JORGE HIMITIAN REFLEXIONA A LA LUZ DE LA PALABRA



Ante la realidad inexorable de que un día todos serán juzgados por Dios, consciente del juicio universal, teniendo en cuenta el drama de la eternidad… Te encargo solemnemente que prediques la palabra. Que proclames el logos, la verdad. Que instes, que insistas y que lo hagas con firmeza. A tiempo y fuera de tiempo. Cuando sea oportuno y cuando no. En tiempos programados o fuera de programa. ¡Siempre! Redarguye, convence. Reprende lo que está mal. Anima, mete fe. Con toda paciencia y doctrina. Tenemos una noticia que anunciar: ¡El reino de Dios se ha acercado!

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ