REVITALIZANDO EL MOVIMIENTO Oscar Gómez


El movimiento de renovación en Argentina lleva cincuenta años de existencia. Dios en su Soberanía irrumpió en nuestro país trayendo un despertar espiritual acompañado de iluminación de verdades que estaban y no las veíamos. 
El Espíritu Santo se derramó con sus dones, por lo cual muchos llamaron lo que estaba sucediendo como "movimiento carismático". Todas las acciones que se desarrollaban y las obras que se establecían tenían la marca, el respaldo y la gracia del Espíritu Santo.
Pasaron los años, el movimiento siguió su curso, algunos apegados a estas verdades reveladas y otros no. Algunos con ímpetu y otros solamente con la inercia. Algunos no lograron sacarse sus estructuras y con el tiempo bajaron los brazos regresando a ellas.
Pastores y líderes, por uno u otro motivo, se fueron de este cauce y otros entraron.
Creo que estamos en un tiempo donde debemos revitalizar el movimiento. ¿Cómo? Quisiera mencionar algunas tareas para hacer cuanto antes. 

1. Volver a la oración concentrada. Grupos, iglesias, hermanos saturando todo mediante la oración.

2. Salir a las calles. No guardarnos el conocimiento de la ley de Dios. Como bien dijo Jorge Himitian nuestra responsabilidad es enseñar la ley de Dios a todos los hombres, no solamente a la iglesia.

3. Sacarnos el traje de Saúl. Se trata de aquellas cosas que en vez de ayudar son una carga, una molestia. Me refiero a estructuras, formas de culto, prácticas y costumbres que no tienen nada que ver con lo que nos fue mostrado en el principio.

4. Dedicarnos a formar discípulos multiplicadores. Cuidémonos de ser una comunidad pasiva, quieta, que se interesa más por la música, la canciones, el programa de la reunión, por el salón más que por  hacer discípulos. Movilicemos, llevemos a los hermanos a visitar a predicar. 

5. Estar blandos, dóciles y sensibles a fin que el Espíritu Santo nos pueda señalar el rumbo, abrir el camino y llevarnos a donde El quiera, precisamente quiere conducirnos a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo ¡Él lo hará!






Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ