¿QUÉ ES GUERRA ESPIRITUAL? Víctor Rodríguez





Todo lo que hacemos desde que nos convertimos y bautizamos es a favor de Dios y en contra del diablo. Eso es guerra espiritual, pues Satanás no quiere que leamos la palabra, oremos, demos gracias, alabemos a Dios, prediquemos el evangelio y toda actividad que esté a favor de Dios. Cuando hacemos estas cosas, a favor de Dios, nos enfrentamos a Satanás y es por eso que debemos hacerlas de cara a Dios y de espaldas al diablo, para que no sea sobredimensionado el reino de las tinieblas en nuestras vidas (viendo demonios y espíritus inmundos por todas partes), sino para que el reino de Dios se manifieste en nosotros por la obra que Él está haciendo a través nuestro. Debemos hacerlo cara a cara con Dios y no cara a cara con el diablo. 
En el padre nuestro Jesús pone en primer lugar a Dios como padre, luego que sea hecha su voluntad y que venga su reino, después que nos de el pan de cada día, que nos perdone nuestras deudas, que no permita que caigamos en tentación y por último nos libre del mal (del maligno), el maligno en último lugar. Debemos comenzar todas las cosas con Dios, pues todas las cosas de Dios empiezan en Él. El diablo quiere tomar siempre el primer lugar, quiere tomar el lugar de Dios y que perdamos de vista al amado. 
En el pasaje de Efectos 6: 10-20 el apóstol Pablo habla que tenemos que tomar la armadura, pero no debemos ponerla sobre heridas o lastimaduras. Esta armadura no debe tener agujeros y una de las características es que no cubre la espalda porque nosotros somos los que atacamos y no al revés, no estamos en la huida o retirada, cuando hacemos la obra de Dios estamos siempre a la ofensiva, hacia delante, firmes y adelante. Desde el momento que nos convertimos somos terribles para el diablo, por eso nos ataca para que no avancemos en el Reino de Dios.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ