Ir al contenido principal

UN PENSAMIENTO


"¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación"

Al meditar en 1° Corintios 14:26 observo cuanto nos hemos alejado de este modelo. No cabe duda que incidieron varios factores concurrentes. El peso de la tradición, mirar como lo hace el vecino, el púlpito que heredamos de los oradores griegos, la pasividad de la asamblea, propia de la misa católica donde uno discursa y la feligresía escucha, son cosas que nunca han sido modificadas, ni siquiera por los grandes reformadores. Escucho por todos lados dirigentes que afirman la imposibilidad de reunirnos tal como lo describe el pasaje aludido, si fuera así el apóstol Pablo tendría que pedir disculpas por mandar a hacer algo imposible, pero estoy seguro que no se equivocó. Gracias a Dios encontramos en la actualidad gente sencilla que decidió congregarse de acuerdo al modelo apostólico, otros están cerca, pero todavía no es lo que debiera ser. Muchos que en algún momento experimentaron esta realidad neotestamentaria hoy se preocupan por el recinto, por centralizar toda actividad en ese recinto, colocar en cartelera la próxima visita, tener el mejor grupo de alabanza, (hasta llaman salmistas a sus cantores) y preparar un largo sermón para el domingo. Hoy no creemos que la hermana Josefa o el hermano Pedrito tengan algo para decir cuando estamos juntos. En realidad, si la renovación no pasa por un cambio de mentalidad y un giro en la vida de la iglesia, en su práctica cúltica y misional, no es renovación. La verdadera renovación pasa por un nuevo enfoque de las relaciones, de la reunión y de la misión. Creo que estas son las cosas que debemos ajustar ¿Que les parece?

                                                                                              Por Oscar Gómez

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…