FORJADOR DE UNA VISIÓN CAPÍTULO 6 Oscar Gómez



   Un amante de la Iglesia

La iglesia es el conjunto de los escogidos de Dios, los que Jesús compró con su sangre y permanecen fieles en su fe. El hombre de visión también debe ser parte de ella para cumplir su cometido.

Para el forjador de una visión la iglesia es la patria del corazón; de todos sus sentimientos ninguno es tan intenso como el que tiene por ella, a su vez estremece sus emociones más hondas, genera profunda pasión, es el perfume que anhela percibir. Todo lo que le atañe lo asume como propio y también él le pertenece como la hoja a la rama.

El amor a la iglesia existe, ha existido desde que Cristo la estableció. Pablo, los otros apóstoles y discípulos de todas las épocas la amaron y a éstos grandes amantes de la desposada del Cordero se alista el hombre de visión.

Si un hombre dice tener una visión pero se desentiende de la hermandad solamente se trata de una ilusión extraña, no gestada en el seno del Trino Dios. El hombre de visión ama a Cristo y también a la iglesia porque es está ligado a ella. Consciente de sus virtudes y sus flaquezas, sabe que su tarea es comunicar su visión a todos cuantos pueda.

El forjador de una visión buscará siempre el calor de la hermandad, si no lo hace es un peligro. Son fidedignos aquellos hombres que se deleitan y promueven el amor fraterno, que tienen en claro que la práctica de la comunión es indispensable.

Cuidado con el apático, frío, implacable que arroga tener una visión. Si no estalla con el amor de Cristo, no abunda en afectos y sus palabras suenan huecas es probable que sea un farsante ¿Por qué? Simplemente porque la visión genera una clase de ardor en el corazón que no puede ser contenido.

El hombre de visión comprendió que Cristo en la cruz lo fusionó con sus hermanos, la sangre del pacto eterno lo une a ellos y a la vez le da vida y poder para cumplir su cometido. La señal inequívoca de un visionario es que ama a la iglesia y está a su disposición.



Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ