jueves, 1 de octubre de 2015

EL MATRIMONIO ES UN PACTO Vital & Simon Desjardins


Sin lugar a dudas el matrimonio es un pacto y el romperlo implica incumplir con el juramento. Es cometer perjurio y pecar. Esta constituye una de las razones por las que el divorcio resulta tan erróneo. 
El matrimonio no es solamente una unión legal entre un hombre y una mujer basada en la Palabra de Dios; se trata también de una unión indisoluble entre ellos para toda la vida. Esto declaran las sagradas escrituras: "Porque la mujer casada esta sujeta por la ley al marido mientras éste vive, pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido" (Romanos 7:2) Y de nuevo: "La mujer casada está ligada por la ley mientras el marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor" (1° Corintios 7:39). 
Estos dos versículos dan testimonio de que el matrimonio es un pacto para toda la vida y que solo la muerte lo puede romper. El esposo o la esposa que se divorcia de su compañero legal se declara asimismo rompedor de pacto.

Veamos los siguientes pasajes: Salmo 15: 1 y 4; 1° Tim. 1: 1-10;
Gálatas 3:15; Ezequiel 16: 59-60.

Aquí de nuevo notamos que Israel rompe el pacto, pero Dios permanece fiel, El no puede negarse así mismo

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...