hace en un contexto religioso sino fraternal, sencillo, por las casas. No lo hace en la solemnidad y seriedad de un acto litúrgico de una religiosidad formal, sino comiendo juntos con alegría y sencillez de corazón. Es una iglesia sin “iglesia”. No se reunían en lugares “sagrados” o “consagrados”, sino por las casas, en la plaza principal. Cuando dice “en el templo” no significa que estaban dentro del templo sino fuera, a la entrada del templo, allí donde se concentraba la gente, al aire libre.
*La iglesia que Dios quiere es la iglesia que no tiene miedo; no está escondida; tiene valor, coraje, denuedo para anunciar el evangelio ante quien sea. No acomoda su mensaje para agradar y no escandalizar al mundo. Sabe bien que predicar en Jerusalén que Jesús de Nazaret es el Mesías significa poner en riesgo la vida, pero nada le importa. Los discípulos están dispuestos a ser encarcelados, azotados y aun a morir, pero decididos a seguir anunciando que Jesús es el Señor. No tiene miedo de los gobernantes, no les importa ser llevada a la cárcel o comparecer ante gobernantes y líderes religiosos.

Creo que todos los que estamos aquí tenemos el vivo deseo de ser LA IGLESIA QUE DIOS QUIERE. Inspirados en el ejemplo de la primera iglesia de Jerusalén, inspirados en el sublime modelo del ministerio terrenal de Cristo, y ante la revelación del misterio de la iglesia como cuerpo de Cristo hoy en la tierra, necesitamos revisar y evaluar nuestra realidad, nuestro funcionamiento, y hacer los cambios que el Espíritu Santo nos indique, a fin de ser la iglesia que Dios quiere. El tiempo urge. Nuestras naciones necesitan imperiosamente la acción de la iglesia. Jesucristo quiere actuar poderosamente por medio del cuerpo que hoy tiene en la tierra. Oremos para estar a la altura de la expectativa del Señor y de su objetivo de llenarlo todo. Facilitemos a Cristo su gran acción salvadora en medio de las naciones hasta que la tierra sea llena del conocimiento de su gloria. Amén. Durante el mensaje relató testimonios personales basados en los primeros años de su conversión. (Ej. pastor Takikian)


Carlos Mraida: Nos llamó a ver a nuestro prójimo con los anteojos de Jesús, así como Dios lo ve, con una mirada de misericordia y profunda compasión. Su estado de perdición tiene que conducirnos a llevarles el mensaje de salvación que transformó nuestras vidas. Nos alertó a tener sumo cuidado con los “nuevos lugares de encierro”, entre ellos los grupos caseros que no evangelizan. Preguntó a los presentes: ¿Nos estamos moviendo o solo reuniendo? Debemos quitar el temor a lo desconocido, el temor a fracasar y el temor de contaminarnos. Nos animó  a orar a fin que el Padre nos llene de compasión, que crucifiquemos juntamente con Cristo nuestro yo siendo sensibles a la guía Espíritu Santo. Podemos enseñar lo que creemos pero solo nos reproducimos en lo que somos.  (Un árbol de peras, tiene que producir peras. Un discípulo a otros discípulos). Se requiere un liderazgo vigilante y un llamado a la metanoia continua, es decir a un cambio de mentalidad continuo para mantenernos en movimiento y no estancarnos.
Filip. 2: 5-7 Cristo se hizo homoioma, semejante a los hombres. Jesús abandonó su círculo de comodidad, su zona de confort, de aceptación para atravesar el tiempo y el espacio para rescatarnos. Estuvo dispuesto a experimentar el rechazo para ofrecernos aceptación, amor y perdón. Nos corresponde hacer sencillos actos de cooperación con el Espíritu de Dios, perder el control para que comience a tomarlo el Espíritu Santo. Necesitamos los indicadores o sensores de dureza espiritual. (Marcos 12: 29-31) (¡Esto es tremendo!) ¿Por qué al enunciar el segundo  mandamiento Jesús dice algo tan fuerte como que el segundo mandamiento es semejante homoios al primero ¿Semejante? Jesús le responde no solo cual es el primero sino también el segundo. Nos advirtió a no olvidarnos de los apartados 2 Pedro 2:20-21


Ángel Negro: Discipulado no es dar temas, es dar tiempo. Si no sufrís no vas a parir (refiriéndose a la reproducción de nuevos discípulos). La tarea del obrero es una obra artesanal, cada persona merece un trato personal, especial, particular. Necesitamos considerarnos obreros de la ciudad, no de la iglesia de calle tal. Esto significa servir a Dios en cualquier momento y circunstancia del día. Necesitamos tener más olor a campo, a la mies, a mi ciudad. Habló de las cuatro revelaciones que Dios trajo al movimiento de renovación del cual somos parte a lo largo de su trayectoria. 1° La persona de Jesús. 2° Mi hermano. 3° El propósito de Dios y en este encuentro, nos mostró la 4° El prójimo.

Jamé Nobré: de Brasil contó el ejemplo de los Mangos híbridos que se exportan. (No tienen semilla por tanto no se pueden plantar en otro lado) Dijo que hemos perdido una generación de militantes. Tenemos buenas familias, con buenos trabajos y buen estandar de vida pero sin fruto.


Cristian Romo: De Chile. A los discípulos hay que arrojarlos a los leones, dando a entender que hay que soltarlos a la obra, sin temor. El Espíritu Santo necesita libertad no limitaciones. Hay que darle arranque al auto. No ser espectadores sino protagonistas. Satanás no conoce los planes del Espíritu Santo, sí los nuestros si los divulgamos. Tenemos que ser más agentes secretos del Espíritu. Jesús no era religioso se movía con mucha libertad en ambientes seculares. La iglesia no puede seguir atrincherada siendo reactiva (actuar después que suceden las cosas), más bien debe ser proactiva (actuar antes que las cosas ocurran)


Gerry Testori: También estuvo presente, es un misionero italiano y director de Misione Possibile. Su obra se basa en cuatro columnas principales: 1. Ayuda sanitaria (mediante hospitales móviles equipados), 2. Educación (Mediante la creación de escuelas primarias y secundarias) 3. El deporte (Con entrenadores del Inter de Milán) y 3. Enseñanza Cristiana.







Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ