Ir al contenido principal

LA 4º REVELACIÓN Ángel Negro



RETIRO LATINOAMERICANO DE PASTORES 
Tanti, Córdoba Octubre 2015

Las tres revelaciones que vinieron con el derramamiento del Espíritu en la década del 60.

Lo 1º que nos reveló el Espíritu Santo fue a Jesús. El Espíritu descorrió el velo para ver al Señor sentado en el trono de gloria. Esto derivó en un profundo amor hacia Él, que comenzó a fluir en la adoración.
Antes cantábamos himnos, verdades, pero no sabíamos adorar.
El Espíritu Santo nos llevó a adorar: parados, arrodillados, sentados, con lágrimas, con cánticos espirituales en lenguas o en castellano. Nos llevó a quebrantar el corazón delante del trono de nuestro Dios y Señor. La revelación del Señor derivó en un profundo amor hacia Él.
Para amar y adorar necesitamos ver con los ojos del Espíritu.
Juan 14:19  Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros, pero vosotros, pero vosotros me veréis...
Lo primero que el Espíritu nos reveló fue la persona de Jesús, para conocerle en una nueva dimensión, como  no le habíamos conocido antes.

Lo 2º que el Espíritu nos reveló fue al hermano. Descubrimos que el hermano era mi hermano, par amarle y brindarle afecto. Poder mirarle a los ojos sin sentir rubor. Descubrimos el ósculo santo.
Los encuentros se convirtieron en verdaderas fiestas de amor, afecto, abrazos, cariño, ayuda, besos. Antes nos apagaban la luz al terminar la reunión para que nos fuéramos.
Descubrimos que el hermano tiene a Jesús morando en su corazón, que tiene vida de Dios.
Dimos vuelta los bancos para mirarnos las caras y ver la sonrisa, los gestos, el gozo.

Los 3º que no reveló fue la Palabra. Cuando nos abrió las Escrituras ante nuestros ojos, nuestro corazón comenzó a arder en amor por ella.
El Espíritu nos quitó las anteojeras denominacionales y las ataduras de las tradiciones.
Esto nos permitió leer y entender la Biblia.  Descubrimos la Palabra y el espíritu de ella.
Revelación significa literalmente: “Correr el velo”, o quitar el velo.
En 2º Co. dice que a los judíos les queda el velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado.
El Espíritu del Señor nos quitó el velo para entender espiritualmente las Sagradas Escrituras y amar la Palabra.
La Biblia pasó a ser la NVRES, Nueva Versión Revelada por el Espíritu Santo.
La Biblia pasó a ser un libro abierto. Algunos sellos se rompieron y el Espíritu dijo: Ven y Mira.
Y miramos ¿y qué encontramos?
Por el Espíritu vimos:
1-    El Reino de Dios y el Señorío de Cristo. Fil.2 y Ro. 10 ¡Jesucristo es el Señor! Sobre todas las áreas de nuestras vidas. Tiempo, dinero, familia, trabajo, presente y futuro. Confesar a Jesucristo como Señor como condición para ser salvo.

Y volvimos a mirar ¿y qué vimos?
2-    La iglesia como Cuerpo de Cristo. Ef.4, Mt.28. Los ministerios, el discipulado, las relaciones firmes, la edificación de cada discípulo de Cristo. El propósito y funcionamiento de los ministerios. El funcionamiento del cuerpo en la edificación de los santos.

Y volvimos a mirar y el Espíritu nos mostró:
3-    El Propósito Eterno de Dios. Ef.1, Ro.8.28-29. La meta de la vida cristiana: Ser conformado a la Imagen de Jesús. El objetivo o la meta del cristiano y de la iglesia.

4-    Y podríamos seguir hablando de todo lo que nos mostró.

Tres revelaciones, tres visiones, tres amores. El Espíritu nos reveló:
A Jesús.
Al hermano.
Y la Palabra.

¿Qué revelación nos falta?  ¿Cuál es la 4ª revelación?
LA REVELACIÓN DEL OTRO, LA DE NUESTROS SEMEJANTES, DEL PRÓJIMO. 
LA REVELACIÓN DE LOS QUE ESTÁN FUERA DEL REDIL.

LA REVELACIÓN DE:
Que “el otro”, el semejante, mi prójimo, también fue creado para ser a imagen de Jesús.
La gente no tiene un proyecto de vida. La propuesta de Dios es que sea como Jesús.
                                                                                                 
Que aquel y aquella necesita conocer a Dios como su Padre.
Vivimos en ciudades de huérfanos, necesitan conocer a su Padre.

A Pedro le fue revelado con la visión del manto con animales inmundos y la visita a la casa de Cornelio, que los otros también necesitaban a Jesús y al Espíritu Santo.
Pablo recibió revelación de los gentiles, de la gente, que eran coherederos de la gracia de Dios.  Los otros, los no judíos, también fueron creados para el plan de Dios.
No fueron creados para el infierno, sino para ser parte de un plan glorioso. Ser como Jesús.

La primer iglesia de miles, eran todos judíos, no había gentiles. Pero Pablo vio a los otros y fue apóstol a toda la gente.

¿Por qué necesitamos revelación de los otros, de la gente, de nuestros semejantes?
¿Acaso no sabemos quiénes son y que tienen que convertirse?

PREGUNTO:
¿Acaso no conocíamos a Jesús antes del mover del Espíritu?  SI y NO, por revelación le vimos en una nueva dimensión.
¿Acaso no conocíamos al hermano antes del mover del Espíritu? SI y NO, lo descubrimos y se abrió un nuevo mundo de amistades y compañerismo.
¿Acaso no conocíamos la Palabra antes del mover del Espíritu? SI y NO, se abrieron las Escrituras ante nuestros ojos.

EN ESTE ENCUENTRO VINO REVELACIÓN DE LA GENTE, DE NUESTROS SEMEJANTES, DE LOS OTROS. DESDE HOY NO SEREMOS LOS MISMOS.
EL SEÑOR NOS OTORGA UNA NUEVA MIRADA PARA VER A LOS DEMÁS

Nosotros somos apóstoles y pastores a los hermanos.
Tenemos que ser pastores de la gente.
Tenemos que convertirnos en pastores de los inconversos, de los que no están en la iglesia.
Amar al inconverso y disponernos a ser sus pastores, tratarlos como a las ovejas del Señor.
La iglesia será evangelística en la medida que los pastores salgamos a la calle a evangelizar.
Si los pastores no salimos a evangelizar, los hermanos tampoco lo harán.
A alguien se le ocurrió decir un versículo no bíblico: “Los pastores engendramos pastores y las ovejas-ovejas”.
Si el apóstol Pablo nos hubiera escuchado decir esto, nos hubiera dicho: “Vete de mí Satanás, me haces tropezar”. Es ½ verdad.

El avivamiento evangelístico vendrá en primer lugar a través de los pastores.
Pasamos mucho tiempo con las 99 y poco con la Nº 100. 99% de nuestro tiempo con las 99.
Jesús vio la multitud como ovejas que no tienen pastor, si nos apropiamos de la mirada de Jesús y comenzamos a ver a la gente como ovejas descarriadas, como a la Nº 100 y las tratamos así, y las acompañamos como si fueran de nuestra congregación, con el mismo sentimiento y con la misma compasión ¿no vendrá un avivamiento a nuestras vidas?
Jesús no vio a la gente como cabras, sino como ovejas.

Sintamos y actuemos como pastores de la ciudad donde vivimos.
Dios nos llamó a ser pastores de la ciudad donde vivimos, actuemos como tales.
La oración por la ciudad, es mi parroquia.
El trato con la gente de la ciudad. Es mi comunidad.
El servicio a la gente de la ciudad. Es mi oportunidad.
Disponernos como pastores de la ciudad.
Procurar orar en las casas de la gente de la ciudad.
Caminar por las calles de la ciudad orando por ella.
Hacernos conocer como pastores de la ciudad.
Nosotros decimos que somos pastores de tal congregación, denominación o de tal edificio. Tenemos que decir que somos pastores de la ciudad, o las dos cosas.
Participar de la vida pública de la ciudad.
Amar la ciudad.

Jesús vio a la gente como ovejas. Cada oveja es diferente.
El trabajo pastoral es ARTESANAL. Cada caso merece un trato personal, no de masa.
Una persona no es igual a la otra. Para cada caso necesitamos que Dios nos hable.

El servicio es una cosa importante, pero carga por la obra es otra cosa.  
Se puede servir sin carga.
Carga es sufrir la obra. Es llevarla siempre con uno.
Una cosa es servir y otra servir llevando la carga.
Hay personas que se van a salvar por tu intervención, por tu dolor, por tus lágrimas, por tu    visitación, por la dedicación de tu tiempo.
Discipulado no es dar ordenes, es dar tiempo-vida.
Carga es compasión por la gente. 

¿Por quién tienes carga?                                                               

Pablo dice:
Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea    formado en vosotros...
Servir con carga es: “sufrir dolores”.
Si la obra no te hace sufrir, no vas a parir.
¿Cuánto hace que no lloras por alguna persona?

Nuestro gran desafío es estar con la gente que no conoce al Señor.
Somos pastores a la ciudad y no solo a los que concurren al edificio.

Otro versículo no bíblico:
Los pastores tienen que tener olor a ovejas, está bien la frase no bíblica, pero, no tendremos que tener un poco más de olor a...no sé, a ...inconverso. 50% 50%.
¿Qué olor tenía Jesús?
Cuando venía de orar tenía olor al Padre, pero cuando caminaba, la gente lo manoseaba, lo tocaba, le ponía los chicos en sus brazos, tocaba a los muertos, a los enfermos...
Nos falta un poco de olor a nuestra ciudad.

DESDE HOY EN ADELANTE VAS A VER A LAS PERSONAS CON LOS OJOS DE JESÚS. EL SEÑOR TE CAMBIA LA MIRADA.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…