SENSIBLES AL DRAMA HUMANO



“...el tercero tenía rostro como de hombre” Apocalipsis 4:7

“Tenía rostro como de hombre" ¿Qué nos enseña esta figura celestial? Que nuestra tarea es compadecernos de nuestros semejantes. Captar la realidad social, al ser humano como objeto del amor y la redención de Dios. La mejor forma de solidarizarnos con nuestro prójimo es mediante el discipulado cristiano. Ganarlos y atenderlos. De hecho, la tarea de formar discípulos no es muy popular porque trata exclusivamente con las personas.

Tratemos de entender la complejidad de los hombres, no para psicoanalizarlos, sino para suministrarles el poder del evangelio,  y a la vez descubrir las necesidades humanas más profundas.

Dios llama en este tiempo a identificarnos con los que nos rodean. Cuando adquirimos sensibilidad nos solidarizamos y compadecemos de los demás, así como el General William Booth, fundador del Ejercito de Salvación, quién  fue movido a misericordia al ver como los niños acudían a las cantinas fundando luego sus lugares de refugio. El discípulo debe saber vivir y servir a Dios en el tejido social, fusionarse con la gente para bendecirla. El verdadero consuelo y misericordia nos libra de ser legalistas. La actitud de Dios es compasión por los hombres y esto es lo que debe mover a la iglesia.


Por Oscar Gómez


                        

 

 


 

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ